Las peticiones de los ciudadanos han ido más allá y están centradas en buscar más oportunidades y el respeto por sus derechos. [Foto Karen Sánchez/VOA].
Manifestaciones a la altura del Parque Nacional en Bogotá, durante las protestas en Colombia, el 7 de mayo 2021. [Foto: Karen Sánchez, VOA ]

BOGOTÁ - El Comité Nacional del Paro en Colombia manifestó que "no hubo empatía" por parte del Gobierno, tras reunirse con el presidente Iván Duque el lunes en la Casa de Nariño, en Bogotá.

Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia CUT, dijo que no "llegaron a un acuerdo" y agregó que "no hubo empatía del Gobierno" con las razones, ni las peticiones que los han llevado al paro nacional. "No se ha mostrado una empatía con las víctimas de la violencia que se ha ejercido en forma desproporcionada contra los manifestantes que lo han hecho pacíficamente", dijo el dirigente sindical.

En declaraciones a los periodistas, Maltés agregó: "Hemos exigido que se pare la masacre, hemos exigido que se pare la violencia oficial y privada contra las personas que están haciendo el legítimo ejercicio del derecho a la protesta".

Por su parte, Jennifer Pedraza, representante estudiantil de la Universidad Nacional de Colombia y miembro del Comité, dijo que se pidió respeto por "el derecho institucional a la protesta pacífica y que se diera garantías para la movilización, una cosa sencilla del estado social de derecho y, por el contrario, el discurso del presidente Iván Duque fue complaciente con los usos excesivos de la fuerza pública sobre las manifestaciones y, sobre la base de eso, es imposible tramitar cualquier tipo de reivindicación porque el movimiento social tiene ahí su fortaleza".

El comité hizo un llamado a la ciudadanía a una nueva jornada de paro nacional, el próximo 12 de mayo. 

Una opinión contraria a las expresadas por los dirigentes del Comité Nacional del Paro tuvo el presidente Ivan Duque, después del encuentro.  En su cuenta de Twitter reiteró que existe "voluntad de [parte del gobierno] de diseñar acuerdos y soluciones en beneficio del país".

En la misma línea, el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, aclaró en conferencia de prensa que la reunión era de carácter "exploratoria" y que así se lo hicieron saber a los miembros del Comité Nacional del Paro, "y así la valoramos, y la presentamos ante ustedes", explicó.

El Alto Comisionado además dijo que en ese mismo contexto exploratorio, dentro de un ambiente de escucha y respeto, se le solicitó al comité otra reunión con la presencia de las Naciones Unidas y los representantes de la Iglesia Católica y que ellos aceptaron.

“También propusimos en ese sentido un paso siguiente para que los miembros lo consideraran, no esperábamos una respuesta porque no era el espíritu de esta reunión hacer una declaración conjunta o presentar al país un acuerdo, pero, si era el construir un espacio respetuoso y productivo de acuerdo”, reiteró.

Previo al encuentro

Antes del encuentro, el mandatario colombiano manifestó que "en este país se pueden construir acuerdos y mucho más para sortear estas difíciles acciones derivadas de la pandemia, pero que lo hagamos como una sociedad que rechaza todas las forma de violencia".

La presidencia confirmó que las 12:30 (hora local), el presidente inició la sesión con representantes del comité del paro. La reunión se extendió por alrededor de tres horas.

Desde la semana pasada, Duque se ha reunido con diferentes sectores del país para llegar a consensos.

Las manifestaciones y la crisis se iniciaron el pasado 28 de abril. El lunes en la mañana se registraron bloqueos en algunas vías de Bogotá. Se esperaban manifestaciones tanto en la capital colombiana como en otras ciudades, en medio del desabastecimiento de algunos alimentos e insumos.

El comité, que inicialmente convocó a la ciudadanía para protestar en las calles, confirmó a través de una carta el domingo que se reunirían el lunes con el presidente. También lo hizo el comisionado de Paz del Gobierno colombiano, Miguel Ceballos, encargado de las conversaciones con diferentes sectores durante la coyuntura, y el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera.

La reunión contó con la presencia de representantes de la Organización de Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal de Colombia".

Más protestas

El domingo, el sur de Cali se vivieron horas de tensión y caos. Los hechos dejaron tres personas heridas, una de ellas fue  trasladada hasta un centro médico, en estado crítico, informaron medios locales.

En la misma ciudad, también se presentaron enfrentamientos entre la sociedad civil e indígenas que participaban en una minga ( movimiento de protesta), según se registró en videos, publicados a través de redes sociales y por denuncias hechas por autoridades indígenas.

Según el presidente Iván Duque se ordenó desplegar la fuerza pública en Cali para garantizar la protección ciudadana y evitar confrontaciones.

“Le he instruido a la señora gobernadora que haya limitación de la movilidad en los accesos al departamento. Estamos en una situación no solamente de máxima tensión, sino en donde necesitamos el flujo de personas dada la situación de orden público”, afirmó Duque.

Duque visita a Cali

La presidencia de Colombia informó que el mandatario viajó a las 11:30 p.m. del domingo  a la Cali, una de las ciudades más golpeadas por los actos violentos durante las protestas en el país, donde hasta la 3 de la mañana encabezó un Consejo de Seguridad que hizo seguimiento a las instrucciones impartidas al equipo de Gobierno y a la Fuerza Pública, y reforzó medidas concretas para restablecer el orden público en la capital del Valle del Cauca.

Duque señaló que se comprometía con los jóvenes y ordenó el despliegue de varias entidades públicas para atender sus reclamos, que serán priorizados con intervenciones puntuales a través de la Consejería para la Juventud de la presidencia.

 

Al medio día, el embajador de EE.UU. en Colombia, Philip S. Goldberg, manifestó, a través de un tuit, que lamentan "los hechos de violencia ocurridos en Cali y expresamos nuestras sinceras condolencias a familiares y amigos de quienes fallecieron en medio de ellos. EEUU reitera el llamado a la calma y nuestro apoyo al diálogo para abordar la situación actual".

Por su parte, la Oficina del Alto Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU en Colombia, instó el lunes "a privilegiar diálogo con la minga indígena reunida en Univalle. A través del diálogo se deben proteger #DDHH", dice un tuit.

En un mensaje anterior, la ONU rechazó los ataques contra la minga indígena y urgió a que se investigue y se sancione el ataque que deja por lo menos 8 indígenas heridos, entre ellos varias mujeres lideresas y defensoras".

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Colombianos en las calles

El Mundo al Día