Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Biden se dirige a Cisjordania, con poco que ofrecer a los palestinos


El presidente palestino Mahmoud Abbas y el presidente estadounidense Joe Biden se dan la mano en la ciudad cisjordana de Belén, el viernes 15 de julio de 2022. (Foto AP/Evan Vucci)
El presidente palestino Mahmoud Abbas y el presidente estadounidense Joe Biden se dan la mano en la ciudad cisjordana de Belén, el viernes 15 de julio de 2022. (Foto AP/Evan Vucci)

El presidente Joe Biden viajó a Belén para reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y visitar la Iglesia de la Natividad.

Sin un camino claro para impulsar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos, el presidente Joe Biden ofreció dinero estadounidense como bálsamo mientras visitaba un hospital local el viernes.

“Palestinos e israelíes merecen las mismas medidas de libertad, seguridad, prosperidad y dignidad”, dijo en la Red de Hospitales de Jerusalén Este, que atiende a los palestinos. “Y el acceso a la atención médica, cuando se necesita, es esencial para vivir una vida digna para todos nosotros”.

Aunque los 100 millones de dólares en fondos de atención médica propuestos requieren la aprobación del Congreso de EEUU, Biden también está anunciando 201 millones de dólares para la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos, además de cantidades más pequeñas para otros programas variados.

Israel también se ha comprometido a actualizar las redes inalámbricas en Cisjordania y Gaza, como parte de un esfuerzo más amplio para mejorar las condiciones económicas.

Después de salir del hospital, Biden viajó a Belén para reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, y visitar la Iglesia de la Natividad. Fue recibido por un par de niños palestinos, quienes le entregaron un ramo de flores, y una banda que tocó el himno nacional de Estados Unidos.

El presidente estadounidense Joe Biden y el presidente palestino Mahmoud Abbas escuchan el himno nacional durante una ceremonia de bienvenida en la ciudad cisjordana de Belén, el viernes 15 de julio de 2022. (AP Photo/Majdi Mohammed
El presidente estadounidense Joe Biden y el presidente palestino Mahmoud Abbas escuchan el himno nacional durante una ceremonia de bienvenida en la ciudad cisjordana de Belén, el viernes 15 de julio de 2022. (AP Photo/Majdi Mohammed

El viaje de Biden a Cisjordania está siendo recibido con escepticismo y amargura entre los palestinos que creen que Biden ha dado muy pocos pasos para rejuvenecer las conversaciones de paz, especialmente después de que el presidente Donald Trump las dejara de lado mientras favorecía en gran medida a Israel.

Cuando Biden terminó de hablar en el hospital, una mujer que se identificó como enfermera pediátrica en otro centro de salud le agradeció la ayuda financiera pero dijo que “necesitamos más justicia, más dignidad”.

La última ronda seria de negociaciones destinadas a crear un estado palestino independiente fracasó hace más de una década, dejando a millones de palestinos viviendo bajo el gobierno militar israelí.

El gobierno saliente de Israel ha tomado medidas para mejorar las condiciones económicas en Cisjordania y Gaza ocupadas. Pero Yair Lapid, el primer ministro interino, no tiene mandato para celebrar negociaciones de paz, y las elecciones del 1 de noviembre podrían llevar al poder a un gobierno de derecha que se opone al Estado palestino.

Mientras tanto, Abbas, de 86 años, cuya Autoridad Palestina administra partes de Cisjordania ocupada y coopera con Israel en materia de seguridad, es más representativo del statu quo que de las aspiraciones palestinas.

Su partido Fatah perdió una elección y el control de Gaza ante el grupo militante islámico Hamas hace más de 15 años. Canceló las primeras elecciones nacionales desde entonces el año pasado, culpando a Israel, cuando Fatah parecía encaminarse hacia otra aplastante derrota. Las encuestas durante el año pasado han encontrado consistentemente que casi el 80% de los palestinos quieren que renuncie.

Biden reconoció esta semana que si bien apoya una solución de dos estados, no sucederá “en el corto plazo”. Estados Unidos también parece haber aceptado la derrota en su intento más modesto de reabrir un consulado en Jerusalén que sirve a los palestinos y que fue cerrado cuando Trump reconoció a la ciudad en disputa como la capital de Israel.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG