Enlaces para accesibilidad

Turquía comprará armamento ruso pese a objeciones de EE.UU.


Los primeros componentes de un sistema de misiles ruso S-400 son descargados en el Aeropuerto de Murted Airport, cerca de Ankara, el 12 de julio del 2019.

Estados Unidos y la OTAN habían dejado clara su objeción. Amenazaron incluso con sanciones. Pero de igual forma, Turquía dejó claro que procederán con la compra de más equipos rusos, que consideran defensivo y ninguna amenaza para la OTAN.

Turquía amenaza con seguir adelante con las compras militares rusos a pesar de las advertencias de Washington. La amenaza surge cuando el estancamiento entre los miembros de la OTAN se profundiza por la compra de un sistema de misiles ruso por parte de Ankara.

Con Washington aumentando su presión sobre Ankara para revertir su compra de los sistemas de defensa antimisiles rusos S 400, el ministro de defensa turco, Hulusi Akar, defendió este mes sus intenciones, desestimando las preocupaciones estadounidenses.

Este no es un sistema ofensivo, dijo Akar, y agregó que este sistema no puede amenazar a nadie de ninguna manera donde se implemente. No es un riesgo, amenaza o peligro para nadie, dijo el funcionario.

Washington dice que el radar avanzado de misiles S 400 representa una amenaza para los sistemas de defensa de la OTAN y pide su eliminación.

Pero Ankara ha dicho que está considerando comprar más lotes de misiles rusos. Una fuente cercana al gobierno dice que Turquía ya ha llegado a un acuerdo con Moscú.

El mes pasado, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, advirtió que Turquía podría enfrentar sanciones si compraba otras armas rusas, incluidos sistemas de misiles S 400 adicionales.

Las preocupaciones sobre el S 400 ya han provocado que Washington impida que Turquía modernice su envejecido avión de combate con el avanzado F-35 de Estados Unidos. Pero el asesor presidencial turco Mesut Casin advierte que Washington está obligando a Turquía a profundizar aún más sus vínculos militares con Rusia.

Los analistas predicen que Ankara no realizará ninguna compra de nuevas armas rusas hasta una reunión planificada entre los presidentes turco y estadounidense al margen de la Cumbre de la OTAN del próximo mes.

Ilham Uzgel, un analista de relaciones internacionales que escribe para el portal Duvar News, dice que la compra de misiles rusos mantiene como rehenes a las relaciones entre Estados Unidos y Turquía.

"Es un obstáculo, y dudo que no puedan hacer nada más", dijo Uzgel. "Es una especie de condición previa que Estados Unidos impone a Turquía, y no he visto ningún otro período en el que Turquía se haya arrinconado a ese grado.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusolgu, dijo que Washington debería superar sus objeciones, manteniéndose firme en que Turquía no revertirá su compra de misiles rusos.

Pero algunos analistas predicen que Ankara aún podría estar dispuesta a hacer un trato si Washington ofrece concesiones.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG