A new U.S. citizen waves a U.S. flag after taking the Oath of Allegiance during a special naturalization ceremony at the U.S…
Una bandera de pequeño formato es alzada en una ceremonia de naturalización en una oficina de Ciudadanía en Nueva York, en noviembre de 2015.

MIAMI, EE. UU. - El gobierno de Estados Unidos anunció el viernes que ha renunciado a la obligatoriedad de compilar datos biométricos de todas aquellas personas que solicitan trámites de inmigración o naturalización en el país.

La regla “habría ampliado las autoridades y los requisitos” del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para obtener información facial, de voz, huellas dactilares, imagen del iris, impresión de palma y muestra parcial de ADN, informó la agencia en un comunicado.

El gobierno del presidente Joe Biden ha emprendido una serie de medidas que ponen marcha atrás a las implementadas por su antecesor, el republicano Donald Trump, como son la paralización de la construcción del muro fronterizo, cambios en la terminología para referirse a quienes entran de manera irregular al país y un aumento en el cupo de acogida de refugiados.

A government handout photo shows the temporary processing facilities for migrants in Donna, Texas, U.S., April 30, 2021. U.S…
Estados Unidos reporta disminución de niños en centros de inmigración
La administración Biden dice que el tiempo de retención de niños no acompañados en las instalaciones de la Patrulla de Fronterascse ha reducido de cinco días a solo 20 horas.

A la salida de la normativa el 11 de septiembre de 2020 –a 19 años de los ataques terroristas en EE. UU.- los expertos expresaron temor porque los datos fueran usados, incluso contra ciudadanos estadounidenses.

“El DHS seguirá exigiendo la presentación de datos biométricos cuando corresponda y seguirá comprometido con la seguridad nacional, la gestión de identidad, la prevención del fraude y la integridad del programa”, señala el comunicado.

Las nuevas normas, asevera el DHS, están directamente relacionadas con la Orden Ejecutiva 14012, lo que considera que restaura “la fe” en los procesos legales, para además “reducir las barreras y cargas indebidas en el sistema de inmigración”.

Acelerar los permisos de trabajo

Más tarde el viernes, el DHS hizo pública su decisión de tramitar con mayor celeridad las autorizaciones de trabajo para los solicitantes de asilo, lo que eliminará la prerrogativa de que las oficinas de Inmigración se tomen un mes para decidir la negación u otorgamiento de los mismos.

“Si bien la promulgación de la regla y su ratificación fueron necesarias y justificadas debido a las realidades operativas, el secretario [de Seguridad Nacional, Alejandro] Mayorkas reconoce que la autorización de trabajo es de vital importancia para las personas que solicitan asilo y reafirma el compromiso del Departamento de Seguridad Nacional de adjudicar las solicitudes de la manera más rápida y eficiente posible”, indicó la entidad en un comunicado.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.