Enlaces para accesibilidad

Blinken sobre las protestas en Cuba: “Los manifestantes pacíficos no son criminales”


En La Habana, capital de Cuba, miles de manifestantes salieron a las callles el domingo 11 de julio de 2021 en protesta contra el gobierno; lo mismo ocurrió en varias provincias a lo largo de toda la isla.

Desde que se desataron las protestas el domingo 11 de julio, el gobierno de EE. UU. ha reclamado a las autoridades cubanas que respeten la libertad de expresión y respeten la vida de los manifestantes.

El gobierno de Estados Unidos ha seguido mostrando públicamente su apoyo a quienes protestaron el domingo en diversos puntos de Cuba, inconformes con las restricciones a la libertad, la falta de oportunidades económicas y la grave situación con la pandemia.

“Los manifestantes pacíficos no son criminales”, dijo en rueda de prensa el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, en la tarde del lunes.

Blinken dijo que los últimos actos ocurridos en Cuba, donde la gente salió a la calle a desafiar a las autoridades tienen el apoyo de la Administración del presidente Joe Biden.

Los manifestantes pidieron libertad y derechos humanos, criticaron al régimen autoritario de Cuba por no satisfacer las necesidades más básicas de las personas, incluidos alimentos y medicinas”, explicó Blinken.

En Cuba el Partido Comunista es el único permitido en la isla desde 1959, año en que Fidel Castro, fallecido en 2016, llegó al poder. Los grupos de oposición son acusados de ser financiados por el gobierno de EE. UU. y toda forma de disidencia política está prohibida.

El más alto cargo de la diplomacia estadounidense dijo que este apoyo es extensivo “al pueblo cubano y a los pueblos de todo el mundo que exigen sus derechos humanos” y por tanto, la administración demócrata “espera que los gobiernos los escuchen y les sirvan en lugar de tratar de silenciarlos”.

En Miami, lugar en el que vive una mayoría de los exiliados cubanos, convocaron a una manifestación en las calles en apoyo a sus coterráneos en la isla, algo que se sucedió en varias ciudades de Estados Unidos, Europa y América Latina.

El gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, en sendas intervenciones en la televisión nacional desde que brotaron las protestas, ha achacado los acontecimientos a Estados Unidos, algo que la administración Biden ha rechazado de plano.

"Creo que sería un grave error del régimen cubano interpretar lo que está sucediendo en decenas de pueblos y ciudades de la isla como resultado o producto de cualquier cosa que haya hecho Estados Unidos", dijo Blinken.

El alto diplomático recalcó que "sería un grave error" tal aseveración "porque demostraría que simplemente [los gobernantes] no están escuchando las voces y la voluntad del pueblo cubano, profundamente cansado de la represión".

Blinken ofreció sus declaraciones en la presentación del informe de 2021 por parte del Congreso de acuerdo con la Ley de Prevención de Atrocidades y Genocidio Elie Wiesel.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG