Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Con retazos de tela, venezolanas de zonas rurales improvisan toallas sanitarias 


TÍTULO WEB: Con retazos de tela, venezolanas de zonas rurales improvisan toallas sanitarias

SLUG: POBREZA MENSTRUAL

FECHA: 4 de octubre 2021

AUTOR: Adriana Núñez Rabascall

EDITOR: Luis Alonso

LUGAR: Caracas, Venezuela

FUENTE DE VIDEO: VOA

FORMATO: PKG

DURACIÓN: 2:34

((INTRO))

En Venezuela, la pobreza aleja a las mujeres que viven en zonas rurales de una adecuada higiene y salud menstrual. Algunas se ven en la encrucijada de escoger entre comprar toallas sanitarias o alimentos.

((TEXTO))

Durante los últimos dos años, Karla ha tenido que improvisar soluciones artesanales cuando le viene la menstruación.

((Karla Hernández, venezolana de 32 años)) 00:08 – 00:23

"Me ha tocado trapitos, cosas así, que si romper una camisa y cortarla con la tijera y hacer una especie de toallita o cuadrito para ponerme"

((TEXTO))

Es madre de 3 niños y vive en una comunidad rural de Caracas, a 45 minutos del centro urbano. Actualmente desempleada, los pocos ingresos que genera la familia no alcanzan para atender su higiene íntima.

((Karla Hernández, venezolana de 32 años)) 00:38 – 00:55

"Me ha venido el período y no tengo comida en mi casa y prefiero comprar la comida... Es más importante que las toallitas"

((TEXTO))

En Venezuela, el paquete más barato de 10 toallas sanitarias cuesta un dólar, y aunque parezca poco, el precio es inalcanzable para un 76 por ciento de la población que está en pobreza extrema, según la Encuesta de Condiciones de Vida, elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello.

((Railyn Gómez, venezolana de 25 años)) 01:13 – 01:15

"Hay mujeres que se ponen papel, trapos y cosas, pero eso lastima"

((TEXTO))

Railyn vive en la misma localidad rural. Para ella, el problema más grave, cuando está en sus días, es otro: no tener acceso a agua por tuberías. El agua que almacena en su casa lo extrae de pozos o manantiales cercanos.

((Railyn Gómez, venezolana de 25 años)) 01:33 – 01:40

"A veces no puedo salir, porque no tengo agua. Me hago mi higiene en la mañana, cosa de no gastar tanta agua, porque no tengo"

((TEXTO))

El Observatorio Venezolano de la Mujer Rural califica estas precariedades como pobreza menstrual.

((Jeanette Moreno, Coordinadora Observatorio de la Mujer Rural)) 01:48 – 02:34

"No tiene acceso económico a comprar los calmantes cuando tienen dolores de vientre. Si se les presenta una emergencia a medianoche o tarde en la noche no tienen una farmacia al lado, ni a la cuadra, ni a la media cuadra la tienen a la media cuadra, la tienen a 40 minutos y no hay transporte"

((stand up Adriana Núñez Rabascall))

El Observatorio ha conversado con unas 419 mujeres de vecindarios rurales, quienes confiesan que alivian los dolores menstruales con infusiones de hierbas o bolsas de agua caliente, ante la imposibilidad de pagar por medicinas. Adriana Núñez Rabascall, Voz de América, Caracas

XS
SM
MD
LG