Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Los repartidores, en el centro de un nuevo pulso legal en Nueva York


Los repartidores, en el centro de un nuevo pulso legal en Nueva York
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:39 0:00

Cerca de 65.000 repartidores de comida en Nueva York esperaban recibir un salario mínimo por hora a partir de este miércoles, pero un revés legal los deja de nuevo en el limbo, tras la oposición de las grandes empresas de tecnología. Ángela González nos tiene los detalles.

Este miércoles debía entrar en efecto una ley para que los repartidores de comida en Nueva York comenzarán a ganar $17.96 por hora. Pero, un juez del tribunal estatal le dejó en pausa la le luego de que gigantes de las aplicaciones de entregas puerta a puerta, como Uber, Door Dash y Grabhub, interpusieran demandas por separado para oponerse.

Alfredo quien reparte comidas dice que sin esta ley, no se compensa apropiadamente el pago que reciben por las distancias que recorren.

“Supuestamente dan un cierto límite de donde tenemos que ir coger la orden e ir a entregarlo pero a veces se pasan, se pasan de las millas que lo que nosotros ponemos en el teléfono y a veces ya no pagan la orden, supuestamente dan 2 dólares y el delivery supuestamente son de 3 dólares”, comenta Alfredo Carrión, Repartidor de comida guatemalteco.

Silvy quien mantiene a su hijo gracias a las entregas en su Bicicleta, muestra que su pago semanal fue de $88.50 y que para hoy, lleva varias horas de espera y solo dos entregas.

“Ahí se ve demostrado que las Apps nunca se han preocupado por los trabajadores, nunca han estado al lado del trabajador, en los momentos que los trabajadores lo necesitan, cuando se accidentan, cuando fallecen nunca han estado con ellos y ahorita que por fin la ley dice que nos tienen que dar un pago, nos dan la espalda como siempre”, dice Antonio Solís, Líder de la organización Deliveristas Unidos.

Las aplicaciones argumentan que los funcionarios de la ciudad justificaron la ley basándose en estudios y estadísticas deficientes, y que pagarles un salario mínimo a estos trabajadores considerados contratistas independientes, implicaría costos adicionales de al menos un 15 por ciento para los consumidores y restaurantes.

Por su parte El Departamento del consumidor y protección al trabajador de Nueva York, dijo en un comunicado que están extremadamente decepcionados de esta demanda que deja en pausa a las personas que trabajan de repartidores.

XS
SM
MD
LG