Enlaces para accesibilidad

Cambio y diversificación de producción: la alternativa de Apple ante la guerra comercial


Las compañías tecnológicas como Apple están atrapadas en el fuego cruzado de las fricciones comerciales entre EE.UU. y China y enfrentan la amenaza de fuertes impuestos punitivos en sus productos hechos en China con destino a EE.UU.

La gigante tecnológica estadounidense Apple les pidió a sus principales proveedores, principalmente fabricantes de Taiwán basados en China, que consideren mover entre el 15 y el 30% de su producción fuera de China para evitar el aumento de los aranceles impuestos a las exportaciones con destino a EE.UU.

La migración de producción, que según analistas ya está en curso, dañará el margen de ganancias de la gigante tecnológica, pero también lleva a pérdidas masivas de trabajos en China.

Agregan que este cambio también ha ocurrido en el último año con otros proveedores tecnológicos basados en China y la tendencia continuará si la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo continúa escalando.

“Durante el año pasado, a mi entender, fabricantes en el sector de la información (tecnología), por ejemplo, proveedores (taiwaneses basados en China) de computadoras personales o electrónica de consumo se han movido más rápido que los fabricantes de teléfonos y han reubicado (parte de) sus líneas de ensamblaje fuera de China”, afirma Sean Kao, gerente sénior de investigación en IDC Taiwán sobre la investigación de ensamblaje de hardware en todo el mundo.

Atrapados en el fuego cruzado

Las compañías tecnológicas como Apple están atrapadas en el fuego cruzado de las fricciones comerciales entre EE.UU. y China y enfrentan la amenaza de fuertes impuestos punitivos en sus productos hechos en China con destino a EE.UU.

A principios de este mes, el presidente de EE.UU. Donald Trump dijo que decidirá si golpear a China con más aranceles en otros 300 mil millones de dólares en bienes chinos después que se reúna con el presidente chino Xi Jinping en el G-20, a finales de esta semana.

Citando fuentes anónimas chinas, la Nikkei Asian Review reportó la semana pasada que Apple está planeando un cambio de producción para evitar la amenaza. Según el reporte, Apple les ha preguntado a sus principales ensambladoras de iPhone, incluyendo Foxconn Technology, Pegatron y Wistron, que evalúen el costo de mover sus líneas de ensamblaje, que fabrican iPhones con destino a Estados Unidos en China, a otros países del sudeste asiático.

Apple no ha comentado públicamente sobre el reporte.

Wistron y Foxconn ya han hecho algunos progresos, creando fábricas en Bangalore y Chennai respectivamente, India. Pero Kao afirma que esos movimientos tocan más el mercado indio.

El presidente de Foxconn Terry Guo también ha dicho que de surgir la necesidad de ajustar las líneas de producción, su compañía ya tiene suficiente capacidad fuera de China para cumplir con la petición de Apple en el mercado estadounidense.

Pegatron también está preparándose para establecer líneas de ensamblaje en Indonesia, agregó Kao.

Países vecinos como India, Vietnam, Indonesia y Vietnam están cosechando los beneficios de los cambios de producción de los proveedores de las gigantes tecnológicas. Foto: AP.
Países vecinos como India, Vietnam, Indonesia y Vietnam están cosechando los beneficios de los cambios de producción de los proveedores de las gigantes tecnológicas. Foto: AP.

Diversificación de producción

Esta diversificación en los sitios de producción dará a los fabricantes la flexibilidad de ensamblar los iPhones con destino a EE.UU. fuera de China cuando sea necesario, afirma Liu Meng-chun, director del Instituto de Investigación Económica Chung-Hua, CIER por sus siglas en inglés, en la división de China continental en Taipei.

Países vecinos como India, Vietnam, Indonesia y Vietnam están cosechando los beneficios, indicó.

En los primeros cinco meses de este año, por ejemplo, las exportaciones de Taiwán con destino a EE.UU. registraron un crecimiento interanual del 15%.

Las estadísticas de la Oficina del Censo de Estados Unidos muestran que las importaciones provenientes de Vietnam aumentaron un 40,2% interanual en el primer trimestre de 2019.

China, por otro lado, está siendo perjudicada por el cambio, agregó.

“El impacto más grande y significativo es para los empleados chinos. Ha habido pérdidas masivas de trabajos y China está enfrentando un problema de crecimiento de desempleo, aunque las autoridades no lo digan claramente”, aseguró Liu.

China dijo la semana pasada que su índice de desempleo se mantiene estable con el sector servicio contribuyendo con una mayor participación en el mercado laboral el año pasado.

Según los datos gubernamentales, el índice de desempleados urbanos se mantuvo estable en 5%, todavía por debajo del objetivo anual de alrededor de 5.5% establecido para 2019.

¿Pérdidas de trabajo?

Pero menos trabajos y salarios más bajos ya se están sintiendo por la industria exportadora china mientras las fábricas reducen su tamaño, reducen las horas extras y se reubican en el extranjero.

Esto se espera que afecte el objetivo de largo plazo de China de contar con el consumo interno para impulsar la economía mientras el poder adquisitivo de los 280 millones de trabajadores migrantes de la nación sentirá la presión.

Además, la pérdida de clientes estadounidenses que piden productos de mejor calidad puede significar que la industria de exportación china esté menos motivada para ascender en la cadena de valor, al tiempo que los consumidores locales son más sensibles al precio, indicó Liu.

Kao afirmó que todavía es muy temprano para decir.

Hasta el momento, solo líneas de ensamblaje de gama baja están siendo reubicadas en el extranjero, indicó, agregando que solo cuando líneas de producción de mayor valor agregado se muevan, China verá un mayor impacto.

Ambos analistas dicen que incluso si el costo de fabricación ha aumentado significativamente, proveedores solo se reubicarán en el extranjero para lugares donde problemas de entrenamiento laboral, de logística y la agrupación de industrias de apoyo en esa ubicación ya hayan sido abordados.

Incluso si lo ocurre lo peor, China puede que todavía encuentre oportunidades. Según Kao, los mejores talentos pueden ser despedidos por las compañías estadounidenses que se mudan, pueden ir a trabajar para las empresas locales y ayudar a impulsar la capacidad de innovación de los rivales locales.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG