Enlaces para accesibilidad

Toyota gastará 13.500 millones de dólares en desarrollar tecnología de baterías para vehículos eléctricos


Un hombre pasa por delante del logotipo de Toyota en Tokio, Japón. [Foto de archivo]

El fabricante de autos más grande del mundo ahora quiere liderar el cómo hacer más económica la fabricación de baterías para autos eléctricos.

Toyota Motor Corp dijo el martes que esperaba invertir más de 13.500 millones de dólares, de aquí a 2030, para desarrollar baterías y su sistema de suministro, en un intento por tomar la delantera en la tecnología automotriz clave durante la próxima década.

El fabricante de automóviles más grande del mundo por volumen, que fue pionero en los vehículos híbridos de gasolina y eléctricos con el popular Prius, se está moviendo rápidamente para ofrecer su primera línea completamente eléctrica el próximo año.

Considerado un líder en el desarrollo de baterías para vehículos eléctricos, Toyota dijo que su objetivo es reducir el costo de sus baterías en un 30% o más trabajando en los materiales utilizados y la forma en que están estructuradas las celdas.

"Luego, para el vehículo, nuestro objetivo es mejorar el consumo de energía, que es un indicador de la cantidad de electricidad utilizada por kilómetro, en un 30%, comenzando con el Toyota bZ4X", dijo el director de tecnología, Masahiko Maeda, en una sesión informativa, refiriéndose a un próximo modelo de SUV compacto.

La compañía también es pionera en la producción masiva de baterías de estado sólido, un cambio potencial para los fabricantes de automóviles porque son más densas en energía, se cargan más rápido y son menos propensas a incendiarse. Si se desarrollan con éxito, podrían reemplazar las baterías de iones de litio líquidos.

Si bien todavía estaba luchando con la corta vida útil de estas celdas, Maeda dijo que no hubo cambios en el objetivo de Toyota de comenzar a fabricar baterías de estado sólido a mediados de la década de 2020.

"Todavía estamos buscando los mejores materiales para usar", dijo.

Los esfuerzos para producir en masa baterías de estado sólido se han tambaleado, ya que son caras de fabricar y son propensas a agrietarse cuando se expanden y contraen durante el uso.

Volkswagen, el segundo fabricante de automóviles más grande del mundo, dijo el martes que podría tener que gastar más para lograr su transformación planificada hacia la conducción autónoma y los vehículos eléctricos.

La firma alemana, que planea invertir 150.000 millones de euros (178.000 millones de dólares) en su negocio para 2025, ha dicho repetidamente que podría financiar esta transición en función de los flujos de efectivo actuales.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG