Enlaces para accesibilidad

Acuerdo entre EE. UU. y China sobre visas de periodistas genera críticas


En 2020 China había retrasado la renovación de los permisos de trabajo de prensa de al menos cinco periodistas que trabajan en cuatro medios de comunicación estadounidenses.

El año pasado, ambos países emitieron políticas que restringieron el trabajo de los periodistas.

Estados Unidos y China acordaron esta semana aliviar las restricciones a los periodistas extranjeros que trabajan dentro de sus respectivas fronteras, pero el acuerdo está generando críticas por no hacer lo suficiente para abordar la postura represiva de China hacia la libertad de prensa.

Steven Butler, coordinador del programa para Asia en el Comité para la Protección de los Periodistas, una organización de libertad de prensa con sede en la ciudad de Nueva York, calificó el acuerdo como un "paso en la dirección correcta", pero dijo que no tenía en cuenta que los periodistas extranjeros en China son habitualmente "maltratados y le son negadas arbitrariamente las visas".

Durante muchos años, China ha regulado estrictamente la cantidad de reporteros extranjeros a quienes se les otorgó visas para trabajar allí y canceló las visas de los reporteros que producen historias que critican al gobernante Partido Comunista Chino.

El año pasado, ambos países emitieron políticas cada vez mayores que restringieron el trabajo de los periodistas.

En febrero de 2020, el Departamento de Estado designó oficialmente a cinco organizaciones noticiosas chinas estatales en EE. UU. como representantes del gobierno chino.

Luego, el departamento redujo de 160 a 100 el número de ciudadanos chinos empleados por las cinco organizaciones de noticias a las que se les permitió trabajar en Estados Unidos a la vez y redujo la duración de sus visas de un año a 90 días.

En respuesta, las autoridades de Beijing expulsaron a numerosos periodistas que trabajan con las principales organizaciones de noticias estadounidenses en China, dejándolos con un personal limitado para realizar reportajes.

El acuerdo alcanzado esta semana relaja algunas de esas restricciones. Los periodistas chinos recibirán visas de entrada múltiple de un año. China se comprometió a dar a los periodistas estadounidenses un trato igual una vez que las políticas estadounidenses entren en vigor.

Si bien el acuerdo podría mejorar la cobertura de noticias de China al permitir que haya más reporteros allí, los críticos de la libertad de prensa dicen que no vale la pena dado que China es uno de los mayores carceleros de defensores de la libertad de prensa del mundo. En 2021, Reporteros sin Fronteras clasificó a China en el puesto 177 de 180 países en su índice de libertad de prensa.

"Existe un problema con el concepto de negociar el acceso de los medios independientes (estadounidenses) a un país dictatorial a cambio de otorgar acceso a los medios de propaganda estatales (de China) a los Estados Unidos", dijo Cedric Alviani, director de la oficina de Reporteros sin Fronteras de Asia Oriental, un grupo de París.

"Los medios estadounidenses no deberían tener que rogar por la posibilidad de cubrir a China, y esto no debería ser parte de un acuerdo entre estados", apuntó.

La senadora republicana Marsha Blackburn de Tennessee también atacó el acuerdo, diciendo que la idea de que existe una equivalencia entre los medios estadounidenses y chinos es "una farsa". Ella instó a la administración Biden a "crear un sistema que verifique que los periodistas estadounidenses tengan libertad de movimiento y estén libres de acoso en China".

Un portavoz del Departamento de Estado de EE. UU. defendió el acuerdo como un paso en la dirección correcta.

"Damos la bienvenida a este progreso, pero lo vemos simplemente como pasos iniciales", dijo el vocero. "El entorno de los medios en la (República Popular China) se ha deteriorado significativamente en los últimos años".

"Continuaremos trabajando para ampliar el acceso y mejorar las condiciones de los medios de comunicación estadounidenses y extranjeros, y continuaremos abogando por la libertad de los medios como un reflejo de nuestros valores democráticos", concluyó el vocero.

No está claro qué impacto tendrá el acuerdo en el periodismo dentro de China, donde las autoridades obstaculizan rutinariamente a los reporteros extranjeros que cubren temas delicados como los derechos humanos, así como eventos deportivos como los próximos Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing.

[Publicado originalmente en VOA News]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG