Enlaces para accesibilidad

Presidenta interina de Bolivia posesiona a nuevo gabinete


La nueva canciller de Bolivia, Karen Longaric, el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo y el ministro de Defensa, Luis Fernando López, prestaron juramento el 13 de noviembre de 2019.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, dio a conocer el miércoles por la noche la composición de su gabinete de ministros, después de haber recibido anteriormente en el día el apoyo de la policía y el ejército.

Once ministros fueron posesionados por Áñez, quien aclaró que se trata de un gabinete parcial y que el jueves se completarán las carteras.

“Bolivia vive sus primeras horas de libertad y democracia”, dijo la nueva canciller Karen Longaric, aclarando a la comunidad internacional que en Bolivia no se dio un “golpe de Estado”.

El equipo de la presidenta lo integran:

Karen Longaric, ministra de Relaciones Exteriores

Jerjes Justiniano, ministro de la Presidencia

Roxana Lizarraga, ministra de Comunicación

Luis Fernando López Julio, ministro de Defensa

José Luis Parada, ministro de Economía

Arturo Murillo, ministro de Gobierno

María Elva Pincker, ministra de Medio Ambiente y Agua

Álvaro Coimbra Cornejo, ministro de Justicia

Yerko Núñez, ministro de Obras Públicas

Mario Samuel Ordoñez, ministro de Desarrollo Rural y Tierras

Álvaro Rodrigo Guzmán, ministro de Energías

Áñez, quien se proclamó presidenta interina el martes, prometió anteriormente en el día hacer un llamado a elecciones lo más pronto posible.

La nueva presidenta está tratando de regresar al orden constitucional en Bolivia, en medio de protestas seguidores del expresidente Evo Morales que pediden su regreso.

Tras cierta calma en la mañana del miércoles, ya para la tarde la situación en ciertas partes del partes se tornó tensa, cuando se desataron violentos enfrentamientos entre leales a Evo Morales y la policía de la capital, que se extendieron hasta bien entrada la noche.

Los seguidores del exmandatario también salieron a la calle en la ciudad de El Alto, cercana a La Paz y un bastión a Morales, con la bandera indígena multicolor y cantando “¡Ahora, guerra civil!”.

En el centro de La Paz, los manifestantes, que arrojaban piedras, arrancaron placas de metal y tablones de madera de obras para usarlos como armas, y algunos prendieron cartuchos de dinamita.

Policías antimotines respondieron con rondas de gases lacrimógenos mientras los aviones de combate rugían en vuelos bajos sobre la multitud en una demostración de fuerza.

Desde México, Morales dijo que no descartaba regresar al país.

“Si mi pueblo pide, estamos dispuestos a regresar” y dijo aceptar nuevas elecciones “sin Evo, si quieren”, dijo el miércoles.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG