Enlaces para accesibilidad

FBI investiga ataque a Twitter que secuestró cuentas de celebridades para pedir donaciones en bitcoins


Representaciones de la moneda virtual Bitcoin, en una ilustración tomada el 13 de marzo de 2020.

Senadores republicanos han pedido a Twitter un informe urgente la próxima semana sobre el incidente del miércoles 15 de julio, en el que cuentas de alto perfil fueron hackeadas.

El FBI encabeza una investigación sobre el ataque cibernético del miércoles a Twitter, según fuentes familiarizadas con la situación, a medida que más legisladores en Washington alertaron sobre el hackeo de cuentas de alto perfil en la plataforma de redes sociales.

El Buró Federal de Investigaciones ha dicho que los piratas informáticos al parecer cometieron fraude de criptomonedas después de tomar el control de las cuentas de Twitter de celebridades y figuras políticas, incluidos Joe Biden, Kim Kardashian, Barack Obama y Elon Musk.

El FBI no respondió de inmediato a una pregunta de Reuters sobre el tema que llevó a una investigación en Twitter.

En la Casa Blanca, la vocera presidencial Kayleigh McEnany dijo que el presidente Donald Trump no dejará de usar Twitter.

"El presidente permanecerá en Twitter," afirmó la portavoz a periodistas durante una rueda de prensa. "Su cuenta estuvo segura y no corrió riesgo durante esos ataques", agregó.

Un día después de la violación de seguridad, no estaba claro si los piratas informáticos pudieron ver los mensajes privados de los titulares de las cuentas. Los legisladores estadounidenses están preocupados por futuros ataques.

"Si bien este esquema parece estar motivado financieramente ... imagínese si estos malos actores tuvieran una intención diferente de usar voces poderosas para difundir la desinformación para interferir potencialmente con nuestras elecciones, interrumpir el mercado de valores o alterar nuestras relaciones internacionales", dijo el senador demócrata estadounidense Ed Markey, en un comunicado.

Haciéndose eco de un sentimiento similar, el legislador Jim Jordan, el principal republicano en el Comité Judicial de la Cámara, preguntó qué pasaría si Twitter permitiera que ocurriera un incidente similar el 2 de noviembre, un día antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Jordan dijo que permaneció bloqueado de su cuenta de Twitter hasta el jueves por la mañana y dijo que su confianza en cómo opera la compañía se ha deteriorado.

Twitter Inc dijo que los piratas informáticos habían apuntado a los empleados con acceso a sus sistemas internos y "utilizaron este acceso para tomar el control de muchas cuentas altamente visibles (incluidas las verificadas) y tuitear en su nombre".

Otras cuentas de alto perfil que fueron pirateadas incluyeron las de el rapero Kanye West, el fundador de Amazon.com Inc Jeff Bezos, el inversionista Warren Buffett, el cofundador de Microsoft Corp Bill Gates y las cuentas corporativas de Uber Technologies Inc y Apple Inc.

En una medida extraordinaria, Twitter evitó temporalmente que muchas cuentas verificadas publicaran mensajes mientras investigaba el hackeo.

Las cuentas secuestradas tuitearon mensajes que decían a los usuarios que enviaran bitcoins y su dinero se duplicaría. Los registros de blockchain disponibles públicamente muestran que los estafadores aparentemente recibieron más de $ 100,000 en criptomonedas.

Las acciones de Twitter cayeron un poco más del 1% el jueves por la tarde.

El CEO Jack Dorsey dijo en un tuit el miércoles que fue un "día difícil" para todos en Twitter y se comprometió a compartir "todo lo que podamos cuando tengamos una comprensión más completa de lo que sucedió exactamente".

Las garantías de Dorsey no mitigaron las preocupaciones de Washington sobre las compañías de redes sociales, cuyas políticas han sido objeto de escrutinio por parte de críticos tanto de izquierda como de derecha.

El senador demócrata Mark Warner llamó a Twitter y a las fuerzas del orden público a investigar el asunto, mientras que el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EE.UU. dijo que estaba en contacto con Twitter con respecto al ataque, según un funcionario del comité que no quiso ser identificado.

El senador republicano Josh Hawley escribió una carta a Dorsey minutos después del ataque y le preguntó sobre el posible robo de datos y si el pirateo afectó a usuarios seleccionados o la seguridad de la plataforma en general.

Frank Pallone, un demócrata que preside el Comité de Energía y Comercio de la Cámara que supervisa una parte considerable de la política tecnológica de Estados Unidos, dijo en un tuit que la compañía "necesita explicar cómo se piratearon todas estas cuentas prominentes".

El Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York también intervino, diciendo que investigará el ataque.

Con información de Reuters

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG