Declaración del Presidente Iván Duque, al término de la reunión de trabajo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi.
Declaración del Presidente Iván Duque, al término de la reunión de trabajo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, el 8 de febrero de 2021.

BOGOTÁ - El presidente de Colombia, Iván Duque, desveló el lunes el proyecto de un decreto que podría en marcha el Estatuto Temporal de Protección para migrantes venezolanos (ETPV), un mecanismo jurídico que les brindará protección a esta población por un periodo de 10 años.

La decisión, que el mandatario calificó como "histórica", permitirá "hacer un proceso de regularización" de los inmigrantes que están en el país.

"Los que ya están regularizados ya no tendrán que acudir a hacer actualizaciones constantes de sus permisos...", explicó Duque. Respecto a quienes se encuentran en condición irregular, dijo, "tendrán una hoja de ruta a esa regularización", que implicará brindar sus datos personales para así acceder a más derechos y servicios.

Es decir, a través del estatuto, los servicios del Estado estarán a su alcance y se permitirá la integración socioeconómica de los inmigrantes al país.

Además, "estarán en un registro biométrico" y tendrán la posibilidad "de tener un acceso mucho más transparente al que tiene hoy frente a la relación con el estado".

Según Migración Colombia, cerca de un millón de migrantes residen en Colombia de manera irregular.

"Con este estatus vamos a encontrar una solución que no es mágica ni de un día para otro, pero representa la política migratoria más importante en fraternidad, en orden y en legalidad que se ha visto en América Latina y el Caribe", agregó Duque.

La irregularidad, dijo el presidente colombiano, no solo genera una población sin datos ni identificación, sino que además está "engendrando fenómenos de corrupción" al referirse a los procesos ilegales de documentación o de ingreso al país.

Un 'hito' en la región

Para el presidente Duque, la decisión marca un "hito" en América Latina y el Caribe, porque en términos humanitarios "significa el derecho a la identificación y poder tener una participación abierta y en igualdad de derecho". 

Colombian resident Alba Rada gifts toiletries and food to Venezuelan migrant Rosmira Camacho and her child, outside Rada's home…
Migración Colombia: Hay 110.000 venezolanos menos desde el inicio de la pandemia
La autoridad migratoria informó el jueves que la cifra de venezolanos, en septiembre, continuó en descenso, pero apuntó que se trata de una caída que comienza a aplanarse.

"Al dar este paso trascendental e histórico en América Latina, esperamos que otros países sigan nuestro ejemplo", agregó el mandatario, quien hizo además un llamado para que la comunidad internacional contribuya en la vacunación de la población inmigrante.

Por su parte, Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, quien acompañó a Duque en la conferencia de prensa, aseguró que es un gesto "emblemático para la región y el mundo entero" y el "más importante que se ha hecho en el continente desde la Declaración de Cartagena en 1984".  En nombre de las Naciones Unidas y de la Organización Internacional para las Migraciones, Grandi agradeció al Gobierno colombiano su decisión.

La medida, dijo el representante de la ACNUR, "aborda uno de los mayores desafíos que enfrentan el Estado colombiano y la población venezolana en su territorio".

Para aquella población vulnerable, representada mayoritariamente, según Grandi, por mujeres y niños, el estatuto "supondrá un diferencial fundamental en sus vida y les permitirá contribuir plenamente a la sociedad colombiana".

El proceso de registro, además, permitirá una mayor cobertura de la vacunación contra el COVID-19 y la documentación de los inmigrantes en un proceso crítico de inclusión económica, en medio de la pandemia, dijo el líder de la ACNUR.

Duque hizo el anuncio, al terminar la reunión adelantada con el propio Grandi, con quien discutió precisamente la crisis venezolana.

La representante residente del PNUD en Colombia, Jessica Faieta, leyó un mensaje del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, quien apoyó el anuncio y dijo que este "acto permitirá que un tercio de los cinco millones de refugiados y migrantes venezolanos en la región puedan acceder a servicios y contribuir a la economía colombiana".

El embajador de Estados Unidos ante Colombia, Philip Goldberg, también presente en la declaración, manifestó que "Colombia se ha convertido en un líder mundial en el tratamiento de refugiados y migrantes". Y añadió que el "compromiso audaz y generoso de brindar protección a los venezolanos vulnerables" pone al país ante el globo como "un líder en la provisión de protección".

Patricia Llombart, embajadora de la Unión Europea en Colombia, señaló que el estatuto va a mejorar la vida "de más de un millón de personas", y agregó que Colombia "una vez más, se convierte en referencia y modelo de una decisión valiente, innovadora y transformadora".

Venezolanos en Colombia

Según Migración Colombia, para el 31 de diciembre de 2020, más de un 1.729.000 inmigrantes venezolanos se encontraban en el país, equivalente a un poco más del 34% del total de venezolanos que, según la ONU, han salido de Venezuela. Del total de los que están en el país andino, cerca del 56% (un poco más de 966.000) estarían en condición irregular. 

Se estima que el Estatuto podría beneficiar a más de dos millones de venezolanos, según las autoridades colombianas.