Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

"Las periodistas hemos tomado precauciones": el miedo de las afganas al retorno talibán


Las mujeres afganas participan en una reunión en un salón en Kabul el 2 de agosto de 2021 contra las supuestas violaciones de derechos humanos de las mujeres por parte del régimen talibán en Afganistán.
Las mujeres afganas participan en una reunión en un salón en Kabul el 2 de agosto de 2021 contra las supuestas violaciones de derechos humanos de las mujeres por parte del régimen talibán en Afganistán.

Una reportera de la Voz de América cuenta su experiencia en Kabul y habla sobre la incertidumbre que ha generado entre las mujeres el retorno de los talibanes al poder, ya que temen perder sus derechos ante una posible interpretación extrema de la ley islámica.

La reportera de la Voz de América Ayesha Tanzeem decidió abandonar la ciudad en la que vive, Kabul, hace apenas unos días, luego de que el domingo 16 de agosto los talibanes entraran a la ciudad y retomaran el poder y reconoce que el miedo y la incertidumbre fueron el motor que impulsó a querer abandonar Afganistán.

Aún en el aeropuerto internacional Hamid Karzai, desde el que miles de personas intentan salir del país y que se ha convertido en el único bastión protegido por las fuerzas de la Coalición que queda en la ciudad, Tanzeem recuerda que muchas mujeres sufrieron en los años 90 la brutalidad y represión por parte del grupo islamista y su interpretación brutal de la sharía o ley islámica.

En Afganistán, niñas y mujeres solo pudieron acceder a la educación cuando los talibanes fueron vencidos en 2001. Ya que en 1998 decretaron una ley que prohibía que las niñas mayores de 8 años asistieran a la escuela o se educaran desde su casa. En cambio muchas eran obligadas a casarse con los miembros del movimiento talibán.

VOA: ¿Cómo es la situación de ustedes en este momento? Eres una corresponsal de la Voz de América, eres una mujer, ¿cuál es la situación actual en Kabul?

Tanzeem: Bien, la situación es que el Talibán ha prometido que dará seguridad a los medios, que no van a acosar a los periodistas. Hasta ahora han cumplido su promesa. No han acosado a nadie. Los reporteros se están moviendo y han recogido información e incluso han conversado con algunos talibanes y no han sido acosados.

Ayesha Tanzeem, reportera de la Voz de América
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:46 0:00

Dicho eso, las periodistas, como yo, hemos tomado precauciones y hemos cambiado nuestra vestimenta cuando salimos a las calles. En lugar de usar lo que normalmente vestíamos aquí, que es una larga túnica y un velo, ahora visto una abaya negra larga y me cubro el cabello al ciento por ciento, porque no estoy segura de cuál es la línea roja de los talibanes, cuán lejos me dejarán llegar y en qué punto comenzarán a interrogarme o acosarme.

Así que una de las razones por las que los talibanes no han acosado a las mujeres es porque las mujeres han tomado precauciones y cambiado lo que usaban, y ahora se están cubriendo.

El día en que casi no había mujeres en las calles, yo salí y conté quizás a cuatro en todo el día, y parecía como que simplemente se fueron a sus casas, y estaban más cubiertas de lo que estoy acostumbrada a ver las mujeres en Kabul, incluso con el rostro cubierto. Eso sí, el Talibán ha hecho algunas promesas y la gente está esperando y observando para constatar hasta qué punto cumplen sus promesas, pero están tomando precauciones.

Un consuelo es que el canal local Tolo News y otros medios que tenían presentadoras las han mantenido en el aire y el Talibán ha guardado silencio. También es un hecho que un líder talibán también dio una entrevista a una presentadora. Así que eso se interpreta como una señal positiva, que los talibanes están dando más espacio a las mujeres de lo que todos esperaban, pero nadie sabe en realidad a ciencia cierta si eso continuará o es algo temporal y quizás después el Talibán cambiará de parecer.

VOA: Pero, ¿cuál es la sensación de la gente común en las calles cuando hablas con ellas? ¿Qué es lo que sienten ahora mismo?

Tanzeem: Sentimientos encontrados. He captado tres tipos de reacciones: la de un grupo particular de personas que son más conservadoras que apoyan a los talibanes y están contentas y celebrando.

Están los pobres, que dicen que su vida no es diferente con el Talibán o con cualquier otro. Salen a ganarse su sustento diario.

El tercer segmento de la sociedad, el más educado y más progresista. Éste tiene la sensación de alivio de que la guerra ha terminado"

Y está el tercer segmento de la sociedad, el más educado y más progresista. Éste tiene la sensación de alivio de que la guerra ha terminado, porque si el Talibán hubiese atacado a Kabul y hubiera habido guerra, es una ciudad de seis millones de habitantes y habría costado muchas vidas y causado mucha miseria, pero al mismo tiempo hay una sensación de pánico y temor de que el Talibán pueda convertirse en lo que fue en los 1990, mucho más opresivo.

Pudieran desatar una matanza. Pudieran ir de casa en casa buscando a quienes los criticaron durante los últimos 20 años en las redes sociales sobre sus política de derechos humanos y derechos de las mujeres. Especialmente en los centros urbanos. Así que hay muchas personas ahora, hombres y mujeres, que se educaron, que se volvieron muy activos en las redes sociales, que se hicieron activistas, que se expresaban.

Se acostumbraron a la libertad de palabra y de expresión. Expresan sus puntos de vista claramente y critican mucho a los talibanes. Así que los activistas, los periodistas y los artistas son comunidades vulnerables. Las mujeres son vulnerables ahora. Están diciendo que el Talibán no les está haciendo nada, pero temen lo que vendrá después.

VOA: Organizaciones como Amnistía Internacional están muy preocupadas por la situación de las mujeres, ¿Qué sienten ellas? ¿Qué están haciendo? ¿Están en sus casas o a lo mejor se están cambiando a otras casas? ¿Qué está sucediendo? ¿Cuáles son sus planes, por ejemplo?

Tanzeem: Bueno, muchas se están escondiendo en sus casas, si se sienten seguras, o en casas de familiares si piensan que están bajo el radar. Y muchas de ellas están contactando a oenegés de todo el mundo o a cualquiera que pueda ayudarlas a salir de aquí y las ayude a evacuar e irse a otro país.

Hay temor, y están tratando de encontrar una vía de salida como todos con quienes he hablado, quienes son activistas por los derechos de la mujer, están tratando de salir. Pero ahora que hemos visto reanudarse las transmisiones [de noticias] regulares con presentadoras mujeres, etcétera, quizás eso ayude a reducir la ansiedad, y quizás algunas personas piensen que está bien quedarse aquí y observar.

VOA: ¿Has tenido algunas restricciones o límites para tu trabajo?

Tanzeem: El Talibán no ha impuesto ninguna restricción. De hecho anunciaron que quieren que la prensa continúe su trabajo. Sin embargo, como dije, yo me he impuesto restricciones porque no estaba segura. Y todas las organizaciones, muchas organizaciones, impusieron restricciones a sus reporteros. De modo que ellos ganaron.

Quiero decir, yo he cambiado mi atuendo completamente. Y cuando salí a observar la situación en la ciudad ni siquiera salí del auto ni usé mi cámara de televisión regular. Capté algunas tomas con el celular y traté de mantenerme fuera del radar. No quería que notara mi presencia porque no me sentía segura, a pesar de que prometieron seguridad.

No estaba segura de que sus combatientes militantes o cómo quieran llamarlos, acatarían las órdenes de los jefes. Todo el mundo quería esperar y observar. Nadie quería experimentar, ya saben, porque la gente aquí tenía muchos malos recuerdos.

La gente ha escuchado historias de sus padres, historias de los 1990. Los talibanes golpeaban a las mujeres por estar en la calle con el vestido equivocado, etc. Así que nadie quiere experimentar.

No quería que notara mi presencia porque no me sentía segura, a pesar de que prometieron seguridad"

Además, a pesar de las promesas ellos están recorriendo las calles con AK-47, así que si se sienten molestos, tu vida puede estar en peligro. Nadie quiere desafiarlos mucho. Conocemos un incidente que hubo en Jalalabad, el 19 de agosto, el día de la independencia acá en Afganistán, cuando un grupo salió a protestar con la bandera afgana, la cual el Talibán ya reemplazó con la suya. Y pedían recuperar nuestra bandera. Y los talibanes abrieron fuego. Murieron dos personas, dos reporteros también fueron golpeados. Se trata de un incidente, no quiero decir que esté sucediendo en todas partes.

Kabul está bastante en calma y no hemos escuchado de más incidentes de ese tipo, pero la gente tiene ansiedad y el nivel de ansiedad es bastante alto.

VOA: ¿Has podido hablar con algún dirigente talibán o con gente del Talibán en Kabul? ¿Has podido llegar hasta ellos?

Tanzeem: He hablado con algunos talibanes, todavía con ningún dirigente, sino con talibanes, y bueno ellos dicen usualmente que están aquí para protegernos. El Talibán había anunciado que no iban a entrar en Kabul, sino que se mantendrían en las afueras de la ciudad mientras prosiguieran las negociaciones políticas, que es lo que está sucediendo ahora con algunos dirigentes que están aún el país.

Dijeron que la única razón por la que entraron en la ciudad fue porque la policía estaba abandonando sus puestos y que escucharon reportes de saqueos, así que les dijeron a sus combatientes que entraran en la ciudad y asumieran el control de la seguridad. Eso es lo que dicen y la gente en las calles también afirma que están aquí para protegernos.

Dicho esto, también hemos escuchado reportes de que el Talibán llegó hasta las casas de ciertas personas, especialmente a la de exfuncionarios del gobierno, y que se estaban llevando sus vehículos [...]. En general, estamos escuchando muchas cosas, la ciudad está en calma [...], pero eso no significa que la gente no sienta pánico.

VOA: Ayesha, me estabas diciendo que estás tomando muchas precauciones para hacer tu trabajo e incluso para salir a la calle a cualquier cosa. ¿Tienes miedo? ¿cómo te sientes ahora?

Tanzeem: Bueno, ahora estoy en un lugar seguro. Me las arreglé para entrar al aeropuerto. Eso costó cierto trabajo porque la situación en el exterior de aeropuerto no es buena. Lo intenté tres veces en tres días diferentes...

Ayesha Tanzeem, reportera de la Voz de América
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:42 0:00

La primera vez no hubo forma de entrar, y la tercera, cuando lo logré, tuve que dejar todas mis maletas atrás, entrar por una puerta trasera donde había menos gente. Así y todo, me vi obligada a empujar y abrirme camino por dos horas entre mujeres y niños llorando, y cosas como esas. Empujándonos todos hasta que logré llegar hasta el torniquete y mostrar mi pasaporte para entrar.

En los primeros dos días tuve temor, no estaba segura de lo que el Talibán podría hacer [...] Muchas organizaciones de prensa, incluso internacionales, sacaron a sus periodistas de Afganistán a pesar las promesas del Talibán, inciertas sobre el futuro aunque cumpla sus promesas. Hay muchas preguntas e incertidumbre.

VOA: ¿Has hablado con algunos adolescentes, ya sabes, esas jóvenes que se van a quedar, las veinteañeras que se tendrán que adaptar a otras reglas?

Tanzeem: Sí, ahora lo están pensando. Muchas de ellas eran niñas, nunca vieron al Talibán del que les hablaban sus padres y ahora les temen. Esas jóvenes mujeres no están seguras del futuro, y tampoco los jóvenes.

Hablé con algunos de ellos y decían ¿Qué futuro tengo en este país? Muchos piensan que no ven un futuro para ellos en un Afganistán gobernado por el Talibán porque están acostumbrados a una mayor libertad.

Ayesha Tanzeem, reportera de la Voz de América
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:25 0:00

Hay mujeres cineastas en Afganistán, hay artistas, actores, activistas [...]. Esas mujeres se acostumbraron a escuchar música, a salir con amigos a cafés y restaurantes, a hacer muchas cosas por su cuenta sin tener que ir acompañadas por un hombre. Se acostumbraron a eso, así que esas jóvenes no están seguras de cuál es su futuro...

Ellos tienen una historia en este país de violencia y brutalidad y les toca ahora la responsabilidad de probar ante el mundo lo que están diciendo, que ellos cambiaron. Tienen que probar si son ahora en realidad el tipo de grupo que dicen.

VOA: He escuchado que la televisión ha cambiado. Por ejemplo, había series de otros países como la India y las cambiaron inmediatamente, y ahora su producción es afgana. Quiero decir, antes que el Talibán tomara Kabul, fueron tomando provincias y escuchamos reportes de prensa, de que varias estaciones de radio dejaron de transmitir música para solo transmitir lo producido por el Talibán.

Tanzeem: Cuando le pregunté al portavoz talibán sobre ese particular me dijo que solo estaban tomando las emisoras del gobierno y ellos eran ahora el gobierno. "No nos estamos ocupando de las estaciones de radio privadas", dijeron. Pues bien, tuve que revisar y encontré que las estaciones privadas estaban operando, pero estás en lo cierto, muchas cambiaron su programación.

Quiero decir, antes pasaban películas indias, ahora pasan persas. Si volverán atrás no lo sé.

Periodista afgana de la VOA: "No quería que notara mi presencia porque no me sentía segura"
please wait

No media source currently available

0:00 0:14:24 0:00

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG