Enlaces para accesibilidad

Trump: "Si seguimos firmemente las directrices, podemos salvar a un millón de estadounidenses"


El presidente Trump se dirigió a los periodistas desde los jardines de la Casa Blanca, donde ahora se celebran las ruedas de prensa para evitar posibles contagios del coronavirus.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abogó el lunes por respetar "firmemente" las directrices establecidas por las autoridades sanitarias y aseguró que, en caso de hacerlo, se podrían salvar un millón de vidas.

"Los modelos muestran que, si seguimos firmemente las directrices, podemos salvar a un millón de estadounidenses. Piensen en ello, un millón de vidas estadounidenses", afirmó Trump durante su comparecencia diaria desde la Casa Blanca.

Después de extender las medidas de distanciamiento social este domingo hasta el próximo 30 de abril, el presidente dijo hoy que este tipo de restricciones podrían ser aún "un poco más duras" en un futuro, aunque no entró en detalle.

El mandatario aseguró a la población que el futuro del país está en "sus propias manos" y que "las acciones" de todos determinarán "el destino de este virus".

"En realidad, el destino de nuestra victoria. Y alcanzaremos una gran victoria, no tenemos otra opción", declaró.

Trump, que apenas la semana pasada expresaba su deseo de que el país pudiera volver a la normalidad el día de Pascua, es decir, el 12 de abril, reconoció hoy que los próximos 30 días serán "vitales".

"Cuanto más comprometidos estemos ahora, antes podremos vencer esta lucha y volver a nuestras vidas", dijo.

El presidente anunció que este lunes se alcanzó la cifra de un millón de pruebas diagnósticas en todo el país, algo que tildó de "hito".

"Como ha mencionado el presidente, Estados Unidos alcanzó hoy el millón de muestras testadas, un número que ningún otro país ha alcanzado", confirmó el secretario de Salud, Alex Azar, también presente en la rueda de prensa.

De acuerdo con los últimos datos divulgados de la universidad John Hopkins, se han confirmado ya 159.184 casos en territorio estadounidense, país en el que ya se han registrado 2.945 muertes debido a la COVID-19.

Trump quiso salir al paso de las críticas que acusan a su administración de no haber reaccionado a tiempo, lo que habría generado problemas de suministro, especialmente en el sector sanitario, que se encuentra desbordado debido a la pandemia.

El presidente afirmó que su gobierno está trabajando con empresas privadas que, entre otras cosas, han puesto a su disposición máquinas capaces de esterilizar mascarillas y miles de respiradores.

"Tenemos compañías que están produciendo respiradores, incluida General Motors, junto con otras nueve empresas... según vayamos produciendo más de lo que necesitemos, los enviaremos a Italia, los enviaremos a Francia, los enviaremos a España, donde tienen problemas tremendos", sostuvo.

Asimismo, el comandante en Jefe detalló que unos 14.000 miembros de la Guardia Nacional han sido "activados" hasta la fecha para colaborar en tareas de control y de distribución de suministros.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG