Enlaces para accesibilidad

Países europeos comienzan vacunación contra COVID-19


La veterana de la Segunda Guerra Mundial Emilie Repikova observa al primer ministro de la República Checa, Andrej Babis, recibir la vacuna contra la COVID-19, en Praga, el domingo 27 de diciembre de 2020.

La Organización Mundial de la Salud llamó la atención a los países, pidiéndoles que tomen medidas para anticiparse a las próximas pandemias. La COVID-19 "No será la última", dijeron.

Varios países de la Unión Europea comenzaron a vacunarse contra el COVID-19 el domingo.

En Italia, una enfermera, un profesor universitario y un médico fueron las primeras personas en recibir la dosis inicial de la vacuna en el hospital Lazzaro Spallanzani de Roma.

En España, la vacunación comenzó en el asilo de ancianos Los Olmos en Guadalajara.

En la República Checa, el primer ministro Andrej Babis fue una de las primeras personas en ser vacunadas, cuando comenzaron las vacunaciones en todo el país.

En Alemania, el sábado, Edith Kwoizalla, de 101 años, que vive en una casa de retiro, recibió la primera de sus dos inyecciones.

En Hungría, fue un médico, Arienne Kertesz de South Pest.

En Eslovaquia, un especialista en enfermedades infecciosas fue el primero en la fila.

Los primeros envíos de la vacuna Pfizer-BioNTech se limitaron a 10.000 dosis en la mayoría de los países de la UE. Cada nación decide su propio programa de vacunación, pero todos vacunan primero a los más vulnerables.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, lo llamó "un momento conmovedor de unidad" en un video que celebra el comienzo del lanzamiento de la vacuna a casi 450 millones de personas.

La vacunación en los países de la UE comenzó como una nueva variante del coronavirus, más contagiosa y más peligrosa, que se extendió internacionalmente, lo que enfatiza la advertencia de la Organización Mundial de la Salud de que la pandemia actual no será la última.

La advertencia llegó en un mensaje de video el domingo por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El mundo debe aprender de COVID-19 y abordar “los vínculos íntimos entre la salud de los seres humanos, los animales y el planeta”, dijo Tedros en sus declaraciones para el primer Día Internacional de Preparación para Epidemias.

“Durante demasiado tiempo el mundo ha operado en un ciclo de pánico y negligencia”, dijo. “Le damos dinero a una epidemia y cuando termina, la olvidamos y no hacemos nada para prevenir la siguiente”.

Tedros dijo que todos los países deben invertir en lo que él llamó suministro de atención: la capacidad de evitar, detectar y mitigar todo tipo de emergencias.

La nueva cepa de virus es entre un 50% y un 74% más contagiosa que sus predecesoras, según un estudio de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, que genera temores de más hospitalizaciones y muertes en 2021 que en 2020.

A partir del lunes, las autoridades estadounidenses dijeron que los pasajeros que lleguen desde Gran Bretaña deben dar negativo en la prueba de COVID-19 antes de la salida.

XS
SM
MD
LG