Enlaces para accesibilidad

Gobierno de Bolivia prepara reforma judicial


El gobierno del presidente Luis Arce, que asumió el 8 de noviembre de 2020, podría llevar la reforma judicial a un referendo constitucional.

Bolivia podría modificar parcialmente su Constitución para consolidar una reforma judicial con el respaldo de un panel de profesionales destacados que preparan una propuesta.

El gobierno de Bolivia anunció que planea una reforma judicial para establecer mejoras en el sistema vigente y abrió la posibilidad de celebrar un Referendo Constitucional.

La propuesta encontró una inmediata respuesta en la oposición, que también ve con interés un cambio en la administración de justicia en el país. En entrevista con la Voz de América, el diputado del partido Comunidad Ciudadana Carlos Alarcón dijo que hay puntos en común, pero pidió un mayor compromiso al partido oficialista.

“Consideramos que es urgente llevar adelante esta reforma parcial a la Constitución para alcanzar estos objetivos que tienen que ver con la paz social, el reencuentro entre los bolivianos y generar un escenario de fortalecimiento de la democracia, de la propia Constitución y el Estado de derecho”, explicó Alarcón.

El ministro de Justicia, Iván Lima, convocó para este proceso de reestructuración a un grupo de nueve notables juristas, entre ellos el expresidente de Bolivia Eduardo Rodríguez Veltzé.

Ellos tendrán la misión de asesorar y trabajar en al menos tres ejes: modificar las modalidades de elección de jueces, revisar y ajustar las leyes e implementar recursos tecnológicos.

Aunque hay algunas voces críticas a esta reforma judicial el ministro Lima aseguró que se llevará adelante “contra viento y marea”.

“Un trabajo que es de consenso para buscar la reforma a la justicia, todos tienen ser escuchados, todos tienen que ser parte de la reforma para poder encarar este proceso en unidad, creo que es algo que no puede separar a los bolivianos”, añadió.

El gobierno inicialmente propuso que este posible referendo para modificar la justicia sea el 7 de marzo, junto con las elecciones locales en Bolivia, pero necesita consenso y socialización, por lo que la fecha podría postergarse.

XS
SM
MD
LG