Pancarta del Dr. José Gregorio Hernández en la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, Caracas, donde reposan sus restos, durante la celebración de la beatificación del médico venezolano. Abril 30, 2021.
Imagen del doctor José Gregorio Hernández en la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, Caracas, donde reposan sus restos, durante la celebración de la beatificación del médico venezolano. Abril 30, 2021.

CARACAS - Tras 71 años de espera, el doctor José Gregorio Hernández está en los altares de Venezuela. La ceremonia de beatificación debió oficiarse a puerta cerrada debido a la pandemia de coronavirus, pero eso no impidió que sus devotos festejaran el momento.

"Nos llena de alegría. El corazón se nos regocija con este momento que estamos viviendo, sobre todo en esta pandemia”, comenta a la Voz de América Irian Ramírez, fiel que decidió celebrar frente a la iglesia en Caracas donde reposa la tumba del también conocido como el Médico de los Pobres.

Aunque el milagro para su beatificación solo se aprobó el año pasado, en las últimas décadas los venezolanos se han encomendado a él por situaciones médicas complicadas, pues fue precursor en métodos de medicina experimental y de diversas cátedras, como la bacteriología. 

"Fue un médico entregado a los pobres, un hombre de misericordia, de honestidad que llevaba el amor y la salud a los pobres”, afirma Augusto Santos, otro devoto consultado.

Un ciudadano personifica al Dr. José Gregorio Hernández a los alrededores de la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria, Caracas, durante la celebración de la beatificación del médico venezolano. Abril 30, 2021.
En Fotos | José Gregorio Hernández, el doctor venezolano beatificado en medio de la pandemia
La Iglesia católica en Venezuela celebró este viernes la tan esperada beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, conocido como el "médico de los pobres". Si bien la pandemia no permitió realizar la ceremonia que se tenía programada, esto no impidió que los creyentes festejaran el momento.

También cerca de la iglesia donde reposan sus restos, otra creyente que no se identificó, explicó que el ahora beato “es el patrón de la salud de Venezuela". "El doctor José Gregorio es el intercesor ante Dios por todos nosotros. Es la representación de los médicos de Venezuela”.

José Gregorio Hernández es considerado por sus biógrafos como el hombre con mayor arraigo popular en Venezuela, pues reúne fe y ciencia.

Tania Acevedo, quien también se acercó a la celebración en la iglesia, le atribuye favores a su familia, como cuando tuvo a su hija o durante la enfermedad de su madre.

“Mi emoción es tan grande, que desde esta mañana que me levanté, lo único que he hecho es llorar (…) desde niña escuchaba esto, que mi madre decía: ¿cuándo irán a beatificar a nuestro santo?", afirma Acevedo.

El papa Francisco no dejó pasar la ocasión. En un mensaje publicado un día antes de la ceremonia, el pontífice se refirió al doctor José Gregorio Hernández asegurando que se trataba de “hombre de servicio universal”.

“Les confieso que no encontré un venezolano, aquí en el Vaticano, o sea en la plaza o en audiencia privada, que en la mitad de la conversación, al fin, dijera: ‘¿y cuándo es la beatificación de Gregorio?’ Lo llevaban en el alma. Bueno, ahora se logra este deseo”, comentó.

 

El papa Francisco aseguró que el evento se da en un momento “difícil” en el que “prolongadas penalidades y angustias se han visto agravadas por la terrible pandemia del COVID-19”, e hizo un llamado de “unidad nacional” y “paz”.

Durante la ceremonia en Caracas, el nuncio apostólico Aldo Giordano, enviado del Vaticano, ratificó lo dicho por el Papa Francisco en su mensaje y aseguró que el pontífice "tiene muchas ganas de visitar” la nación suramericana.

En esta oportunidad, no solo se celebró en los templos. En decenas de hogares de Venezuela, el rito reunió a familias y vecinos, esperando escuchar el momento en que, el laico de bata blanca y estetoscopio fuera oficialmente beato. 

Pero las peticiones, esta vez, no fueron solo para lograr la sanación de los enfermos

Yamileth Soto, devota quien seguía el evento con sus vecinos en el estacionamiento de su residencia, comentó a la Voz de América: “Dios quiera que José Gregorio Hernández interceda ante Dios y toque el corazón de los políticos para que Venezuela salga adelante y tenga una mejor vida social”.

 

Venezuela 360