Enlaces para accesibilidad

La ómicron se ceba con el personal sanitario y fuerza el cierre de hospitales en Latinoamérica


Un trabajador de la salud aplica una inyección de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer en un centro de salud comunitario en Brasilia, el 16 de enero de 2022.

La ómicron se propaga incluso más fácilmente que otras cepas y ya es dominante en muchos países, entre ellos, Brasil y algunas partes de Argentina. 

La variante ómicron del coronavirus que comienza a extenderse por América del Sur está presionando a los hospitales cuyos empleados están de baja por enfermedad, lo que deja a las instalaciones sin personal suficiente para hacer frente a la tercera ola de COVID-19.

Un importante hospital en la ciudad más grande de Bolivia dejó de admitir nuevos pacientes debido a la falta de personal, y uno de los estados más poblados de Brasil canceló las cirugías programadas durante un mes. La federación argentina de proveedores privados de atención médica le dijo a AP que estima que alrededor del 15% de sus trabajadores de la salud actualmente tienen el virus.

No se suponía que fuera a ser así: la aceptación de vacunas en América del Sur fue entusiasta una vez que las inyecciones estuvieron disponibles. Alrededor de dos tercios de sus aproximadamente 435 millones de residentes están completamente inmunizados, el porcentaje más alto para cualquier región del mundo, según Our World in Data. Y los trabajadores de la salud en Brasil, Bolivia y Argentina ya han recibido vacunas de refuerzo.

Pero la variante ómicron está desafiando a las vacunas, lo que hace que aumente el número de casos. Argentina vio un promedio de 112.000 casos diarios confirmados en la semana hasta el 16 de enero, frente a los 3.700 del mes anterior. El Ministerio de Salud de Brasil aún se está recuperando de un hackeo que dejó incompletos los datos del coronavirus; aun así, muestra un salto a un promedio de 69.000 casos diarios en el mismo período de siete días, un 1.900% más que el mes anterior.

Chile ha visto un aumento constante en su número de casos, lo que ha llevado a la reactivación de camas de hospital del sector público y privado, pero hasta ahora el país no ha experimentado una sobrecarga hospitalaria. Perú también ha visto aumentar sus números, pero sus instalaciones aún no están sufriendo.

La cantidad de contagiados por la nueva variante ómicron del coronavirus en Ecuador se ha multiplicado por diez en menos de tres semanas, aunque los enfermos no han llegado a niveles tan graves, informó el lunes un alto funcionario de salud del país andino. El incremento de contagiados a nivel nacional provocó que por segunda semana consecutiva se suspenda la asistencia a clases presenciales en establecimientos estatales de 193 ciudades, que están en semáforo rojo, por el alto nivel de contagios.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó el miércoles que espera que la ómicron se convierta en la variante de coronavirus predominante en las Américas en la próxima semana. Diez países de la región, especialmente del Caribe, no alcanzaron la meta establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de tener el 40% de los ciudadanos completamente vacunados para fines de 2021.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG