A teacher checks a list while holding homework delivered by parents who do not have access to the internet making it difficult…
Una maestra revisa una lista mientras sostiene tareas entregadas por los padres que no tienen acceso a Internet, en la escuela Fe y Alegría en Caracas, el 12 de mayo de 2020. [Foto: AP]

CARACAS - En Venezuela, a pesar de que estaba previsto reanudar las clases presenciales a inicios de abril, debido a la segunda ola de COVID-19, el gobierno ha decidido suspender el reinicio de actividades académicas.

Cuando todo estaba casi listo para la vuelta a clase en los centros educativos públicos y privados, el presidente Nicolás Maduro anunció recientemente que, por el momento, en Venezuela no se aplicará la modalidad de clases presenciales.

“El regreso a clases -que lo estábamos preparando con tanta ilusión, con tanta alegría, motivación de regresar a los muchachos a clases- nos hemos puesto a estudiar el tema en el mundo y en todos los lugares donde abrieron las escuelas, liceos y universidades, los han tenido que cerrar de nuevo. No vamos a poder regresar, por ahora, a clases”, indicó Maduro.

Para el estudiante Miguel Ángel Pérez, consultado por la Voz de América, esta situación constituye una de las mayores crisis que se ha presentado ante lo que considera como la necesidad de soluciones para el sector educativo.  

“Hemos visto la peor cara de un sistema que realmente no nos ha apoyado, no nos ha dado la cara, y que, por supuesto, le seguimos exigiendo día a día, que puedan existir condiciones para volver a tener clases”, indicó Pérez.

Universidad Central de Venezuela
Universidad Central de Venezuela celebra aniversario a punto del colapso: estudiantes
El gobierno en disputa anunció esta semana recursos para la recuperación de la estructura de la universidad.

Por su parte, el joven José Luis García lamenta que esa suspensión de actividades esté impactando negativamente a millones de estudiantes del país. 

“O sea, no hay absolutamente nada, se paró la investigación, es triste y lamentable que la principal casa de estudio del país se encuentre como la ven ahora, completamente sola”, indicó el estudiante consultado.

Otro de los factores que ha afectado esta inactividad, según el presidente de la asociación de profesores del país, Víctor Márquez, es lo que considera como la desaparición de la seguridad social de los trabajadores del sector educativo. 

“Ha desaparecido prácticamente, puesto que le han quitado los aportes a los servicios médicos, a los servicios de salud, a los institutos de previsión que eran las instituciones que se encargaban de proteger a la comunidad de la educación”, explicó Márquez.

El gobernante venezolano reiteró que esta medida se toma para resguardar vidas. Según información oficial, el sector educativo estaría incluido en el programa de vacunación iniciado con las dosis que han llegado al país.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.