FILE PHOTO: An oilfield worker walks next to drilling rigs at an oil well operated by Venezuela's state oil company PDVSA, in…
Un trabajador de un campo petrolífero camina junto a las plataformas de perforacion en un pozo de petróleo operado por la petrolera estatal de Venezuela PDVSA. Abril 16, 2015. Foto: Reuters.

CARACAS - En busca de mejorar la economía de Venezuela, el presidente Nicolás Maduro prometió recientemente que iba a aumentar la producción de petróleo en su país. Tras el anuncio, expertos consultados examinan la posibilidad de llegar a esa meta, en vista de las condiciones actuales, las sanciones y otros factores.

El presidente venezolano anunció que para este año estima incrementar la extracción de petróleo de la nación a más de un millón de barriles por día, algo que atribuyó al trabajo que se está llevando a cabo a nivel financiero y legislativo. 

“Estamos listos, con pulmón propio, con esfuerzo propio, y con los brazos de la clase obrera petrolera, para lograr la meta de un millón, 500 mil barriles de petróleo en los próximos meses, gracias a la ley antibloqueo”, indicó Maduro.

FILE PHOTO: The logo of the Venezuelan oil company PDVSA and cut-outs depicting oil facilities are seen on a building of the company in Caracas
Exportaciones de petróleo de Venezuela se hunden a niveles de 1940 bajo sanciones de EEUU
La caída en la oferta de crudo de Venezuela fue varias veces mayor que la del mercado global, según datos recogidos por la agencia Reuters.

En torno a la promesa del mandatario, Luis Vicente León, director de firma Datanálisis, afirmó que la industria petrolera venezolana, a su juicio, está deteriorada, devaluada y ha sido ineficiente.

“Además tiene sanciones, y las sanciones le impiden básicamente ir mucho más allá. La producción petrolera que va a los aliados de Venezuela, China, Rusia, India, Turquía y no todos, porque fíjate que, por ejemplo, las empresas privadas chinas, que hay muchas, tampoco les gusta mucho operar con petróleo venezolano porque se arriesgan a que Estados Unidos los sancione en el proceso”, indicó León.

“Venezuela está muy condenada a casi que una producción marginal de petróleo fundamentalmente por esta condición”, agregó.

Otro de los factores que inciden en la dificultad de alcanzar esa producción deseada por Maduro, según el exdirectivo de la estatal petrolera PDVSA José Toro Hardy, es la falta de especialistas en el área de hidrocarburos.

“La crisis arranca en el año 2002, cuando el presidente Chávez despidió a 20 mil trabajadores, que tenían, en promedio, 15 años trabajando para la industria y que, en consecuencia, acumulaban 300 mil años de experiencia y conocimiento, desde ese entonces, PDVSA no ha contado con el personal necesario para manejarse con eficiencia”, indicó Toro Hardy.

El presidente Maduro recordó que PDVSA, para marzo 2015, antes de que Barack Obama firmara un decreto sancionando a Venezuela, el país mantenía una producción de 2 millones 153 mil barriles de petróleo, diarios.

Además, informó que las pérdidas para Venezuela se ubicaron en alrededor de 100 mil millones de dólares, desde ese año.