Enlaces para accesibilidad

Informe de OMC dice que globalización es un arma de doble filo


La directora general de la Oorganización Mundial de Comercio, OMC, Ngozi Okonjo-Iweala.

El informe anual de la Organización Mundial de Comercio resalta también que la globalización fue vital para combatir con éxito la pandemia de COVID-19.

En su reporte anual sobre el comercio global, la Organización Mundial de Comercio resalta que la interconexión en aumento de las economías es un arma de doble filo.

Por una parte, esta globalización hace a los países individualmente más vulnerables a crisis de corto plazo, pero también les permite recuperarse con mayor rapidez que en el pasado, dice el organismo.

En documento revela, entre otras cosas, que el comercio mundial de mercancías, que se desplomó en los primeros meses de la pandemia del coronavirus, ya se ha recuperado a niveles mayores que antes de la crisis.

Para mediados de 2022, el volumen de comercio habrá alcanzado el ritmo anterior a la pandemia, lo que quiere decir que los bienes que se compran y venden internacionalmente estarán al mismo nivel que los economistas pronosticaron si no hubiera surgido la pandemia.

En el prólogo del reporte, la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala, dice que la respuesta global a la pandemia de COVID-19 es un ejemplo de los retos y beneficios de una mayor globalización.

"Las profundas interconexiones de comercio, viajes y flujos financieros que caracterizan nuestra era permitieron que el nuevo coronavirus y su impacto económico asociado se propagaran por todo el mundo en cuestión de semanas. Las pandemias anteriores tardaron meses, e incluso años, en globalizarse”.

Además indicó que la globalización fue el núcleo de por qué este virus fue combatido con vacunas en tiempo récord. "Los científicos lograron compartir ideas y tecnologías a través de las fronteras, respaldados por financiamiento público y privado para investigación y desarrollo".

“En la medida que las nuevas vacunas demostraron ser seguras y efectivas, las cadenas de suministro desplazándose a través de cientos de sitios en una docenas o más de países se unieron para proporcionar la especialización y el capital necesarios para la producción de vacunas en gran escala: todo dentro de un año”, señaló.

Desabastecimiento en EE. UU.

Scott Lincicome, del Cato Institute autor de escritos de comercio, dijo a la Voz de América que el análisis de la OMC tiene sentido.

"Vimos esto durante la pandemia. Las compañías más orientadas al mercado doméstico no terminaron mejor que las diversificadas globalmente”.

En Estados Unidos, parte del desabastecimiento y el aumento de precios involucró a bienes que el país produce internamente, como camiones ligeros y alimentos.

"Los camiones ligeros escasearon más el año pasado que los sedanes, y nosotros importamos más sedanes. Si observamos la producción de alimentos este año, la mayoría de nuestra producción de alimentos es doméstica, pero la mayor escasez y aumentos de precios que estamos viendo es en la comida”.

Interconexiones y estabilidad

El reporte encontró que cuando más diversificadas son las relaciones comerciales de un país con el resto del mundo, menores son la probabilidades de experimentar una volatilidad económica significativa.

"El comercio permite a un país diversificar sus fuentes de oferta y demanda, lo que a su vez reduce su exposición a convulsiones internas de oferta y demanda”, dice el informe.

"Por ejemplo, cuando un país tiene múltiples socios comerciales, una recesión doméstica o una recesión en cualquiera de sus socios comerciales resulta en un trastorno menor de la oferta para sus productores que cuando el comercio es más limitado”, agrega.

Repatriar la producción no ayudaría mucho

El reporte advierte también contra la tentación de “repatriar”, el esfuerzo que están haciendo algunos países para no tener que depender de nadie en sus industrias principales.

En los primeros meses de la pandemia, hubo propuestas en muchos países, incluyendo Estados Unidos, para reducir la dependencia en los distribuidores de equipos médicos cruciales, vestimenta de protección y componentes de vacunas.

En otro ejemplo, el expresidente Donald Trump impuso aranceles al acero producido en el exterior para forzar el regreso de la producción de acero a Estado Unidos, alegando que era necesario para la seguridad nacional y el autoabastecimiento nacional.

El esfuerzo de Trump no tuvo éxito y si el reporte es correcto las compañías estadounidenses que usan acero deben sentirse complacidas.

"Restringir el comercio y promover la autosuficiencia nacional inevitablemente conduce a que las economías nacionales sean menos eficientes a la larga, porque ese tipo de políticas elevan los precios de bienes y servicios, y restringen el acceso a productos, componentes y tecnologías”, advierte el reporte.

Lincicome dijo que el objetivo de la OMC para disuadir a los países de repatriar su producción es mantener lazos económicos saludables a través de las fronteras.

"En términos de economía es una mala idea, pero también en términos de geopolítica. Mientras más países opten por el aislacionismo más probabilidades habrá de tensiones en el futuro”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG