Enlaces para accesibilidad

Fuerzas de seguridad de Myanmar vuelven a reprimir a los manifestantes


Manifestantes antigolpistas se preparan contra la represión policial en el municipio de Taketa en Yangon, Myanmar, el sábado 20 de marzo de 2021. (Foto AP)

Las fuerzas de seguridad de Myanmar volvieron a tomar medidas enérgicas el sábado contra los manifestantes antigubernamentales en todo el país ante las crecientes críticas mundiales por su campaña cada vez más agresiva para poner fin a las manifestaciones provocadas por el golpe del 1 de febrero.

Los manifestantes huyeron cuando se dispararon gases lacrimógenos y se usaron municiones reales en el norte de Myanmar, según informes de los medios locales e internacionales.

Myanmar Now informó que un guardia nocturno del vecindario recibió un disparo mortal y otros dos resultaron gravemente heridos en la ciudad central de Mogok.

Las manifestaciones también continuaron en la antigua capital de Yangon.

El viernes, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenó enérgicamente la continua brutalidad del ejército de Myanmar, después de que al menos ocho manifestantes antigolpistas fueran asesinados en la ciudad central de Aungban en el estado oriental de Shan.

"El asesinato de manifestantes pacíficos y las detenciones arbitrarias, incluidas las de periodistas, es absolutamente inaceptable", dijo a la prensa el portavoz de Guterres, Stephane Dujarric.

"El ejército sigue desafiando los llamamientos, incluso del Consejo de Seguridad [de la ONU], para poner fin a las violaciones de los derechos humanos fundamentales y volver a la senda de la democracia". Dijo que se necesita con urgencia una respuesta internacional firme y unificada. "El secretario general seguirá apoyando al pueblo y sus aspiraciones de lograr una Myanmar pacífica, estable y próspera", agregó Dujarric.

Más arrestos

La agencia de noticias The Associated Press informa que las autoridades arrestaron a un portavoz de la Liga Nacional para la Democracia, el partido de la líder derrocada Aung San Suu Kyi, quien se encuentra detenida.

Los militares arrestaron a dos periodistas el viernes en la capital de Naypyidaw mientras cubrían una audiencia judicial para un miembro de la NLD. El Servicio Birmano de la VOA ha identificado a los periodistas detenidos como Aung Thura de la BBC y Than Htike Aung, exreportera de Mizzima News, con sede en Yangon.

Al menos 50 periodistas han sido arrestados desde que comenzó el golpe y más de 20 han sido liberados. Al menos otras 20 personas permanecen detenidas por incitar a disturbios, según el Servicio Birmano de la VOA.

Estados Unidos y otros países occidentales han condenado el golpe y han pedido el fin de la violencia. También han pedido la liberación de Suu Kyi y otros detenidos políticos.

XS
SM
MD
LG