Adm. Philip Davidson, left, commander of the U.S. Indo-Pacific Command, poses with Japan's Prime Minister Yoshihide Suga for a…
El almirante Philip Davidson, a la izquierda, comandante del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, posa con el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga, en una foto durante su visita de cortesía el 22 de octubre de 2020.

WASHINGTON - La incapacidad de Estados Unidos para rechazar adecuadamente el creciente poder militar de China está impulsando a Beijing a acelerar sus planes para rehacer el orden internacional actual a su conveniencia, dijo un comandante militar de alto rango estadounidense a los legisladores el martes.

Las preocupaciones sobre el comportamiento agresivo de China no son nuevas: los funcionarios militares y de inteligencia de Estados Unidos advirtieron repetidamente sobre la inversión militar china, la desinformación, el espionaje y las operaciones cibernéticas, bajo el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump. Pero las advertencias han cobrado una urgencia renovada bajo el actual presidente Joe Biden, cuyo secretario de Defensa ha calificado repetidamente a China como una "amenaza andante".

"Me preocupa que estén acelerando sus ambiciones de suplantar a Estados Unidos y nuestro papel de liderazgo en el orden internacional basado en reglas", testificó el almirante Philip Davidson, comandante del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, ante miembros del Comité de Servicios Armados del Senado.

“Hace mucho que dicen que quieren hacerlo para el 2050”, dijo. "Me preocupa que muevan ese objetivo más rápidamente".

Davidson, quien se jubilará a finales de este año, ha pasado las últimas semanas tratando de llamar más la atención sobre el peligro que representa una China cada vez más audaz.

El martes, llamó a China "la mayor amenaza estratégica a largo plazo para la seguridad en el siglo XXI", y se hizo eco de las advertencias anteriores sobre una erosión de la "disuasión convencional" contra Beijing.

"El equilibrio militar en el Indo-Pacífico se está volviendo más desfavorable para Estados Unidos y nuestros aliados", dijo Davidson. "Con este desequilibrio, estamos acumulando riesgos que pueden animar a China a cambiar unilateralmente el statu quo antes de que nuestras fuerzas puedan dar una respuesta eficaz".

Los funcionarios estadounidenses advierten que las fuerzas armadas de China están reemplazando en algunos casos la combinación de incentivos económicos y coerción que alguna vez definieron el enfoque de Beijing hacia la competencia mundial por el poder.

"Va a encontrar un ejército chino expedicionario muy global que estará allí para intervenir en cualquier lugar que crea que los intereses de China están en peligro", dijo en una conferencia virtual el principal oficial de inteligencia del Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos, el Contralmirante de la Armada Michael Studeman, la semana pasada.

Y los funcionarios temen que ese enfoque probablemente se fortalecerá a medida que China continúe cerrando la brecha de capacidad con el ejército estadounidense.

Se espera que China aumente su gasto de defensa en un 6,8% en el próximo año fiscal. Algunas proyecciones incluso prevén que la armada china pueda superar a EE. UU. en el Indo-Pacífico, desde una ventaja de 3-1 en portaaviones hasta una ventaja de 54 a seis en barcos de combate modernos y multimisión, para 2025.

En esta foto del 1 de octubre de 2019, vehículos militares que transportan misiles lanzados desde submarinos JL-2 ruedan durante un desfile para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular China en Beijing.

Los funcionarios y legisladores también han expresado su preocupación por la creciente capacidad nuclear de China.

La Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos ha dicho que es probable que China "al menos duplique el tamaño de su arsenal nuclear" durante la próxima década. Desde entonces, altos funcionarios del Comando Estratégico de Estados Unidos han advertido que la estimación podría ser conservadora y que Beijing podría triplicar o incluso cuadriplicar su arsenal de armas nucleares en ese período de tiempo.

Davidson dijo que hay indicios de que si China cree que tiene una ventaja, la utilizará.

"Los veo desarrollando sistemas, capacidades y una postura que indicaría que están interesados ​​en la agresión", dijo, señalando cómo Beijing ya está lidiando con Hong Kong, con India, con los uigures en Xinjiang y el Tíbet. 

Davidson advirtió que Taiwán y Guam podrían ser los siguientes.

"Taiwán es claramente una de sus ambiciones", dijo. "Creo que la amenaza se manifiesta durante esta década. De hecho, durante los próximos seis años".

En cuanto a Guam, Davidson dijo a los legisladores que el territorio insular de Estados Unidos "es un objetivo hoy".

"La propia fuerza aérea de China ha publicado un video de propaganda que muestra a su fuerza de bombarderos H-6 atacando la Base de la Fuerza Aérea Anderson en Guam, y lo ha distribuido de manera bastante pública", advirtió.

“Estamos viendo despliegues navales chinos de grupos de tareas de superficie y submarinos que dan la vuelta a Guam y la Mancomunidad de las Marianas del Norte. Y, por supuesto, vemos la gran asimetría de una fuerza de misiles balísticos muy grande que tiene China ".

A screen showing footages of the military parade marking the 70th founding anniversary of People's Republic of China on October…
EE.UU. advierte sobre creciente expectación por influencia de China
EE.UU. advierte sobre creciente expansión de la influencia de China

Davidson instó a los legisladores a apoyar la venta continua de armas a Taiwán y abogó por la instalación de una unidad de antimisiles Aegis Ashore en Guam.

El sistema de 1.600 millones de dólares es una de las principales prioridades en un plan de cinco años y 27.300 millones de dólares para la Iniciativa de Disuasión del Pacífico (PDI) de Washington, un esfuerzo que se estableció como parte de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) del año pasado.

“Mantener el impulso detrás del PDI será un enfoque clave de este comité mientras comenzamos a trabajar en la NDAA de este año”, dijo el presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, Jack Reed.

Los militares y legisladores estadounidenses también están depositando algunas de sus esperanzas en la diplomacia y en la mejora de las relaciones con aliados clave para contrarrestar con éxito a China.

Davidson dijo que el recién formado llamado "Quad", que reunirá a Estados Unidos, India, Japón y Australia, podría ser un buen augurio para los esfuerzos para hacer retroceder a Beijing.

"Estoy bastante animado por el poder potencial de una organización como la Quad", dijo.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas el martes que los líderes del Quad se reunirán virtualmente el viernes, con conversaciones centradas en la pandemia de COVID-19, la cooperación económica y el cambio climático.