Enlaces para accesibilidad

Gobiernos interrumpen la internet para restaurar el orden y frenar protestas


En países autoritarios, los gobiernos están apagando y encendiendo el acceso a internet de acuerdo a su conveniencia.

En Myanmar, el toque de queda digital nocturno comienza alrededor de la 1 a.m., hora local.

Durante las últimas 24 noches, los residentes de Myanmar han experimentado el mismo patrón: internet está casi apagado, y luego, por la mañana, vuelve a aparecer.

Luego, decenas de miles de personas en el país acceden rápidamente a la aplicación Psiphon y otras que eluden los filtros y bloqueos colocados por el gobierno militar para que puedan acceder a sitios populares como Facebook, Twitter y otros.

Los cierres nocturnos los lleva a cabo el gobierno militar de Myanmar.

Internet no fue diseñado "para apagarse y encenderse", dijo Michael Hull, presidente de Psiphon, una herramienta de elusión como una red privada virtual que permite a los usuarios ir a sitios sin ser detectados. Psiphon trabaja con organizaciones de noticias como VOA.

"Tienes que trabajar mucho para lograrlo", dijo.

Myanmar es solo el país más reciente en experimentar cortes de Internet. En todo el mundo, los gobiernos están empleando estrategias similares en tiempos de crisis.

En 2020, hubo 155 cortes de Internet en 29 países, según Access Now, un grupo de derechos digitales.

Si bien eso es menos que los cierres en los dos años anteriores, los bloqueos se utilizan más para el control político, dijo Raman Jit Singh Chima, director de políticas para Asia y asesor internacional de Access Now.

India, con 109 cierres en su mayoría en Cachemira, una región administrada por India, tuvo el número más alto. En Bielorrusia, Internet cayó durante 61 horas en agosto después de las elecciones presidenciales.

Además de los cierres, algunos gobiernos están instalando nuevas capacidades de censura y vigilancia en sus redes. Camboya está instalando una puerta de enlace a Internet para que el gobierno tenga la capacidad de vigilar y censurar a los usuarios de Internet.

Los gobiernos suelen argumentar que un cierre de Internet ayuda a mantener la seguridad en tiempos de crisis, incluida la limitación de la difusión de información errónea. Algunos están buscando una legislación de ciberseguridad para darle al gobierno más libertad para controlar la red, limitar lo que la gente ve y rastrear los movimientos digitales de la gente. Tales movimientos generan serias preocupaciones, dijo Chima.

"Deben tener cuidado con una medida de seguridad cibernética de cualquier gobierno", dijo, "porque a menudo, desafortunadamente, tiene impacto en la libertad de expresión y los derechos humanos".

No está claro por qué el gobierno militar de Myanmar, que tomó el control el 1 de febrero, está cerrando internet todas las noches.

Las teorías incluyen que el gobierno está utilizando el período fuera de línea para instalar tecnología, de modo que pueda bloquear, censurar y rastrear a los usuarios más fácilmente cuando vuelva a encender la red. Otra es que los militares están utilizando el período de comunicación limitada tanto dentro como fuera del país para arrestar personas.

David Kaye, ex relator especial de las Naciones Unidas y profesor de derecho en la Universidad de California en Irvine, dijo que no sabía por qué los militares están cerrando la red, pero es preocupante.

"El problema es que todo lo relacionado con internet es sólo una especie de preludio de algo más", dijo. "Preludio de una mayor represión, un uso más severo de la fuerza, más detenciones".

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG