Enlaces para accesibilidad

Previo a visita de la CIDH a Colombia se radicalizan negociaciones para levantar el paro


Manifestantes chocan con la policía antidisturbios durante una protesta contra el gobierno del presidente colombiano Iván Duque, en Facatativá, Colombia, el 31 de mayo de 2021.

Los jóvenes han sido los mayores promotores de las manifestaciones que comenzaron hace más de un mes en Colombia.

Con marchas en favor y en contra de las protestas y la orden presidencial de militarizar varias regiones del país, donde los bloqueos y las movilizaciones han degenerado en fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y la Fuerza Pública, Colombia entró en el segundo mes de protestas masivas.

Las cifras de muertos y heridos continúan en aumento, con al menos 48 personas que han perdido la vida y más de 2.000 heridos, según datos revelados por la Fiscalía. En ese contexto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos anunció que adelantará para el 7 de junio su visita al país.

Por su parte el presidente Iván Duque, quien ordenó militarizar varias regiones, señaló que “el país siempre ha estado abierto al escrutinio, al examen y al análisis internacional de sus políticas”.

Los diálogos no avanzan

El Gobierno condicionó la negociación del pliego de peticiones del Comité de Paro al levantamiento de los bloqueos en las vías. “No podemos permitir en Colombia que particulares, así tengan la excusa de la protesta, puedan estar decidiendo por nosotros, quién pasa y quién no pasa”, aseguró el coordinador de la mesa de negociaciones del Gobierno, Emilio Archila.

La posición el Gobierno y la orden de militarizar varias regiones del país fue asumida por el Comité de Paro como una declaratoria de guerra. El equipo negociador que representa a los promotores del paro acusó al Gobierno de dilatar las conversaciones, estigmatizar la protesta, priorizar un discurso de odio y escalar las medidas militares que agravan la situación de derechos humanos en el país.

“Hemos hecho una nueva propuesta al Gobierno Nacional donde el tema central en el acuerdo es insistir en la desmilitarización de la protesta social y el respeto a los derechos humanos”, afirmó Francisco Maltes, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT.

Mientras el Comité de Paro advirtió que el Gobierno busca deshacer el preacuerdo firmado por las partes y cerrar toda posibilidad de negociación, organismos internacionales como la ONU y la OEA expresaron su preocupación ante la crisis e hicieron un llamado al diálogo para superar las diferencias.

Carlos Ruiz Massieu, representante de la ONU en Colombia y garante junto con la iglesia Católica en las conversaciones entre el Comité Nacional del Paro y el Gobierno, afirmó que el pueblo colombiano está ávido de escuchar soluciones, por lo que se necesita “un avance rápido” en las negociaciones.

Sin embargo, para hoy está citada una nueva reunión de las partes, pese a que el Comité de paro convocó a nuevas movilizaciones pacíficas para los próximos días.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG