Enlaces para accesibilidad

Zoom pagará 85 millones de dólares por errores de seguridad


Personas enmascaradas caminan frente a carteles publicitarios de espectáculos de teatro mientras los EE.UU. registran un aumento en las infecciones con la variante delta del coronavirus, en la ciudad de Nueva York, el 30 de julio de 2021.

Con la llegada de la pandemia, esta aplicación se volvió indispensable para empresarios, estudiantes y demás. Pero la seguridad de la aplicación no logró evitar que desconocidos irrumpieran en las conversaciones.

Zoom pagará 85 millones de dólares para resolver una demanda según la cual sus medidas de seguridad son tan deficientes que dejaron al descubierto datos personales de usuarios y permitieron a terceros irrumpir en videollamadas durante las primeras etapas de la pandemia de coronavirus.

El acuerdo aún debe ser aprobado por la jueza de distrito Lucy Koh. Una audiencia sobre el acuerdo está programada para el 21 de octubre en San José, California.

Millones de personas en Estados Unidos que han utilizado Zoom desde el 31 de marzo de 2020 podrían recibir una porción del acuerdo que fue alcanzado el fin de semana. Se prevé que los importes de los pagos sean de una media de 34 o 35 dólares para los que se suscribieron a la versión de pago de Zoom, y de 11 o 12 dólares para la inmensa mayoría que utilizó la versión gratuita, según las estimaciones de los documentos judiciales.

A principios del año pasado, Zoom se vio afectado por problemas de seguridad luego de que las órdenes de confinamiento transformaron a la plataforma de videoconferencias de un producto de nicho a un fenómeno cultural. Casi de la noche a la mañana se convirtió en herramienta indispensable para reuniones de negocios, escolares y sociales y, en el marco de una pandemia letal, para funerales.

La demanda afirma que la compañía de Silicon Valley violó la confianza de millones de personas luego de compartir la información personal de sus usuarios con plataformas como Facebook, Google y LinkedIn, propiedad de Microsoft. El caso, que consolidó 14 demandas diferentes interpuestas desde marzo de 2020, también estaba dirigida a la práctica disruptiva de “Zoombombing”, un término acuñado para describir a los hackers que irrumpen en las videollamadas de otros.

La compañía señaló el lunes en un comunicado que actuó rápidamente para reforzar la seguridad luego de que empezaron a surgir los reportes de estos hackers.

“Estamos orgullosos de los avances que hemos logrado en nuestra plataforma, y estamos ansiosos de seguir innovando con la privacidad y la seguridad como prioridad”, dijo Zoom el lunes. La compañía no reconoció haber cometido alguna acción indebida en el acuerdo.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG