Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Bolsonaro malversó 1,2 millones de dólares en joyería de Arabia Saudita no declarada, dice la policía


El ex presidente brasileño (2019-2023) Jair Bolsonaro captado durante la conferencia CPAC Brasil en Balneario Camboriu, estado de Santa Catarina, Brasil, el 6 de julio de 2024.
El ex presidente brasileño (2019-2023) Jair Bolsonaro captado durante la conferencia CPAC Brasil en Balneario Camboriu, estado de Santa Catarina, Brasil, el 6 de julio de 2024.

El expresidente de Brasil, Jair Bolsonaro, enfrenta cargos federales por malversación, lavado de activos y asociación delictiva de joyería procedente de Arabia Saudita. La investigación aumenta la presión sobre el exmandatario, quien enfrenta otros casos judiciales.

La Policía Federal de Brasil sostiene que el expresidente Jair Bolsonaro malversó joyería valuada en 6,8 millones de reales brasileños (aproximadamente 1,2 millones de dólares) durante su gobierno, según el informe de investigación que el Supremo Tribunal Federal desprecintó el lunes.

Bolsonaro fue imputado la semana pasada de cargos de malversación, lavado de activos y asociación delictiva con relación a joyería de lujo proveniente de Arabia Saudita. La investigación incrementa la presión sobre el exmandatario derechista, que gobernó de 2019 a 2022 antes de intentar ser reelegido y verse derrotado por Luiz Inácio Lula da Silva. Ya perdió sus derechos políticos hasta 2030.

Bolsonaro no ha comentado sobre la acusación formal, pero previamente ha negado haber hecho algo ilegal con respecto a la joyería.

El informe policial afirma que hubo “una asociación delictiva para la malversación de regalos de alto valor que fueron recibidos debido a la posición del expresidente Jair Bolsonaro”. La joyería incluía relojes de las marcas Rolex y Patek Phillipe incrustados de diamantes, un collar, anillos y gemelos, entre otros artículos. El informe dice que algunos de los regalos fueron entregados a personal del gobierno que actuaba en nombre de Bolsonaro durante viajes internacionales.

The Associated Press reportó la imputación contra Bolsonaro el jueves, con base en información proporcionada por dos fuentes al tanto de la investigación, pero la revelación del informe permite dar un panorama completo a las acusaciones.

El procurador general de Brasil, Paulo Gonet, examinará el informe policial y decidirá si presenta cargos y lleva a Bolsonaro a juicio.

La joyería hubiera estado libre de impuestos si hubiera sido un regalo de Arabia Saudí a la nación brasileña, pero no era para que Bolsonaro se la quedara. Más bien hubiera sido añadida a la colección presidencial.

En su informe, la policía señaló que la familia de Bolsonaro tuvo “ingresos obtenidos a través de la venta ilegal de la joyería”. La investigación halló que el expresidente tomó los fondos sin usar el sistema bancario de Brasil con el fin de ocultar su origen.

En una conferencia conservadora el sábado en el sur de Brasil en la que dio su primer discurso público luego de que las acusaciones salieran a la luz, el excapitán del ejército de 69 años de edad no se refirió al asunto. Pero él y sus abogados han negado previamente haber cometido un delito en relación con el caso, así como con otras de sus acciones que están siendo investigadas.

El presidente argentino Javier Milei, uno de los aliados de Bolsonaro, acusó a Brasil de promover una cacería de brujas jurídica contra el exmandatario.

Otra imputación en marzo acusaba al exgobernante de falsificar su certificado de vacunación contra el COVID-19. Bolsonaro también es objeto de una investigación sobre un posible involucramiento en incitar una revuelta en la capital Brasilia en enero de 2023, con la cual se pretendía derrocar a Lula.

El informe policial desprecintado el lunes acusa formalmente a otras 10 personas, incluidos dos de los abogados de Bolsonaro, un general retirado del ejército y un exministro de Energía de su gobierno.

El documento relata una conversación entre Bolsonaro y un exasesor para insinuar que el líder brasileño estaba al tanto de que parte de la joyería en cuestión iba a ser subastada en Estados Unidos. La Policía Federal dijo que en el teléfono de Bolsonaro había otras referencias a Fortuna Auction, la compañía de subastas.

La policía indicó que un segundo paquete de joyería de lujo incautado en la Aduana también estaba dirigido a Bolsonaro, cuyo gobierno efectuó repetidos intentos para lograr que fuera liberada. El entonces presidente recibió el paquete el 29 de noviembre de 2022, señaló el informe.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG