Enlaces para accesibilidad

Funerarias en Texas desbordadas por muertes de COVID-19


Personal de salud coloca una camilla en una ambulancia en el Hospital de Niños de Texas, mientras aumentan los casos de Covid en Houston. Julio 8 de 2020.

El miércoles, la cifra de fallecidos por COVID-19 en Texas superó los 3.300 y algunas funerarias del estado ya sobrepasaron su capacidad de atención.

En Texas los fallecimientos atribuidos a la pandemia casi se duplicaron en las últimas dos semanas, lo que ha causado que muchas funerarias trabajen más de su capacidad y en varios casos, hasta han desbordado sus límites.

En una funeraria del norte de Houston, por ejemplo debieron hacer espacio adicional para almacenar los cadáveres y así lidiar con un aumento del 100 por ciento en el número de familias que llegan requiriendo sus servicios, en comparación con el mismo período el año pasado. Así lo dijo a la Voz de América Juan Palomo, gerente general del establecimiento.

“A inicios de lo que fue el mes de junio, se desbordaron, eran ocho o diez llamadas por semana que estábamos recibiendo de casos Covid”, dijo Palomo, un patrón que, según precisó, continúa hasta estos días.

Muchos féretros están ya reservados con nombre y apellido. Otros ya están ocupados con los cuerpos de los difuntos que aguardan el turno de su funeral, otros ataúdes esperan a que los cuerpos sean embalsamados.

“En este momento, estamos haciendo servicios de 4 horas de velación y eso da oportunidad a que podamos ir desahogando nuestro volumen de servicio, de dos en dos, a diario”, agregó Palomo.

Como parte de la nueva realidad impuesta por la pandemia, en la mayoría de los condados texanos han implementado reglas estrictas para los velorios.

Por ejemplo, no se permiten salones con alimentos, ni las tertulias en grupo y el uso de las capillas funerarias no debe exceder la mitad de su capacidad habitual.

“Pero algo que vemos que nuestra gente no respeta, es el distanciamiento. Se siguen abrazando, se siguen acercando, se siguen dando el pésame. Entendemos que es un duelo, entendemos que es un dolor. Pero lo que no podemos entender es que el COVID existe y eso es lo más triste”, reflexionó Palomo.

Según recomendaciones de las autoridades de salud, para evitar la propagación del virus en reuniones familiares, se recomienda la cremación o la inhumación directa de los cuerpos, obviando los velorios.

Muchos, sin embargo, continúan aferrados a las tradiciones, las que - en estos momentos - ponen en riesgo su salud y la de quienes llegan a acompañarles en su dolor.

XS
SM
MD
LG