Enlaces para accesibilidad

La peregrinación a La Meca se verá restringida severamente este año


Peregrinos musulmanes suben la montaña sagrada Jabal Al Rahma, o la Montaña del perdón, en Arafat, durante el peregrinaje anual del Hajj, en las afueras de la ciudad santa de La Meca, Arabia Saudita, en el 2017.

Normalmente participan unos dos millones de musulmanes. Este año se limitará a unos miles. Sólo ciudadanos sauditas, los extranjeros no podrán participar. Todo para evitar mas contagios de COVID-19.

Arabia Saudita dijo que la peregrinación a La Meca, conocida como Hach y que generalmente cuenta con la participación de más de dos millones de musulmanes de todo el mundo, se verá limitada este año a unos cuantos miles de personas del mismo reino saudí debido al COIVD-19.

“El número, Dios lo quiera, podría ser en los miles”, dijo el ministro del Hach, Mohammed Benten el martes. “Estamos en el proceso de revisión, así que podrían ser mil o menos, o un poco más”.

Todos los musulmanes de fuera de Arabia Saudí tienen prohibido asistir a la peregrinación y Benten dijo que un estricto criterio sanitario será empleado para seleccionar a los peregrinos elegibles de entre sus ciudadanos y residentes para formar parte del hach de este año, Nadie mayor a los 65 años podrá participar en la peregrinación sagrada.

El hach está previsto para finales de julio.

El ministro de Salud saudí, Tawfiq al-Rabiah, detalló que todos los trabajadores en sitios ubicados en la ruta serán sometidos a pruebas y aquellos que atienden a los peregrinos serán puestos en cuarentena antes y después de la peregrinación. Al-Rabiah también dijo que un hospital especializado ha sido preparado para atender emergencias.

La restricciones del gobierno saudí son las primeras de su tipo en tiempos modernos. El hach es uno de los cinco pilares de la religión musulmana y es considerado un deber de una vez en la vida para cada musulmán apto físicamente.

Países con poblaciones musulmanas significativas alrededor del mundo han aceptado esta decisión. El clérigo musulmán de más alto rango en Egipto, el Sheikh Ahmed el-Tayeb, elogió la decisión como sabia, y dijo que mostraba el conocimiento de Riad sobre los peligros que representa el virus.

El hach y la peregrinación constante de todo el año conocida como umrah, que también está suspendida, le reportan unos 12.000 millones de dólares al año a Arabia Saudita. Un hach limitado también afectará la ya ralentizada economía saudita.

Arabia Saudí ha registrado más de 166.144 casos de COVID-19, con más de 1.300 muertes, según las estadísticas de la Universidad Johns Hopkins.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG