Enlaces para accesibilidad

“No volví a urgencias”: pacientes acuden a médicos por chat, llamadas o videoconsultas


Según los analistas de mercados Frost & Sullivan, la demanda de telesalud se disparará en un 64,3% en Estados Unidos, este año.

Tres episodios de una molestia de oído de su hija de tres años habría llevado a Carolina Pedraza de inmediato al servicio de urgencias. Pero la pandemia no se lo permitió y la tecnología le ayudó a resolver el problema. Ahora, ella lo agradece.

Gracias a una aplicación de atención médica que descargó hace cuatro meses, puede chatear en cualquier momento con un especialista las 24 horas del día, de manera ilimitada. A través de este medio, los especialistas le han indicado un “un tratamiento efectivo” para su pequeña.

Carolina ha resuelto, a través de una aplicación y con la ayuda de especialistas, las inquietudes relacionadas con la salud de su hija de tres años. [Foto: Cortesía]
Carolina ha resuelto, a través de una aplicación y con la ayuda de especialistas, las inquietudes relacionadas con la salud de su hija de tres años. [Foto: Cortesía]

“Lo que hacíamos normalmente era irnos a urgencias para que le ayudaran (a la niña) con el tema de la fiebre, la infección y demás, pero desde que usamos (la aplicación) Doc-Doc ha sido súper fácil (…) Han sido súper acertados. Nos han evitado un poco el uso innecesario de antibióticos y no volví a urgencias”, explicó la madre a la Voz de América, en alusión a la aplicación que le permite al paciente chatear en cualquier momento del día con un grupo de médicos de 18 especialidades.

Desde que Colombia entró en cuarentena, el 25 de marzo, Carolina se ha cuidado permanentemente y solo ha acudido al pediatra para la aplicación de vacunas de su hija.

“Normalmente uno acude a urgencias o a los médicos por cualquier cosa que te duele o te pasa, y hay muchas que no son realmente una urgencia vital, que se pueden resolver desde casa. Entonces, es una solución súper efectiva. Por tranquilidad de uno y, en este caso puntual, para evitar también salir a contagiarse o contagiar al otro, no solo del coronavirus sino de cualquier otro virus”, agrega.

La cuarentena, además, ha cambiado sus hábitos. El ejercicio ha sido una novedad en su vida y dice que, gracias a nutricionistas y médicos especialista en deporte que encontró en la aplicación, ha podido “empezar un plan de alimentación” y a proteger su cuerpo cuando hace actividad física.

Incremento de la telemedicina

La pandemia que azota al mundo, ocasionada por la propagación de la COVID-19, ha cambiado los hábitos, incluso, de la atención médica. La prestación de servicios de atención de la salud se hace ahora a distancia, a través de medios que mayoritariamente son llamadas, videoconsultas, incluso para la telerradiología y el monitoreo de pacientes a distancia.

El incremento de las cifras de consulta, a través de medios tecnológicos, también habla por sí solo. Según los analistas de mercados Frost & Sullivan, por ejemplo, este año la demanda de telesalud se disparará en un 64,3% en Estados Unidos.

La doctora Laura Gutiérrez, especialista en ortopedia y traumatología, y cofundadora de Doc-Doc, explicó a VOA Noticias que en el último año han brindado 30.000 orientaciones médicas pero que, tras el brote del coronavirus, se han generado 7.000, y se ha incrementado casi en un 300 por ciento el número de pacientes atendidos. Así mismo, se ha triplicado el personal médico.

Guitiérrez dice que han tenido que “aumentar las especializaciones a partir de la pandemia para justamente solventar muchas dudas que se estaban presentando con mucha recurrencia, como nutrición, medicina interna, para poder solventar tanto las dudas sobre el COVID-19, como todas esas otras enfermedades y todas esas situaciones de salud que están sucediendo y que están quedando opacadas” por la pandemia.

Los temas que más consultan los padres están relacionadas con lactancia y alimentación. Migrañas, cambios en la piel y acné también han sido temas recurrentes de los pacientes, explicó esta doctora.

Laura Gutiérrez, Doc Doc
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:53 0:00

Las clínicas se reinventan

En Colombia, clínicas, entidades de medicina prepagada y promotoras de salud implementaron y reactivaron sistemas de telesalud para atender pacientes a distancia, a raíz de la pandemia.

En 2019, ya se había expedido la resolución 2654 con parámetros para la práctica de la telemedicina en el país. El 12 de abril de este año, el presidente Iván Duque anunció la expedición de un decreto para fortalecer y acelerar los servicios de la telemedicina, en aras de mejorar la atención de pacientes con COVID-19.

Por ejemplo, aunque en 2018 el Hospital Universitario Fundación Santa Fe de Bogotá comenzó a adquirir herramientas de comunicación y colaboración como Office 365 y Teams, ha fortalecido su atención con ayuda de la tecnología en medio de la pandemia y el personal médico ha podido realizar más de 2.000 consultas virtuales, cuando normalmente se realizaban 5.000 consultas presenciales, según informó Martha Cecilia Ortiz, gerente de la institución.

Atienden a sus pacientes, a través de videoconferencia y analizan resultados de exámenes e imágenes diagnósticas por tele-consulta para cumplir con los tratamientos, controles médicos periódicos y seguimiento.

La gerente del hospital le dijo a la VOA que se logró muy rápidamente consolidar el programa de telesalud que ya se venía implementado para poder hacer la teleconsulta, especialmente para “pacientes oncológicos, crónicos, para pediatría tanto de primera vez y control y pacientes de controles para la mayoría de especialidades. Tenemos más de 300 médicos que están haciendo consultas por esta metodología”, dijo Ortiz.

Es más, dice Ortiz que gran parte de los pacientes son adultos mayores y “ha sido bastante sorprendente ver algunos indicadores claves en la consulta de telesalud. Normalmente, cuando la consulta se hace presencial, podemos tener inasistencias desde el 14 hasta el 18 por ciento. Ahora que la estamos haciendo por telesalud, la inasistencia es casi cero”.

Incluso, para hacer frente al virus, la fundación lanzó la estrategia ‘Que No Cunda el Pánico’, que le permite interactuar virtualmente con aquellos que presenten síntomas respiratorios que podrían estar asociados con la COVID-19 y, en caso de necesitar una videoconferencia, se envía una citación al correo electrónico del paciente. En caso de requerir la toma de muestras presencial, el paciente es guiado a las sedes más cercanas o mediante el servicio de toma de muestras a domicilio y asesorado en las medidas de seguridad que debe tomar para realizarla.

Esta plataforma se abrió hace más de dos meses. Hasta ahora, la gerente cuenta que han tenido más de 89.000 visitas, más de 30.000 usuarios han usado el servicio y se brinda atención por chat. Incluso, que se han realizado más de 1.300 consultas de todo tipo.

“Creemos que el coronavirus ha sido un momento de aprendizaje para muchos de nosotros, pero también ha sido una oportunidad para acelerar algunos temas virtuales y tecnológicos que estaban en nuestro cronograma de desarrollo, pero con esta eventualidad logramos anticiparlo”, puntualizó la gerente.

XS
SM
MD
LG