El secretario de salud británico Matt Hancock pronuncia un discurso sobre el programa de vacuna COVID-19 en el instituto Jenner en Oxford, Gran Bretaña, el 2 de junio 2021
El secretario de Salud británico, Matt Hancock, pronuncia un discurso sobre el programa de vacunas contra el COVID-19 en el instituto Jenner en Oxford, Reino Unido, el 2 de junio 2021

El Reino Unido está organizando estos días una cumbre de ministros de las naciones del Grupo de los Siete, con un enfoque en compartir vacunas e identificar mejor las amenazas a la seguridad sanitaria mundial. 

Las conversaciones en Oxford el jueves y viernes se producen antes de una cumbre de líderes del G-7 la próxima semana en Cornualles. 

Los países que han llevado a cabo esfuerzos de vacunación a gran escala contra el COVID-19 se enfrentan a la presión de hacer más para ayudar a otras partes del mundo donde el suministro de vacunas ha sido escaso. 

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que “necesitamos compartir las dosis ahora mismo". La equidad de las vacunas es "fundamental para poner fin a la pandemia", agregó.  

El ministro de salud británico Matt Hancock dijo que más del 75% de los adultos en el Reino Unido ha recibido su primera dosis. En Estados Unidos, otro miembro del G-7, alrededor del 63% de los adultos ha recibido la vacuna COVID-19. 

People wait to receive a second coronavirus disease (COVID-19) vaccination, in Los Angeles
Países ricos, países pobres: ¿Bloqueo al acceso a las vacunas?
La brecha entre países pobres y los que están en desarrollo o tienen menos ingresos, ha salido a flote tras la distribución de vacunas contra el COVID-19.

Estados Unidos ha prometido 4.000 millones de dólares al programa mundial de intercambio de vacunas COVAX. El objetivo del programa global es entregar dosis de vacunas a personas en países de bajos ingresos para fines de 2021. El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo el martes que la administración Biden anunciaría en la próxima semana o dos sus planes para distribuir 80 millones de dosis de vacuna a otros países. 

Antes del inicio el jueves de la cumbre del G-7, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, dijo que el gobierno de su país agregaría otros 800 millones de dólares para ayudar al programa COVAX. 

Los ministros de Salud también examinarán formas de prevenir la propagación de enfermedades de los animales a los humanos, incluidos los esfuerzos conjuntos para identificar las señales de alerta temprana en los animales y el medio ambiente. 

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.