Workers of Current Time, a Russian-language media platform, sit in a newsroom at Radio Free Europe headquarters in Prague,…
Vista general de una de las plataformas de Radio Free Europe, establecida en la República Checa, en una imagen de febrero de 2017.

El Gobierno de Estados Unidos manifestó el miércoles su “profunda preocupación” por la represión a la que son sometidos los periodistas en Rusia, según declaraciones de Ned Price, portavoz del Departamento de Estado.

“Estados Unidos está profundamente preocupado por los esfuerzos cada vez más represivos de Rusia para reprimir el ejercicio de la libertad de expresión”, dijo Price en intercambio con los periodistas en Washington.

El portavoz de la diplomacia estadounidense hizo referencia directa a la organización Radio Free Europe /Radio Liberty (RFE/RL) financiada por EE. UU. y que, al igual que la Voz de América, forma parte de la Agencia de Estados Unidos para los Medios Globales (USAGM). RFE/RL fue recientemente multada por las autoridades rusas.

“Nos preocupa la denegación de hoy a las apelaciones por las multas a Radio Free Europe/ Radio Liberty [150.000 dólares]”, dijo en alusión a la sanción accesoria que el gobierno de Vladimir Putin impuso el mes pasado a este medio informativo bajo la Ley de Agentes Extranjeros.

La sede de Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL) se ve con las banderas de los Estados Unidos, RFE/RL y la República Checa en primer plano, en Praga, 15 de enero de 2010.
Moscú multa a la emisora Radio Free Europe / Radio Liberty
La Ley de Agentes Extranjeros de Rusia es considerada un mecanismo para presionar y castigar a medios y organizaciones que reciben financiación externa. RFE/RL, hermana de la Voz de América y financiada por el Congreso estadounidense planea apelar la multa de 150.000 dólares.

Price alertó de que tales medidas constituyen “un esfuerzo más claro para obstaculizar el trabajo de los medios, como RFE/RL”, en la actualidad limitados para transmitir por televisión y radio en la nación europea.

EE. UU. considera “inaceptable” lo sucedido y se compromete a continuar “apoyando la presencia de medios de comunicación internacionales e independientes en Rusia”, dijo Price.

Las declaraciones del miércoles son una continuación de las declaraciones hechas pocas horas antes por el secretario de Estado, Antony Blinken, quien insistió en que “la diplomacia es la mejor manera de enfrentar los desafíos de hoy”.