Enlaces para accesibilidad

La postura de EE. UU. hacia China en materia tecnológica goza de apoyo bipartidista


Elon Musk realizó en junio el registro de Neuralink como empresa de investigación médica que ha ido evolucionando hasta llegar al nuevo concepto de integrar inteligencia artificial con el cerebro humano. [Foto de archivo]

China no ha ocultado sus intenciones de superar a Estados Unidos en todos los frentes, incluyendo el tecnológico. En Washington, tanto demócratas como republicanos están de acuerdo en que se debe tener una política de desarrollo tecnológico ante China que goce de respaldo bipartito.

Esta semana, una comisión de expertos en tecnología respaldada por el gobierno de EE. UU. completó una revisión de tres años de las capacidades de inteligencia artificial del país, instando al desarrollo de una nueva estrategia tecnológica nacional para mantenerse competitivo ante China.

La Comisión de Seguridad Nacional sobre Inteligencia Artificial (NSCAI, por sus siglas en inglés) ha estado estudiando cómo la inteligencia artificial y el aprendizaje automático pueden abordar las necesidades de defensa y seguridad nacional de EE. UU. recomendó gastar miles de millones de dólares más en investigación, diversificar la cadena de suministro industrial estadounidense de microchips y otros productos de alta tecnología, y reformar las políticas de inmigración para atraer investigadores y trabajadores talentosos.

Algunos de esos pasos están en marcha. Los legisladores republicanos y demócratas ahora se están enfocando más en formas de abordar la competencia tecnológica con China, luego de años en los que los funcionarios dicen que China llevó a cabo espionaje corporativo y transferencias de tecnología forzadas para avanzar rápidamente en sus capacidades tecnológicas.

El jueves, un grupo bipartidista de senadores presentó una legislación destinada a ayudar al gobierno de EE. UU. a desarrollar más asociaciones tecnológicas con aliados para contrarrestar el aumento de China en inteligencia artificial, 5G, computación cuántica y otras áreas.

El proyecto de ley, encabezado por el senador demócrata de Virginia, Mark Warner, un ex empresario tecnológico, crearía una nueva oficina interinstitucional dentro del Departamento de Estado que se centraría en la coordinación de estrategias tecnológicas con otras naciones democráticas. También crearía un fondo de 5.000 millones de dólares para apoyar proyectos de investigación entre el Gobierno y las empresas privadas.

La semana pasada, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, instó a un esfuerzo bipartidista para redactar un proyecto de ley que invierta en nuevas tecnologías disruptivas para desafiar a China.

También la semana pasada, el presidente Joe Biden firmó una orden ejecutiva para realizar una revisión de 100 días de la cadena de suministro global utilizada por cuatro industrias claves para determinar si las empresas estadounidenses están dependiendo demasiado de los proveedores extranjeros, particularmente los de China.

“Quiero que este proyecto de ley aborde las planes a largo plazo para proteger la cadena de suministro de semiconductores, y para mantener el número uno en cosas como Inteligencia Artificial, 5G, la computación cuántica, la investigación biomédica, [los datos] de almacenamiento “, dijo Schumer en su conferencia de prensa semanal el 23 de febrero. “No podemos depender de procesadores extranjeros para los chips. No podemos dejar que China se adelante a nosotros en la producción de chips”.

Apoyo bipartidista a estrategia tecnológica

La propuesta de Schumer se basa en la Ley Frontera Ilimitada, presentada por este mismo legislador y el senador republicano Todd Young en mayo pasado. La Ley Frontera Ilimitada busca 100.000 millones de dólares para estimular la investigación en áreas tecnológicas claves, y la versión nueva y mejorada, según Young, su principal patrocinador, incluiría pasos para diversificar la cadena de suministro de Estados Unidos.

"Mi oficina está trabajando con la oficina del senador Schumer, miembros de la Administración y muchos de mis colegas republicanos, para intentar incorporar algunas políticas de resiliencia de la cadena de suministro", dijo Young a la Voz de América.

El senador demócrata Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo a la VOA que cree que el proyecto de ley recibirá un amplio apoyo bipartidista.

“En el tema general de China, la cadena de suministro es uno de sus elementos. Pero estamos trabajando en el tema más amplio de cómo competimos con China y cómo enfrentamos a China”, dijo Menéndez. “Creo que hay mucho espacio donde debería haber un terreno común en el que podamos unirnos”.

Agregó que ha estado discutiendo la política de Estados Unidos hacia China con el secretario de Estado Antony Blinken, y el Departamento de Estado está llevando a cabo su propia evaluación integral sobre las políticas actuales hacia China.

“Hay toda una revisión del gobierno con respecto a China, que aplaudo”, declaró Menéndez.

Se están realizando esfuerzos similares en el Congreso de Estados Unidos, donde varios legisladores republicanos están presionando a la Casa Blanca para que mantenga la postura de línea dura del expresidente Donald Trump sobre China.

El representante Greg Steube, un republicano de Florida, presentó el miércoles una ley que mantendría a Huawei en la lista de entidades con los controles de exportación y mantendría a la empresa china de telecomunicaciones en la lista de entidades del Departamento de Comercio de EE. UU.

“Huawei es una de las herramientas más poderosas que el Partido Comunista de China puede usar para espionaje y destrucción potencial contra Estados Unidos”, dijo Steube en un comunicado.

James Lankford, un senador republicano de Oklahoma, dijo que él y sus colegas han estado hablando con la Casa Blanca sobre mantener algunas de las políticas frente a China de la era Trump.

“Queremos dejarlo muy claro. Y esa política no debe descartarse solo porque tienen el nombre de Trump frente a ellos”, dijo a la VOA. "Si hubiera buenas políticas, y fueran buenas políticas, deberían permanecer".

Inteligencia artificial para el futuro

El informe de inteligencia artificial recomienda que el Departamento de Defensa debe tener las bases establecidas para 2025 para la adopción generalizada de sistemas de inteligencia artificial.

La comisión también abordó la ética del uso de armas autónomas y habilitadas por Inteligencia Artificial. Por ahora, dijo que el Departamento de Defensa tiene las protecciones adecuadas para que tales armas no requieran una prohibición global y puedan continuar usándose de acuerdo con el derecho internacional humanitario. Recomendó establecer sistemas para generar confianza en la tecnología de inteligencia artificial y mantener a los humanos en la cadena de decisiones para el despliegue de armas nucleares.

XS
SM
MD
LG