Enlaces para accesibilidad

Trump hablará a la nación sobre el coronavirus


El presidente Donald Trump habla a los periodistas antes de iniciar una reunión con ejecutivos bancarios en la que se trató sobre un posible paquete de medidas económicas para hacer frente a la crisis.

Luego que la Organización Mundial de la Salud declarara el coronavirus como una pandemia, y los mercados financieros volvieron a cerrar en baja, el presidente Donald Trump anunció que se dirigiría a la nación este miércoles por la noche.

Durante una reunión en la Casa Blanca con los jefes de los principales bancos, Trump no comentó sobre la especulación de que declararía una emergencia nacional e impondría más restricciones a los viajes internacionales.

“Haré una declaración más tarde sobre lo que he decidido hacer”, dijo, agregando que el mensaje sería a las 9 pm, hora del Este, desde la Oficina Oval.

“Vamos a resolver el problema”, dijo el presidente durante la reunión con los banqueros, que prometieron que sus instituciones estarán listas para mitigar el impacto económico del avance del coronavirus.

Mientras Trump se reunía con los banqueros, el promedio del Dow Jones cerró más de 1,400 puntos abajo, una caída de casi un 5,9 por ciento, terminando así una buena racha de 11 años para Wall Street.

A pesar de todo, el país no está enfrentando una crisis financiera, dijo el presidente de Citigroup Michael Corbat durante la reunión.

"Los bancos y el Sistema financiero están Fuertes y estamos aquí para ayudar”, dijo Corbat.

“estamos hablando de varias formas de estímulo”, dijo Trump.

"Yo diría que estímulo es lo apropiado”, respondió Kelly King, president de Trust Financial.

"Creo que el recorte al impuesto sobre la renta sería tremendo”, sugirió el presidente.

"Hemos catalogado para el presidente todas sus autoridades ejecutivas, las cuales son significativas”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Antes de la reunión, Trump había dicho en un tuit: “Estoy completamente preparado para usar toda el poder del gobierno federal para hacerle frente al actual reto del coronavirus”.

Justo antes que se les pidiera a los periodistas salir del lugar de la reunión, el corresponsal e CNN en la Casa Blanca, Jim Acosta, le preguntó a Trump: “Qué le diría a los estadounidenses que piensan que usted no está tomando esto lo suficientemente en serio y que algunos de sus comentarios no se ajustan a lo que están diciendo los expertos en temas de salud”.

Trump respondió: “Eso es CNN. Noticias falsas”.

Alrededor del mundo, hay más de 124.000 casos confirmados de coronavirus, el cual ha causado la muerte a unas 4.600 personas. En Estados Unidos, se han reportado 30 muertes, 25 en el estado de Washington y más de 1100 infectados.

Al doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Contagiosas, se le preguntó durante una audiencia en el Congreso si lo peor está aún por venir, a lo que respondió: “así es”.

Al pasar las horas, más empresas importantes de Estados Unidos anunciaron que la mayor parte de sus empleados trabajen de forma remota usando internet, mientras un creciente número de universidades y otras escuelas cancelaron clases, trasladando sus sesiones al internet en reacción al virus.

“Todavía no estamos completamente seguros cuán infeccioso sea, qué tan fácil se contagia. Y creemos que es sabio tomar estas precauciones”, dijo a Voz de América, Shelley Payne, directora del Centro LaMontagne para Enfermedades Infecciosas en la Universidad de Texas, en Austin.

En Washington, funcionarios locales recomendaron que congregaciones innecesarias de personas, incluyendo conferencias y convenciones, sean pospuestas o canceladas.

La recomendación está en vigencia hasta finales de marzo.

Congregaciones se definen como eventos donde mil o más personas se reúnen en una ubicación específica, indicó la ciudad en su recomendación.

¿Qué pasaría si el presidente declara una emergencia nacional?

En Estados Unidos, que inmediatamente aisló a pasajeros que provenían de China –origen del coronavirus- se han extremado los controles con indicaciones precisas a nivel de gobiernos en cada estado.

Una vez que el Presidente declara una emergencia nacional, se levantan muchos límites legales sobre su autoridad.

El Presidente tiene 136 poderes de emergencia, delegados por el Congreso , 13 de ellos requieren una declaración del Congreso, pero el resto no requiere aportes del Congreso.

Una declaración de emergencia nacional permitiría a las autoridades federales ayudar con numerosos problemas relacionados con el coronavirus, desde transporte a refugios temporales, hospitales móviles y seguridad pública.

También permitiría el uso de fondos de la cuenta de alivio para desastres de FEMA (agencia federal para la respuesta a emergencias), que tiene un balance de más de 40 mil millones de dólares.

Ante la declaración de una emergencia nacional en el país con la mayor economía del mundo, este sería un escenario posible:

•Restricción temporal de la entrada al país de pasajeros no nacionales provenientes de los países con mayor incidencia en casos de muerte y contagio por coronavirus.

•Suspensión de eventos y reuniones que impliquen grupos de más de 100 personas en cualquier local.

•Cierres de escuelas y universidades y traspaso de la docencia a sistema en línea.

•Cierre de las actividades comerciales no imprescindibles según las condiciones de cada estado.

Aun así, los expertos han advertido que la situación actual no es comparable a brotes mortales, incluido el VIH/SIDA en la década de 1980, el SARS en 2003 o el ébola, que arrasó África occidental en 2014.

Los expertos han insistido en que el virus es mitigable, aunque probablemente poco contenible, por lo que las recomendaciones se dirigen a que la lucha se enfoque desde los niveles de responsabilidad individual hasta las acciones coordinadas de los gobiernos a distintas instancias.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG