Enlaces para accesibilidad

¿Qué sigue para Biden y Putin tras la cumbre de Ginebra?


El presidente Joe Biden y el presidente ruso Vladimir Putin llegan para reunirse en la 'Villa la Grange', el miércoles 16 de junio de 2021, en Ginebra, Suiza.

Algunos expertos consideran que el encuentro fue "práctico", mientras que otros opinan que pudo haber sido más sustancial.

La reunión de los presidentes Joe Biden de Estados Unidos y Vladimir Putin de Rusia— resultado de una extensa labor diplomática— ocurrió el miércoles en Ginebra, en un momento en que ambas potencias atraviesan un periodo en medio de las peores relaciones entre bilaterales y bajo la lupa del mundo, que siguió paso a paso a los mandatarios.

Putin y Biden se encontraron cara a cara por primera vez en la ciudad europea de Ginebra, en medio de tensiones entre los dos países debido a ciberataques provenientes de Rusia a EE.UU. y condenas internacionales al arresto del líder opositor, Alexei Navalny.

Para algunos, el encuentro fue “realista”, como lo calificó Michael O’Hanlon, experto en el centro de pensamiento Brookings, con sede en Washington, D.C.

“No se fue en una dirección que no debería. No llego a ser muy amistoso. Pero tampoco se deterioró en insultos o simplemente en desacuerdos sin sentido, hubo algunos intercambios honestos”, explicó el experto.

Sin embargo, para O’Hanlon, el encuentro pudo haber sido más sustancial con respecto al futuro político de las relaciones entre EE.UU. y Rusia. “Creo que debemos repensar algunas de nuestras suposiciones, por ejemplo, sobre el futuro de la OTAN y su posible ampliación”, agregó.

Biden y Putin se refirieron a su diálogo como “práctico” en medio de una coreografiada jornada en la que según la doctora Alina Polyakova, presidenta del Centro de Análisis de Políticas Europeas las tensiones diplomáticas dominaron las expectativas reales del encuentro.

"No hubo momentos trascendentales allí (…) Conseguimos lo que anticipábamos, pero fue una medida bastante baja y con expectativas bajas. Y cumplimos esas expectativas", aseguró la académica.

El encuentro dejó un acuerdo en materia de seguridad nuclear y un grupo de diálogo sobre los límites de los ciberataques, según informó el miércoles la Casa Blanca.

"La reciente prórroga del nuevo tratado START ejemplifica nuestro compromiso con el control de las armas nucleares. Hoy reafirmamos el principio de que una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe pelear", aseguró el gobierno Bide en un comunicado.

Menos de 24 horas después del encuentro, en un conversación con medios, el mandatario ruso aseguró que esta dispuesto a continuar el diálogo si EE.UU. está de acuerdo.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes

XS
SM
MD
LG