Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Informe: aumenta terrorismo de extrema derecha y disminuyen acciones islamistas


Fotografía muestra un tatuaje en la mano de un partidario del partido italiano de extrema derecha Forza Nuova durante una manifestación en Roma, Italia, el 4 de noviembre de 2017.
Fotografía muestra un tatuaje en la mano de un partidario del partido italiano de extrema derecha Forza Nuova durante una manifestación en Roma, Italia, el 4 de noviembre de 2017.

Casi la mitad de todos los ataques de extrema derecha que han sucedido desde 2002 han sido en Estados Unidos.

Después de que un hombre blanco de 21 años armado con un fusil semiautomático ingresó a una tienda Walmart en El Paso, Texas, y mató a casi dos docenas de personas, en su mayoría latinos, las autoridades consideraron el ataque como un acto de terrorismo doméstico de extrema derecha.

Ese asalto de agosto de 2019 no fue un incidente aislado, sino uno de un número creciente de ataques de extremistas de derecha antiinmigrantes desde Europa a Nueva Zelanda y América del Norte, según un nuevo informe.

El Índice Global de Terrorismo (GTI) anual, publicado el miércoles por el Instituto Australiano de Economía y Paz (IEP), apunta a un aumento del 709% en las muertes por "terrorismo motivado por la extrema derecha" en los últimos cinco años, al tiempo que señala una disminución del 15% en las muertes por todas las demás formas de terrorismo, incluidos de islamistas radicales, en 2019 en comparación con el año anterior.

"Una de las tendencias más preocupantes en los últimos cinco años es el aumento del terrorismo político de extrema derecha, aunque el número absoluto de ataques de extrema derecha sigue siendo bajo en comparación con otras formas de terrorismo", dice el informe de 109 páginas.

"El terrorismo de extrema derecha tiende a ser más letal que el terrorismo de extrema izquierda, pero no tan letal como el terrorismo islamista en Occidente", dijo el informe de GTI, señalando que los extremistas de extrema derecha fueron responsables de 89 muertes en 2019, con 51 de que ocurrieron en los ataques a la mezquita de Christchurch en Nueva Zelanda.

Casi el 50% de los 332 ataques de extrema derecha desde 2002 se han producido en Estados Unidos, seguidos por Alemania con 48 incidentes y Gran Bretaña con 35.

“Tradicionalmente, el terrorismo de extrema derecha ha sido realizado por individuos”, dijo Carolyn Gallaher, experta en extremismo de derecha y violencia organizada en la American University en Washington.

“Tienden a actuar solos, por lo que su número de muertos a menudo, no siempre, es menor. Y lo que se ve en un grupo como Estado Islámico es que se comporta más como un ejército ”, dijo a la Voz de América.

Una mujer toca una foto en un sitio conmemorativo de las víctimas del tiroteo en las afueras de la mezquita de Al Noor en Christchurch, Nueva Zelanda, el 19 de marzo de 2019.
Una mujer toca una foto en un sitio conmemorativo de las víctimas del tiroteo en las afueras de la mezquita de Al Noor en Christchurch, Nueva Zelanda, el 19 de marzo de 2019.

Disminución de ataques de EI

El informe de GTI también encuentra una caída del 40% en la letalidad de los ataques del EI en 2019 en comparación con el año anterior, durante el cual el grupo terrorista mató a más de 1.500 personas.

Este descenso mayor, en comparación con los ataques de otros grupos terroristas, se atribuye a la pérdida del llamado califato del grupo, que cubría gran parte de Irak y Siria.

Si bien el grupo se ha debilitado en Irak y Siria, el GTI dice que su "centro de gravedad" es el África subsahariana, donde el grupo mató a un 67% más de personas en 2019 que el año anterior.

El GTI ha incluido a Afganistán como el país más peligroso del mundo en lo que respecta a la amenaza del terrorismo. Los talibanes siguieron siendo el "grupo terrorista más mortífero" del mundo en 2019, según el GTI.

Nuevas amenazas

“A medida que entramos en una nueva década, estamos viendo emerger nuevas amenazas de terrorismo”, dijo Steve Killelea, presidente ejecutivo de IEP, en un comunicado el miércoles.

“El ascenso de la extrema derecha en Occidente y el deterioro en el Sahel son ejemplos destacados”, dijo. "Además, como se vio en los recientes ataques en Francia y Austria, muchos grupos más pequeños que simpatizan con las filosofías [del EI] siguen activos".

Contrarrestar las ideologías terroristas, dijo Killelea, requiere más que una estrategia militar.

“Para romper estas influencias, se necesitan tres iniciativas principales: romper su cobertura de los medios y las redes sociales en línea, interrumpir su financiamiento y disminuir el número de simpatizantes”, dijo.

Gallaher dijo que los hallazgos de GTI también sirven como un recordatorio para que la administración entrante de Estados Unidos tome en serio la amenaza que representan los grupos de extrema derecha.

“También necesita observar la infiltración de supremacistas blancos tanto en el ejército como en los departamentos de policía, y necesitan desarrollar una estrategia policial para estos grupos de extrema derecha”, dijo.

XS
SM
MD
LG