Dibujo buque Forest Iran
El barco petrolero Forest ancló en puerto venezolano, fuera de los radares y con el localizador apagado. [Archivo]

WASHINGTON D.C. - Irán y Venezuela han logrado mantener su relación comercial, pese a las sanciones de Estados Unidos. De hecho, tanqueros iraníes con petróleo llegan con regularidad a puertos venezolanos, utilizando varias estrategias para burlar los controles. 

El barco petrolero Forest ancló en puerto venezolano, fuera de los radares y con el localizador apagado. “De tal manera que no fuera detectado a nivel internacional, cuando llegó, lo hizo a la refinería el Palito, allí descargó 270.000 barriles de gasolina y de allí se trasladó a la refinería El Cardón y refinería Amuay”, dijo Iván Freites Chirinos, miembro del sindicato de trabajadores de PDVSA, a la Voz de América.

Forest ancló en puerto venezolano, llegó a la refinería el Palito, allí descargó 270 mil barriles de gasolina de Irán en Febrero de 2021.

El testimonio de Freites, no es ajeno a informes por parte de rastreadores marítimos independientes que reportan la llegada continua de buques iraníes a Venezuela. La embarcación Forest, también  transporta desde Venezuela a otros países, como Malasia Jet Fuel y recibe otros tipos de carburantes.

“Una gasolina “alquilatos” que no lo estamos produciendo en Venezuela tenemos las plantas, pero esas plantas fueron totalmente destruidas, desmanteladas. Entonces también traen ese tipo de gasolina que hay que combinarlas con la gasolina más natural que producimos aquí”, indica Freites Chirinos a VOA.

Sin embargo, Forest no es la única embarcación que ha llegado en los últimos meses, según la pagina de rastreo y monitoreo satelital de embarcaciones Tanker Trackers, los barcos cisterna Fortune y Faxon también han suministrado con gasolina a Venezuela este año. 

Con las sanciones de Estados Unidos aún vigentes, se incautaron cuatro navieras iraníes el año pasado; sin embargo, ambas naciones han conseguido evadir los retos y compartir lecciones de resiliencia.

Un intercambio del cual Estados Unidos tiene conocimiento: “Estamos al tanto de los informes de un intercambio petrolero venezolano e iraní y continuamos supervisando la situación”. Según un portavoz del Departamento de Estado a la Voz de América, la nueva administración revisa de manera integral la política de Estados Unidos con respecto a Irán y las actuales sanciones permanecerán en vigor, al menos por ahora. 

Sin embargo, expertos consideran que no se ha hecho lo suficiente para deteriorar la relación entre Teherán y Caracas. 

“No hay un objetivo sistemático, sostenido y agresivo de búsqueda e incautación por parte de la Armada de Estados Unidos, ya que los petroleros iraníes están en aguas internacionales en el Atlántico norte, rumbo al Caribe".

Emanuele Ottolenghi, de la fundación para la Defensa de las Democracias asegura que Irán tiene más de cuatro décadas de experiencia evadiendo sanciones y que estas enseñanzas las comparte con Venezuela. “Parte de la estrategia, es esconder símbolos, banderas o utilizar datos de otras embarcaciones y aunque no se ha incautado, hasta el momento, otro barco petrolero”.  

Expertos aseguran que una maniobra militar estadounidense, puede ser un arma de doble filo. "La aplicación de las sanciones se trata de ser efectivo y, a menudo, de evitar que los dólares se transfieran a través de cuentas bancarias, incautaciones de alto perfil en el mar, aumenta las tensiones y es una medida arriesgada", asegura James Bosworth, analista de mercados emergentes.

Y pese a que ambas naciones se apoyan por el momento, económicamente no es beneficioso para Venezuela ni abastece las necesidades del país, indica Freites Chirinos. “Eso es lo que está haciendo Irán, aprovechándose de la situación, nos cobra 20 veces por encima del costo del producto y soluciona el problema que tenemos, no los venezolanos, sino soluciona el problema de los militares y su industria petrolera”.

Aunque no hay reportes concisos que definan de qué manera Venezuela le paga la gasolina a Irán, según informes del Gobierno estadounidense y analistas, es con oro, coltan y otros recursos naturales del país.

Una alianza que se ha fortalecido desde que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro comenzó a recibir sanciones con más fuerza por parte de Estados Unidos.

"Tenemos derecho a comercializar libremente en los mares del mundo, en los cielos del mundo entre nosotros, entre Irán y Venezuela intercambiar productos, comprarnos productos, vendernos productos", dijo el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, durante una alocución transmitida en el canal de televisión del estado venezolano el año pasado.

Mientras Estados Unidos define sus pasos a seguir sobre si proceder o no con sanciones, este año Irán reanudó los envíos aéreos de catalizadores a Venezuela para apoyar a PDVSA e impulsar la producción de combustible, que en su mayoría permanece inactiva.

 ¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.