Sabino Huaman, who lost his construction job during the pandemic, returns to the home he has now been living in for the past 10…
Sabino Huaman, quien perdió su trabajo de construcción durante la pandemia, regresa a la casa en la que ha estado viviendo, en un asentamiento de ocupantes ilegales en la cima de una colina en el barrio de Villa El Salvador, en Lima. Abril 22 de 2021.

La pobreza monetaria en Perú durante el primer año de la pandemia por el coronavirus se elevó casi 10 puntos y el país retrocedió a cifras similares a las de 2010, arrojó el viernes un informe oficial.

Más de tres millones se convirtieron en pobres el último año. La pobreza en 2020 ascendió a 30,1% de la población, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

El INEI dijo en su informe que el disparo de las cifras de pobreza “estaría asociado a la paralización de la mayoría de las actividades económicas ante el estado de emergencia nacional y el aislamiento social obligatorio por la presencia del COVID-19 en el país”.

Ahora los pobres son en total casi 10 millones y viven con 98 dólares mensuales, que es el costo de una canasta básica de consumo de alimentos y gastos adicionales. La pobreza en 2019 era de 20,2% y en 2020 subió 9,9%. La nueva cifra es similar a la de 2010, cuando Perú tuvo 30,8% de pobreza.

Un vendedor exhibe verduras en su puesto, mientras usa una mascarilla para protegerse contra el coronavirus, en un mercado de productos agrícolas en Lilongwe , Malawi, 4 de mayo de 2020.
ONU: paralizante deuda mantiene a países en desarrollo sumidos en la pobreza
Hay unos 120 países con pesadas cargas de deuda externa. De ellos 70 son considerados vulnerables, ya que difícilmente podrán recuperarse de la pandemia y combatir el cambio climático. La ONU está haciendo un llamado para que se tomen medidas especiales de alivio económico.

En medio de la quiebra de los negocios, los desempleados realizan por más de un año decenas de miles de ollas comunes en las barriadas como estrategia para paliar el hambre, mientras los contagiados abarrotan los hospitales, que tienen colapsadas sus unidades de cuidados intensivos.

Perú soportó 106 días de cuarentena en 2020 con el cierre de casi todas sus actividades económicas, pero otros problemas estructurales como el hacinamiento en los hogares, la falta de seguros de desempleo y las débiles reservas económicas de millones que, si no trabajan, no comen, impidió el cerco al virus que se propagó causando miles de muertes, según los expertos.

Hasta el miércoles, un total de 65.316 fallecieron desde el inicio de la pandemia y se les pudo realizar un examen confirmatorio, pero incluso las autoridades creen que las cifras están subestimadas porque los datos del Sistema Nacional de Defunciones, que incluye a los sospechosos que murieron sin realizarse un examen, suman 176.933 de fallecidos, casi el triple.

Colombianos en las calles

El Mundo al Día