Maduro_ Ola de Emigración _ Engañoso
En un discuro, Nicolás Maduro habló de 600.000 venezolanos que huyeron del país desde 2017 y dijo que "fueron en busca de una oportunidad de vida, una oportunidad económica".

Durante un discurso en la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Cultura 2019-2020, el presidente venezolano Nicolás Maduro se tomó un momento para hablar sobre la inauguración presidencial en Estados Unidos y sus esperanzas de mejorar las relaciones bilaterales entre ambas naciones con el presidente Joe Biden.

Más adelante en el discurso, Maduro habló de 600.000 venezolanos que huyeron del país desde 2017 y dijo que "fueron en busca de una oportunidad de vida, una oportunidad económica".

"Muchos fueron engañados por las redes sociales, creyendo que llegarían y estaría todo resuelto. Tendrían un departamento, un auto, un salario, vacaciones. Y la mayoría, según el estudio estadístico que tenemos, han regresado, casi 300.000 venezolanos han regresado por el plan Regreso a la Patria", afirmó entonces Maduro.

Sus afirmaciones son engañosas y subestiman el enorme éxodo de Venezuela.

El gobierno en disputa de Nicolás Maduro bloqueó el paso de la entrada de la ayuda humanitaria a su país procedente de Colombia, usando la fuerza para impedirlo, el 23 de febrero de 2019. [Foto: Cortesía]

Con Maduro, quien ganó por poco la presidencia de Venezuela después de la muerte del expresidente Hugo Chávez en 2013, el país ha ido en picada, enfrentando una crisis severa que ha puesto a muchos en la nación al borde de la desesperación. Su victoria presidencial fue seguida rápidamente por el colapso de los precios mundiales del petróleo en 2014, que envió a la economía de Venezuela a un quiebre del que no se ha recuperado.

El colapso provocó protestas masivas, que fueron contrarrestadas por la fuerza policial bajo las órdenes de Maduro. La consiguiente crisis humanitaria, económica y política provocó un éxodo masivo de venezolanos que huyeron a países como Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil, España y Estados Unidos.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estiman que 5,4 millones de venezolanos se han ido en los últimos seis años de Venezuela. Entre 2014 y 2019, se presentaron casi 800.000 solicitudes de asilo de venezolanos en todo el mundo, el 75 por ciento de ellas entre 2018 y 2019.

Estas cifras, que se basan en datos de los gobiernos anfitriones, representan "un aumento del 8.000 por ciento en el número de venezolanos que buscan el estatus de refugiado en todo el mundo desde 2014", según cifras de la ACNUR.

Las estimaciones de Maduro son solo el 11 por ciento del total contabilizado por la ACNUR y la OIM. La cifra de 600.000 que cita el mandatario venezolano es casi igual a las solicitudes de asilo que solamente corresponden al 2018 y 2019. Y como señala la base de datos conjunta del ACNUR y la OIM, es probable que la cifra total de 5,4 millones sea un recuento insuficiente.

La estimación de ACNUR "representa la suma de los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo venezolanos… [puede] incluir un grado de estimación, según la metodología de procesamiento de datos estadísticos de cada gobierno. Dado que numerosas fuentes gubernamentales no dan cuenta de los venezolanos sin un estatus regular, es probable que el número total de venezolanos sea mayor".

Regresando a Venezuela

El presidente Maduro creó el programa "Vuelta a la Patria" en 2018 para ayudar a los venezolanos en el extranjero a regresar voluntariamente a casa. A fines de noviembre de 2018, un poco más de 9.800 venezolanos se habían repatriado a través del programa, según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela.

Un artículo publicado en octubre de 2020 en el sitio web de TeleSUR, una red de televisión patrocinada por el estado venezolano, afirmó que "más de 200.000 venezolanos se repatriaron en los últimos meses". Se ha informado ampliamente que miles de ciudadanos venezolanos han regresado a sus hogares durante la pandemia de COVID-19 debido a las dificultades financieras y la inestabilidad causada por el virus.

Según informes de prensa, quienes regresaban a Venezuela a menudo eran maltratados o detenidos en la frontera de su país. El propio Maduro ha criticado a los repatriados, incluso llamándolos "bioterroristas".

El diario estadounidense The New York Times informó que fueron recibidos por las fuerzas de seguridad y retenidos en centros de cuarentena abarrotados "bajo vigilancia militar durante semanas o meses para pruebas de coronavirus o tratamiento con medicamentos no probados". Una enfermera que pasó 70 días en los centros le dijo al periódico que "[los guardias] nos dijeron que estamos contaminados, que somos culpables de contagiar al país".

Human Rights Watch y los Centros de Salud Pública y Derechos Humanos y de Salud Humanitaria de la Universidad Johns Hopkins describieron "centros de cuarentena abarrotados e insalubres para las personas que regresan, con poco acceso a alimentos, agua o atención médica".

Si bien la pandemia de coronavirus ha llevado a miles de venezolanos a regresar a casa, también ha provocado una mayor emigración del país. El medio NBC News informó en octubre que los funcionarios de inmigración colombianos esperaban que 200.000 venezolanos buscaran ingresar al país en los próximos meses. Los venezolanos estaban usando caminos peligrosos e ilegales para ingresar a Colombia, tomando caminos por tierra que "están controlados por grupos violentos de narcotráfico y organizaciones rebeldes como el Ejército de Liberación Nacional", afirmó el reporte de NBC.

Si bien muchos venezolanos, como dijo Maduro, enfrentan dificultades cuando emigran a un nuevo país, muchos sienten que vale la pena. Como informó la agencia Associated Press en octubre, incluso la oportunidad de ganar un salario inferior al mínimo en Colombia es un atractivo para muchos venezolanos.

"No puedo permitir que mi hija nazca en un lugar donde podría tener que irse a la cama con hambre", dijo a la AP Eleazar Hernández, un migrante venezolano de 23 años que fue a la ciudad colombiana de Medellín con su esposa embarazada. 

El ACNUR citó a una refugiada venezolana a la que llamó Rosalba (usando este seudónimo por razones de seguridad), quien dijo que se fue de Venezuela a Colombia en 2017, pero que tuvo que regresar a casa durante la pandemia, ya que la crisis del coronavirus le impidió llegar a fin de mes y por consiguiente fue desalojada de donde vivía.

Sin embargo, una vez de regreso en Venezuela, Rosalba se encontró en una situación peor.

"Cuando salí de Venezuela, era inhabitable (...) cuando regresé, era peor”, dijo la venezolana a la agencia de la ONU.

Al mes de su regreso a casa, volvió a huir a Colombia.

Seguridad digital

Seguridad digital: ¿Cómo protegerte de los ciberataques?
00:02:11
La mayoría de personas aún se encuentran trabajando desde casa y esto incrementa el riesgo de ataques en línea. Sin embargo, hay varias medidas que puedes tomar para proteger tu información y cuentas de posibles ataques cibernéticos.
Stephanie Martinez
Martes, 14/07/2020 - 07:31
Seguridad digital comprometida en EE.UU.
00:01:55
Un ataque cibernético a gran escala ha sido ejecutado en diversas instancias federales de Estados Unidos, entre ellas los departamentos de Estado y Seguridad nacional. Desde Miami, José Pernalete, nos dice que expertos estiman que esta infiltración se desarrolló desde intereses del gobierno de Rusia.
Default Author Profile
Martes, 15/12/2020 - 15:00