WASHINGTON D.C. - Hasta hace poco, Elliott Abrams se desempeñaba como el encargado especial del Gobierno de Estados Unidos para los asuntos de Venezuela. Ahora desde el Council on Foreign Relations analiza la postura del Gobierno del presidente Biden hacia el Gobierno de Nicolás Maduro. Considera que el nivel de atención que le venía prestando Estados Unidos a la crisis de Venezuela se redujo, sin embargo, destaca el gesto del actual gobierno de darle el TPS a los venezolanos y lamenta que el anterior gobierno del expresidente Trump no lo haya otorgado.

Jaime Moreno (VOA): ¿Cómo ha visto a la Administración Biden en la política hacia Venezuela? ¿Está siguiendo la misma receta que tenía la administración anterior o no?

Elliott Abrams: Bueno gracias, no han cambiado a fondo la política, es decir la política de apoyar a la oposición, de apoyar a Juan Gauidó, de criticar oponerse al régimen de Maduro. En ese sentido las palabras no han cambiado. Creo que el nivel de atención ha bajado. Es interesante, por ejemplo, que han escogido, han nombrado a un representante especial para Irán, para Venezuela no y creo que quizás significa que el secretario, el presidente quizás van a pagar (prestar) un poco menos de atención al problema de Venezuela.

VOA: ¿Por qué cree que tal vez hay menos atención de esta administración al tema de Venezuela en esta parte inicial del gobierno?

Abrams: Buena pregunta, quizá es que no han decidido su política. No han decidido qué hacer. Si eso es verdad, van a decidir después de unos meses más, o quizás han decidido que no tienen una solución y si no pueden resolver el problema y regresar a la democracia en Venezuela, quizá van a hablar de Venezuela a nivel, por ejemplo, de subsecretario y no a nivel de presidente. Pero hay que añadir, hay un problema en cualquier administración norteamericana, necesita seis meses más o menos para poner en sus posiciones a los nuevos oficiales, por ejemplo, hoy después de tres meses no hay un subsecretario para América Latina y quizás veremos más cuando la gente esté en sus cargos.

VOA: ¿Qué recomienda usted que deba continuarse y qué ajustes haría usted o le recomendaría a esta administración en lo que tiene que ver con Venezuela?

Abrams: Bueno, yo con mis prejuicios, yo no cambiaría mucho, yo seguiría con la presión política, la presión económica. Creo que es muy importante que las sanciones de Europa, Canada, EE.UU., Grupo de Lima, Grupo de Contacto, sigan con su presión contra el régimen. Creo que deberíamos apoyar firmemente a la oposición y que deberíamos decirles a la oposición que ellos tienen que quedarse juntos porque es su fortaleza seguir juntos, pero yo no cambiaría mucho, yo no bajaría el nivel de presión económica contra el régimen.

VOA: Su mensaje para la oposición es que se mantenga junta, que esté unida. ¿Usted siente que esa es una de las dificultades que ha impedido o acelerado un proceso de transición democrática, que la oposición no está tan cohesionada?

Abrams: No, es interesante. Cuando yo empecé en enero del año 2019, hace más de dos años, mucha gente me decía, bueno, la unidad de la oposición es muy frágil. Usted va a ver que más de dos años después, la unidad de la oposición es bastante fuerte. Tenemos el caso de Henrique Capriles que trató de negociar algo con el régimen hace nueve meses sin éxito, y creo que la unidad de la oposición ha sido mantenida y ha sido bastante mantenida, y por Estados Unidos estamos todavía hablando de Juan Guaidó como la voz, el líder de la oposición.

VOA: El gesto de la Administración Biden respecto al TPS hacia los venezolanos se dio en los primeros días de la administración. ¿Por qué era difícil hacerlo en la administración anterior si nada realmente cambió?

Abrams: Bueno, yo creo que es una muy buena decisión y es una lástima que la última administración, la Administración de Trump, no quería tomar el paso del TPS, ¿por qué no? bueno, ellos tenían una política, yo diría anti migración en general. Eso es visible en la política del presidente Trump. Sobre el programa de refugiados 150.000 por año mas menos, bajo Obama, reducido hasta creo 15.000 y solo 4 o 5.000 de hecho llegaron a Estados Unidos en el último año de Trump y creo que fue un error muy grande y me alegra mucho que el presidente Biden ha decidido hacerlo porque vale la pena. Según los discursos de Trump y de Biden es una situación en donde no podemos decir a refugiados o migrantes de Venezuela hay que retornar a su país.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Venezuela 360