Enlaces para accesibilidad

Tres ataques contra la fuerza pública al suroeste de Colombia dejan un militar herido


ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 30 de diciembre de 2020, un oficial de policía se encuentra en un campo de coca durante una operación de erradicación manual en Tumaco, suroeste de Colombia.
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 30 de diciembre de 2020, un oficial de policía se encuentra en un campo de coca durante una operación de erradicación manual en Tumaco, suroeste de Colombia.

Autoridades registraron ataques contra la fuerza pública al suroeste de Colombia, informó el Ejército. El ataque fue atribuido a las disidencias de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que no se acogieron al acuerdo de paz firmado en 2016.

Un militar colombiano resultó herido en uno de los tres ataques con explosivos y armas que se registraron entre la noche del jueves y la madrugada del viernes contra la fuerza pública al suroeste de Colombia, informó el Ejército.

El uniformado estaba prestando servicio de centinela en la sede del Gaula Militar de Tumaco, capital del departamento de Nariño, cuando resultó herido por las esquirlas de una granada que fue lanzada por un sujeto que se transportaba en una motocicleta. El hecho, ocurrido cerca de la medianoche, está siendo investigado. El Gaula es un grupo dedicado a evitar y actuar contra del secuestro y la extorsión.

Minutos antes fueron lanzados cinco artefactos explosivos tipo cilindros frente a un cantón militar de Cali, capital del Valle del Cauca, uno de los cuales explotó afectando algunas viviendas pero sin causar heridos. El ataque fue atribuido por el Ejército a las disidencias de la extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que no se acogieron al acuerdo de paz firmado en 2016.

“La táctica que utilizan es: aproximan el vehículo cerca de la instalación militar, activan una carga que lanza los cilindros dentro de la instalación militar", dijo a la prensa el mayor general Erik Rodríguez Aparicio.

Las autoridades aseguraron que detonarán los cilindros de manera controlada con equipos de especialistas.

Por efecto de la onda explosiva resultaron afectadas una vivienda donde viven familiares de los militares y otra más de civiles. La alcaldía dijo estar recolectando información sobre la infraestructura afectada.

Rodríguez Aparicio indicó que el ataque es una “reacción a las operaciones contundentes” de la fuerza pública en Valle del Cauca, Nariño y Cauca contra las estructuras de las disidencias de las FARC autodenominadas Segunda Marquetalia y Estado Mayor Central.

En estos departamentos el gobierno suspendió en marzo el cese al fuego bilateral pactado con el Estado Mayor Central, con el que sostiene una mesa de negociación, luego de un ataque a una población indígena en el que murió una de sus líderes.

Se trata de los primeros ataques con explosivos desde el asesinato de la líder indígena el 16 de marzo. Con la suspensión del cese al fuego, la fuerza pública y la disidencia han sostenido al menos 18 combates, según el Ministerio de Defensa.

Negociaciones con grupos armados en Colombia es compleja: Jefe Cruz Roja en Colombia
please wait

No media source currently available

0:00 0:15:12 0:00

Como respuesta al aumento de la ofensiva estatal en el suroeste, el Estado Mayor Central anunció el surgimiento de una nueva estructura que operaría en los departamentos de Valle del Cauca, Huila, Tolima y Quindío, al centro-oeste del país, una expansión que ha sido interpretada por analistas como una forma de mostrar una posición de fortaleza en medio de las negociaciones.

“No nos vamos a detener en que ellos estén reorganizando sus estructuras, sabemos que han aprovechado el cese al fuego para tratar de incrementar el control ilegal del territorio", señaló el martes el ministro de Defensa, Iván Velásquez.

La alcaldía de Cali ofreció cerca de 13.200 dólares de recompensa por información que permita capturar a los responsables del ataque contra la instalación militar.

Un tercer ataque se registró en la madrugada del viernes en zona rural de Jamundí, un poblado ubicado a 25 kilómetros de Cali, cuando sujetos armados dispararon desde una zona montañosa contra una estación de policía.

Tras solicitar refuerzos al ejército fueron atacados con cilindros de gas rellenos con explosivos y metrallas, indicó la policía en un comunicado.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

Síganos en redes sociales

VOA por catálogo

XS
SM
MD
LG