Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

¿Una base de espionaje china en Cuba para vigilar a EEUU?: lo que se sabe


¿China espía a Estados Unidos a través de Cuba?
please wait

No media source currently available

0:00 0:05:38 0:00

Funcionarios de la Casa Blanca han admitido que China podría tener una base en Cuba con el objetivo de espiar a Estados Unidos. Estaría en Bejucal, un pueblo rural situado a unos 30 kilómetros de la capital cubana y ni siquiera sus residentes tienen constancia de estas instalaciones militares.

La inteligencia de Estados Unidos afirma que China está reforzando su infraestructura para la recolección de datos en países extranjeros. Eso lo dijo recientemente el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, durante una declaración pública admitiendo que cuando el ejecutivo liderado por el presidente Joe Biden asumió el cargo en 2021 tuvieron constancia de los movimientos de Beijing.

“Se nos informó sobre una serie de esfuerzos sensibles de Beijing en todo el mundo para expandir su infraestructura de logística, base y recolección de datos en el extranjero, para permitirles proyectar y mantener el poder militar a mayor distancia”, explicó Blinken.

Operaciones desde 2019

Un funcionario estadounidense, además, ha confirmado que China ya se encuentra operando una base militar en Cuba con un objetivo: el de espiar las comunicaciones de Estados Unidos. “Según la información que tenemos, la República Popular China llevó a cabo una actualización de sus instalaciones de recopilación de inteligencia en Cuba en 2019”, agregó Blinken.

Pero, para que China pudiera realizar sus operaciones de espionaje, esta base cubana no sería algo nuevo. “Antes había rumores que desde 1999 el gobierno de Cuba había otorgado acceso a China a esta base que antes había sido operado por Rusia”, detalla Evan Ellis, investigador de Estudios Latinoamericanos del Colegio de Guerra de EEUU, durante una entrevista con la Voz de América.

Ellis se refiere a tres lugares específicos, uno en Lourdes, otro cerca de Bejucal y “también posiblemente una organización de operaciones informáticas en Santiago de Cuba”.

Bejucal, la última base de China

Según un reporte de la agencia de noticias Reuters, la base a la que se estarían refiriendo desde la Casa Blanca sería la de Bejucal, un pueblo situado a 33 kilómetros de la Habana. Esta es una zona rural llena de palmas y cañas de azúcar. Las comunicaciones por internet son muy limitadas y quienes viven aquí se dedican al cultivo agrícola.

Llegar hasta la supuesta base es muy difícil, la carretera está llena de baches, en medio de las plantaciones. Solo un cartel indica que esa es una zona militar cuyo acceso está prohibido.

Los vecinos no saben nada

Un residente de Bejucal, Arnaldo Pérez, en declaraciones a Reuters admitía no saber qué había ahí y solo se limitaba a decir que en ese lugar había “una instalación militar”.

Onelvis Despaigne, que también vive cerca de la supuesta base, detalló que alguna vez pudo acceder a ese lugar “a entregar documentos”, sin dar más detalles, aunque aclaró que “para entrar ahí tienes que tener un acceso, es decir, una contraseña”.

El resto de residentes de la zona que fueron preguntados por la agencia de noticias tampoco habían visto u oído que China tuviera una base de espionaje en este lugar, aunque muchos creían que Rusia, en algún momento, tuvo algún tipo de participación.

El equipo de Reuters reportó también la existencia de varias antenas parabólicas en lo alto de una cresta, por encima del pueblo. También una cúpula grande cerrada de metal blanco y oxidado.

¿Qué objetivo tendría la base de Bejucal?

Se cree que esta base de Bejucal, a unos 187 kilómetros de Key West, en Florida, se utiliza para interceptar comunicaciones electrónicas de Washington. Estos “esfuerzos sensibles” de los que habla la Casa Blanca han sido abordados por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, según ha confirmado el secretario Blinken. Aseguran que han podido “frenar” los objetivos de China.

“Hemos estado ejecutando ese enfoque en silencio, con cuidado, pero a nuestro juicio, con resultados desde entonces. No puedo entrar en cada paso que hemos dado, pero la estrategia comienza con la diplomacia. Nos hemos comprometido con los gobiernos que están considerando albergar bases de la República Popular China en niveles altos. Hemos intercambiado información con ellos. Nuestros expertos evalúan que nuestros esfuerzos diplomáticos han frenado este esfuerzo de la República Popular China. Es algo que estamos monitoreando con mucho cuidado y, como dije, tomando medidas para contrarrestar. Seguimos confiando en que podemos cumplir con todos nuestros compromisos de seguridad tanto en casa como en la región”, declaró Blinken.

Y es que China tendría mucho interés en Estados Unidos. El gigante asiático se ha convertido en una amenaza para el país norteamericano y Beijing estaría utilizando, según la Casa Blanca, todo lo que está a su alcance para vigilar los movimientos de Washington.

“Estados Unidos es el rival geopolítico principal de China y están mirando a Estados Unidos con la posibilidad de elaborar una guerra contra él algún día. Es algo natural de querer tener la capacidad de observar bases y otras operaciones sensibles, para captar datos electrónicos por esas bases en la costa este de Estados Unidos”, comenta Ellis, experto en estudios latinoamericanos del Colegio de Guerra de EEUU.

China y Cuba desmienten la información

Pero tanto China como Cuba desmienten a Estados Unidos. Aseguran que en la isla caribeña no hay ninguna base de espionaje.

"El periódico estadounidense The Wall Street Journal publicó el 8 de junio una información totalmente mendaz e infundada según la cual supuestamente existe un acuerdo entre Cuba y China en materia militar para la instalación de una supuesta base de espionaje”, dijo Carlos Fernández de Cossio, viceministro cubano de Relaciones Exteriores de Cuba.

El portavoz de la cancillería china, Wang Webin, fue en la misma línea de Cuba. "Como es bien sabido, difundir rumores y calumnias es una táctica común de EEUU, y la interferencia arbitraria en los asuntos internos de otros también es una práctica común de EEUU”, expresó el funcionario chino subrayando que “EEUU es el mayor imperio de hackers y poder de vigilancia del mundo”.

Pero desde el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca insisten en que están preocupados con los movimientos de China en todo el mundo, pero especialmente en este hemisferio y en esta región.

Ambos países ya tuvieron una disputa diplomática en febrero, cuando Washington derribó un globo aeroestático con supuestos fines de espionaje, según el gobierno norteamericano. Pero China alegó que se trataba de una sonda meteorológica que se desvió por accidente.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG