Enlaces para accesibilidad

Periodistas en el punto de mira del gobierno de Cuba


Las detenciones contra disidentes, luego de las protestas del domingo, incluye a una veintena de periodistas. Reporteros Sin Fronteras estima que Cuba es uno de los sitios más hostiles para ejercer el periodismo en libertad. (Foto archivo)

Se estima que una veintena de periodistas han sido detenidos en Cuba luego de cubrir las protestas del domingo. La corresponsal del periódico ABC de España es una de las arrestadas, acusada de “delitos contra la seguridad del Estado”.

El nuevo ministro de Relaciones Exteriores de España, José Manuel Albares, se estrenó este martes con una aireada presión diplomática a Cuba para pedir la “liberación inmediata” de la corresponsal del periódico ABC, Camila Acosta, detenida por las fuerzas de seguridad de la isla y acusada de “delitos contra la seguridad del Estado”.

La comunicadora es parte de los detenidos en las redadas contra periodistas llevada a cabo por el gobierno de Miguel Díaz-Canel. Desde Cuba la prensa internacional da cuenta de al menos 20 comunicadores que cubrieron las protestas del domingo han sido detenidos y se les han incautado sus equipos.

A Acosta la Policía Política la detuvo el lunes por la mañana cuando se prestaba a salir de su vivienda para realizar trámites personales con su madre; los agentes de seguridad registraron su vivienda, incautaron sus equipos de trabajo y se la llevaron detenida, según han reportado medios españoles.

Según consigna el diario ABC; además de Acosta, entre la veintena de periodistas detenidos se encuentran los reconocidos, Iris Mariño, de Camagüey, y Orelvis Cabrera, de Matanzas.

Antes de ser arrestada la comunicadora, que se autodefine como periodista cubana independiente, dio cobertura a las protestas en La Habana, y al final de su jornada luego de transmitir su material de trabajo y publicar fotos y videos a través de las redes sociales, su Internet fue bloqueado al igual que su servicio de mensajería de texto.

“Los cortes de internet, muy frecuentes, no responden a causas técnicas, sino que son una herramienta para silenciar la voz de la disidencia e impedir que la población acceda a los medios de comunicación extranjeros para informarse de lo que sucede en Cuba”, acotó el medio español.

Según reporta ABC la periodista Camila Acosta ya estaba en la diana de represalias del gobierno comunista de la isla y había sufrido detenciones y hostigamiento en su vecindario por los agentes de seguridad y allegados al gobierno.

Ante eso se ha visto obligada a cambiar repetidas veces de domicilio, y por permanecer en categoría de “regulada”, tiene impedimentos para desplazarse dentro del país incluso para su trabajo, mucho menos al extranjero.

Tierra hostiles para ejercer el periodismo independiente.

El ministro Albares advirtió a La Habana que España defiende los derechos fundamentales entre estos la libertad de expresión y de manifestarse pacíficamente como transcurrieron gran parte de las demostraciones del domingo. Y pidió al gobierno de la isla respetar ese derecho fundamental.

"España defiende el derecho a manifestarse libre y pacíficamente y pide a las autoridades cubanas que lo respeten (...) Exigimos la inmediata liberación de Camila Acosta", dijo el titular de exteriores a través de un tuit.

Según Reporteros Sin Fronteras, Cuba figura entre los países con mayor dificultad y con peores condiciones para ejercer el libre ejercicio del periodismo al ubicarse en el puesto 171 de un total de 180 países en el mundo considerados para el indicador.

Además la organización considera al presidente Miguel Díaz-Canel y su aparato de gobierno como verdaderos “depredadores de la libertad de prensa” en la isla.

El informe de 2021 de Reporteros Sin Fronteras señala que los periodistas independientes son vigilados constantemente por las fuerzas de seguridad del estado que tratan de limitarles sus movimientos dentro del país y se les incauta con regularidad equipos para borrar el contenido que pueda ser difundido dentro y fuera de la isla.

”En internet, cuyo acceso sigue estando controlado en buena parte por el Estado, blogueros y periodistas ciudadanos encuentran un espacio de libertad, aunque ateniéndose a las consecuencias: la intolerancia de las autoridades hace que a menudo acaben en la cárcel o forzados al exilio”, consigna el informe del observatorio de periodistas.

También sostiene que la prensa extranjera acreditada en el país está limitada a los permisos y constante observancia del gobierno sobre el tipo de cobertura que realizan del país y sus credenciales están sujetas a evaluaciones constantes de su trabajo por parte de las autoridades de la isla, supeditado a valoraciones de "positivo" o "negativo" para los intereses del gobierno.

Para Reporteros Sin Fronteras, América Latina en general presenta un serio deterioro –con contadas excepciones- para el libre ejercicio del periodismo. El entorno de trabajo de los comunicadores de por sí era hostil en la mayor parte del continente americano, pero con el efecto de la pandemia de COVID-19, los riesgos solo han ido en aumento para los periodistas.

Detenida mientras realizaba una conexión en directo

También por la noche del martes se reportó la detención de la joven comunicadora y activista Dina Stars, mientras hacía una transmisión en vivo con un canal de televisión en España, según reportó el diario El País.

“En vivo hago responsable al Gobierno de cualquier cosa que me pueda pasar” dijo la joven antes de cerrar la comunicación con el estudio de Canal 4 en España, luego de unos confusos momentos donde al parecer han llegado agentes de seguridad del Estado a su puerta.

Al momento de la entrevista la joven influencer indicó por señas que algo iba mal y al tener la palabra dijo: “La seguridad del Estado está ahí afuera” y dejó la silla del directo que transmitía desde su vivienda.

Al regresar indica que le han pedido que “los acompañe” pero no sabe si está detenida, y agrega visiblemente nerviosa que sus amigos la seguirán para ver a donde la llevan, y cierra la comunicación según se ve en el vídeo.

El País consigna que la joven activista había llamado a través de redes sociales a mantener el impulso de las protestas y volver a concentrarse frente al Capitolio de La Habana el martes como parte del sentir y descontento popular en la isla caribeña, el país que tiene más de seis décadas de gobierno comunista.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG