Enlaces para accesibilidad

Zimbabue sepulta a cuarto ministro fallecido por coronavirus


El canciller de Zimbabue, Sibusiso Moyo, es uno de los cuatro ministros fallecidos por el coronavirus.

Zimbabue ha perdido ya a cuatro ministros por el coronavirus. El miércoles fueron sepultados el ministro de Transporte y el canciller. La semana pasada fue sepultado otro ministro y un exjefe del sistema penitenciario.

Zimbabue, el país africano, enterró el miércoles a dos ministros y a un funcionario penitenciario, todos víctimas del COVID-19, alzando el mortal saldo de cuatro ministros, tres de ellos fallecidos este mes. Unos 1.000 ciudadanos también han fallecido por el virus.

Los ministros de Transporte y Relaciones Exteriores fueron sepultados el miércoles, mientras el vicepresidente Constantino Chiwenga hacía llamados a la población a respetar las medidas preventivas de distanciamiento personal, uso de mascarilla y lavado frecuente de las manos.

“El COVID-19 nos ha enseñado una lección importante, que todos somos mortales”, dijo Chiwenga. “La lucha contra esta pandemia no nos permite escoger con quién caminamos, con quién trabajamos, con quién corremos. No discrimina, entre el poderoso y el débil, entre los que tienen y los que no tienen. Es una fuerza despiadada que deja un rastro de destrucción y desesperación”.

Los sepelios del canciller Sibusiso Moyo, del ministro de Transporte, Joel Biggie Matiza y del exjefe del sistema penitenciario, Paradzai Zimondi, se produjeron menos de una semana después de que el presidente Emmerson Mnangagwa sepultara a otro ministro y a un alto funcionario del partido gobernante, ZANU-PF.

Los críticos culpan al presidente Mnangagwa y su antecesor, el fallecido Robert Mugabe, por permitir que el sistema de salud del país decayera tanto que algunos hospitales no tienen analgésicos comunes y, en algunos casos, a los pacientes se les pide que traigan su propia agua.

Pero tras las muertes de los ministros, lejos de asumir responsabilidades, el presidente Mnangagwa soltó una diatriba contra los trabajadores de la salud, a los que llamó “asesinos”. El presidente, luego de la indignación nacional, se vio obligado a presentar disculpas.

La doctora Pamela Magande, presidente del Colegio de Médicos de Salud Pública, dijo que el reciente repunte de casos del coronavirus fue ocasionado por “una relajada temporada festiva”, en la que la gente ni respetó el distanciamiento personal ni usó mascarillas.

“Sabemos que para evitar esta enfermedad y protegernos, debemos mantener puestas nuestras mascarillas, sabemos que el distanciamiento personal es importante y también sabemos que la higiene es importante. Así que, mientras no haya tratamiento o vacuna, no teneos más opción que apegarnos a estas recomendaciones de salud pública”.

Con la colaboración de Columbus Mavhunga.

XS
SM
MD
LG