FILE - Members of the Taliban delegation attend the opening session of the peace talks between the Afghan government and the Taliban in the Qatari capital Doha, Sept. 12, 2020.
Miembros de la delegación talibana asisten a la sesión de apertura de las pláticas de paz con el gobierno afgano en Doha, Catar, en septiembre pasado.

ISLAMABAD - Los talibanes han matado al menos a 21 miembros de las Fuerzas Armadas afganas en dos nuevos ataques en el país mientras las conversaciones de paz entre las dos bandos en guerra, el gobierno local y los insurgentes, siguen estancadas.

Los combates se producen cuando Estados Unidos está revisando un acuerdo firmado por la Administración Trump con los talibanes en febrero de 2020, que requiere que las fuerzas estadounidenses y aliadas restantes abandonaran Afganistán en mayo de este año.

Un oficial de seguridad afgano dijo el viernes que una importante redada talibán antes del amanecer apuntó a un puesto avanzado en el distrito de Khan Abad, en la provincia nororiental de Kunduz. El oficial, que habló con la Voz de América bajo condición de anonimato, dijo que el ataque mató a 16 miembros de las fuerzas de seguridad, incluido su comandante, y los asaltantes también tomaron a otros dos militares como rehenes.

An Afghan man inspects a house destroyed during an air strike called in to protect Afghan and U.S. forces during a raid on suspected Taliban militants, in Kunduz, Afghanistan Nov. 4, 2016.
EE.UU. confirma ataque aéreo a talibanes mientras continúan pláticas de paz
Hay un proceso de paz en marcha. Pero eso no evitó que EE.UU. ordenara un ataque aéreo contra militantes talibanes que disparaban contra soldados afganos. Los talibanes denuncian que el ataque viola el acuerdo que firmaron con Washington en febrero.

Por separado, los insurgentes asaltaron un puesto avanzado del ejército afgano en la provincia septentrional de Faryab el jueves por la noche, matando a cinco soldados. El gobernador provincial dijo al canal de televisión local TOLO que los talibanes también tomaron como rehenes a "algunos soldados".

El grupo insurgente no ha comentado inmediatamente sobre ninguno de los ataques, que se producen en medio del aumento de las hostilidades en Afganistán.

Escalada peligrosa

Mientras tanto, los talibanes advirtieron a la administración del presidente estadounidense Joe Biden contra el abandono del acuerdo del 29 de febrero entre los dos adversarios, diciendo que dejar el acuerdo "conducirá a una peligrosa escalada" en la guerra afgana.

La advertencia insurgente se produjo dos días después de que un panel bipartidista del Congreso de Estados Unidos recomendase que Biden extendiera el plazo del 1 de mayo establecido en el acuerdo con los talibanes para sacar a todas las fuerzas estadounidenses de la nación del sur de Asia.

  FILE - U.S. infantrymen from the 101st Airborne Division and Afghan Army commandos exit a U.S. Army helicopter in Afghanistan's southern Kandahar province, Sept. 11, 2010.
Los talibán aplauden plan de Trump para la retirada de tropas de Afganistán
Trump dijo por Twitter que planifica retirar a las tropas en Afganistán para la Navidad. Los críticos dicen que dicho comentario resta fuerza a los negociadores que vinculaban cualquier disminución de tropas con el avance de las conversaciones.

El Grupo de Estudio sobre Afganistán pidió en su informe publicado el miércoles que se vinculara estrictamente las reducciones de las tropas estadounidenses con una reducción de la violencia insurgente y los progresos en las conversaciones de paz intra-afganas en curso.

El estudio advirtió que la retirada de todas las fuerzas estadounidenses y de la OTAN para la fecha límite de mayo podría conducir a una guerra civil en el país, desestabilizar la región y revivir la amenaza terrorista de Al-Qaeda.

En un comentario publicado en su sitio web oficial el viernes en respuesta al informe estadounidense, el grupo insurgente islamista rechazó las acusaciones de que había incumplido sus compromisos esbozados en el acuerdo.

"Si se deroga el acuerdo de Doha, conducirá a una guerra importante, la responsabilidad recae en los hombros de Estados Unidos", advirtió. Los talibanes aconsejaron a la nueva administración estadounidense que no trate el acuerdo de una "manera emocional".

"Por lo tanto, todos deben desistir de las acciones provocativas y la retórica que podrían llevarnos a todos de vuelta a una postura de pie de guerra anterior porque no es en el interés de Estados Unidos ni en el interés del pueblo afgano", concluyó el comentario talibán.

FILE PHOTO: Newly freed Taliban prisoners sit at Pul-i-Charkhi prison, in Kabul, Afghanistan
Talibanes liberan más prisioneros y reiteran compromiso con acuerdo de paz
El talibán dice que sólo le faltan por liberar a 155 prisioneros para cumplir con el acuerdo que firmó con Estados Unidos. Afganistán sin embargo dice que muchos de los que han liberado no son soldados, sino civiles.

El acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes ha reducido el número de fuerzas estadounidenses en el país a 2.500 desde hace casi 13.000 años a cambio de garantías de contraterrorismo insurgente y promesas de encontrar un acuerdo negociado con rivales afganos a la prolongada guerra del país.

La administración Biden, sin embargo, ha decidido revisar el acuerdo firmado por su predecesor para determinar si los talibanes están cumpliendo sus compromisos.

El enviado de paz de Trump para Afganistán, Zalmay Khalilzad, negoció y firmó el acuerdo con los talibanes en Doha, la capital de Qatar. El gobierno de Biden ha pedido a Khalilzad, el veterano diplomático estadounidense nacido en Afganistán, que conserve su puesto.

El histórico acuerdo abrió las primeras negociaciones de paz directas entre el grupo insurgente y los representantes del gobierno afgano en Doha en septiembre pasado. Sin embargo, las llamadas conversaciones de paz intra-afganas se han estancado desde principios del mes pasado, con ambas partes culpando a la otra por la suspensión.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, se reunió con Khalilzad el jueves para discutir la iniciativa de paz afgana.

"Gran reunión con @US4AfghanPeace embajador Khalilzad para discutir el camino a seguir en Afganistán: seguir protegiendo a Estados Unidos contra la amenaza del terrorismo, logrando un acuerdo político justo y duradero allí, y consolidando un alto el fuego permanente y completo", tuiteó Blinken después de la reunión.