FILE PHOTO: Federal Reserve Board building is pictured in Washington
Fachada de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) en Washington. [Archivo]

Se espera que las acciones mundiales registren un cuarto mes consecutivo de ganancias este lunes, mientras que el dólar permanece bajo presión antes de una serie de datos europeos y estadounidenses que confirmarán si la economía mundial se encuentra en una senda de recuperación constante.

El índice más amplio de acciones mundiales de MSCI subió un 0,1%, lo que encaminó al indicador hacia una ganancia del 1,4% en mayo. Es la racha mensual alcista más larga para el índice desde agosto de 2020, cuando el indicador subió durante cinco meses consecutivos, según datos de Refinitiv.

Pero los futuros en efectivo estadounidenses y las acciones europeas  se mantuvieron tranquilas el lunes debido al feriado del Día de los Caídos en Estados Unidos y Gran Bretaña, y los índices de referencia quedaron en los márgenes usuales.

Mayo ha demostrado ser un mes adecuado para los mercados de activos, pero las autoridades económicas se enfrentan cada vez más al dilema de que la inflación está por encima de las estimaciones, mientras que la economía estructural subyacente no está mejorando tan rápidamente.

El evento principal de la semana será el dato de trabajo estadounidenses el viernes, con un promedio de las previsiones en 650.000, pero el resultado es incierto tras el sorprendentemente débil crecimiento de 266.000 en abril.

Aunque los datos de inflación de Estados Unidos la semana pasada estuvieron por encima de las estimaciones, otra gran falla en el frente laboral generaría presión sobre la Fed para posponer los planes de reducir el estímulo.

"La pregunta es, por lo tanto, si para septiembre la Reserva Federal estará en condiciones de anunciar una reducción de sus compras de bonos a partir del próximo año, y las probabilidades son bastante decentes, aunque podría retrasarse hasta diciembre", dijo Sebastien Galy, un estratega de Societe Generale.

La Reserva Federal se reunirá el 16 de junio y esta semana será la última oportunidad para que los miembros discutan la política antes de que comience el período de restricción el 5 de junio. 

Hasta ahora, los inversores han tomado la palabra de la Fed de que el mercado laboral necesita mejorar mucho más antes de hablar de reducción. Eso ayudó a que los rendimientos estadounidenses a 10 años se redujeran al 1,58% con los precios de futuros de los fondos de la Fed en una primera subida para el primer trimestre de 2023.

En otras partes de la renta variable, las acciones asiáticas subieron y en Europa, los índices consolidaron ganancias después del cierre récord de la semana pasada antes de los datos del PMI manufacturero de esta semana.