Enlaces para accesibilidad

Congreso de Paraguay rechaza juicio político a presidente


El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, asiste a un evento en el Palacio López en Asunción, Paraguay el 10 de marzo de 2021.

Los partidos de la oposición acusaron al presidente Abdo Benítez de ineptitud durante la pandemia del COVID-19 y han pedido que lo destituyan de su cargo. Sim embargo, no han podido obtener suficientes votos en la cámara de diputados para lograrlo.

El Congreso de Paraguay rechazó la solicitud de destitución del presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez en un juicio político en el que la oposición intentó destituirlo por su desempeño durante la pandemia.

La Cámara de Diputados rechazó el pedido de juicio político con 42 votos del oficialista Partido Colorado y 36 de la oposición, mientras protestantes se manifestaban contra el mandatario fuera del Congreso.

Para dar inicio al trámite, la cámara necesitaba 53 votos, pero el Partido Colorado logró un apoyo clave para el mandatario.

No obstante, el pedido agregó presión al gobierno de Abdo, quien días atrás cambió a varios ministros, incluyendo al de Salud y a su jefe de gabinete "en aras de la pacificación", y trabaja contrarreloj para conseguir más vacunas.

"No siempre tener la mayoría es tener la razón (...) pueden haber ganado el juicio político pero perdieron el juicio ciudadano", dijo el diputado opositor Edgar Acosta durante la plenaria.

Los diputados que defendieron al mandatario señalaron la necesidad de estabilizar políticamente el país para avanzar en la compra de vacunas y medicamentos para enfrentar la crisis sanitaria.

Tras la votación, se manifestantes enfrentaron con piedra a la policía, quienes respondieron con chorros de agua, gases lacrimógenos y balas de goma.

Un manifestante en una calle durante los enfrentamientos, luego de un juicio político fallido del presidente Mario Abdo Benítez, en Asunción, Paraguay, el miércoles 17 de marzo de 2021.
Un manifestante en una calle durante los enfrentamientos, luego de un juicio político fallido del presidente Mario Abdo Benítez, en Asunción, Paraguay, el miércoles 17 de marzo de 2021.

El hecho también dejó vitrinas de tiendas rotas, saqueos, heridos y detenidos. Los manifestante concluyeron con la quema de la sede de la Asociación Nacional Republicana (ANR), del partido gubernamental, tras lanzarle piedras y antorchas. No obstante, fue controlado por los bomberos.

En medio de la escasez de vacunas y fármacos para atender a pacientes con COVID-19, recientemente se han presentado protestas contra el gobierno de Abdo, en las que también ha participado el personal de salud.

“Era el momento para que Abdo Benítez y todo su gobierno dejasen el gobierno, porque no hicieron nada para enfrentar al coronavirus: no hay vacunas, no hay medicamentos en los hospitales y la infraestructura es deficitaria de los hospitales”, dijo en conferencia de prensa Kattya González, diputada por la agrupación opositora Encuentro Nacional.

Celeste Amarilla, del partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), el principal de la oposición, enfatizó que el mandatario se merecía la destitución “por su mal gobierno”, según informó la agencia AP.

El país recibió hasta ahora 27.000 dosis -de las cuales 23.000 fueron donadas por Chile y Emiratos Árabes Unidos- con las que está inmunizando a profesionales de terapia intensiva, según la agencia de noticias Reuters. El presidente paraguayo anunció que el viernes espera la llegada de 36.000 dosis de AstraZeneca del programa COVAX.

Según la Universidad Johns Hopkins, el país sudamericano registra 185.888 casos y 3.5888 muertes a causa del COVID-19. El ministerio de Salud registró el miércoles un nuevo récord diario de 2.540 casos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG