Enlaces para accesibilidad

Vaticano observará Semana Santa a puertas cerradas por COVID-19


El papa Francisco da la bendición a una vacía Plaza de San Pedro, en un gesto simbólico, luego de pronunciar su sermón dominical del Angelus, el 15 de marzo. Foto de servicio de prensa del Vaticano.

El Vaticano ha tomado una decisión sin precedentes debido al brote de coronavirus. Todos los servicios de Semana Santa con el Papa Francisco se llevarán a cabo sin una congregación, incluida la misa del domingo de Pascua.

Será una Semana Santa muy diferente para los fieles este año, particularmente para aquellos en Roma. Nadie podrá asistir a ninguno de los servicios debido al brote de coronavirus. Las grandes multitudes en la Plaza de San Pedro no serán posibles este año.

Una nota en el sitio web de la Prefectura de la Casa Pontificia que apareció el sábado por la noche dijo que los fieles podrán seguir los eventos mientras se transmiten por Internet o por televisión, pero nadie podrá participar activamente.

La Semana Santa es normalmente una de las épocas más ocupadas del año para el Papa Francisco, con decenas de miles de personas que llegan de todo el mundo para celebrar la resurrección de Jesús.

Las autoridades italianas bloquearon todo el país el lunes pasado mientras el número de muertos por el brote de coronavirus continúa aumentando. Actualmente hay más de 21,000 casos positivos en el país y el número de muertos ha llegado a 1441. Las iglesias en Roma se han reabierto, pero todas las misas se cancelan para evitar que las personas se reúnan en un solo lugar.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG