Enlaces para accesibilidad

¿Qué ha pasado a cuatro meses de la entrada en vigor del bitcóin en El Salvador?


Algunos negocios salvadoreños como Jungle, en la playa La Libertad, ofrecen descuentos de hasta el 50 % a los clientes que paguen con la criptomoneda. Foto Karla Arévalo, VOA.

En septiembre de 2021, El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en adoptar el bitcóin como moneda de curso legal después del dólar. En las calles, su uso sigue siendo limitado.

El bitcóin apareció de repente en las conversaciones de los salvadoreños a principios de junio del 2021, cuando el presidente Nayib Bukele anunció que la criptomoneda se convertiría en una moneda legal. Las primeras reacciones fueron: ¿Es dinero electrónico? ¿Por qué su uso es obligatorio en las empresas o negocios?

La Ley Bitcóin fue aprobada el 8 de junio de 2021 y obliga a los empresarios o comerciantes a aceptar la criptomoneda como medio adicional de pago. Algunos se han negado a cumplirla, porque desconocen su funcionamiento. Otros, como las grandes empresas o aquellos que sí están familiarizados con las criptomonedas se decidieron a usarla.

Pero los renuentes no han tenido otra opción, pues dicen desconocer cómo funciona la criptomoneda, y la falta de herramientas, como teléfonos inteligentes o internet, también les ha impedido adoptarla como medio de pago.

Ingrid Beatriz vende ropa y zapatos en El Tunco, una playa de La Libertad a 11 kilómetros (7 millas) de El Zonte, donde dio inicio el bitcóin meses antes de que se implementara legalmente en El Salvador. Pese a que la distancia entre ambas playas no es extensa, el bitcóin no ha llegado con la misma fuerza, ni a El Tunco ni a la capital.

“Lastimosamente lo que cobramos en bitcóin se perdió. Es como si nos lo hayan robado. (…) Muchas personas dijeron que esto iba a ir creciendo, que iba a subir, pero honestamente fue una mentira”, explicó Beatriz a la Voz de América.

Ingrid Beatriz, vendedora en playa El Tunco, La Libertad.
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:16 0:00

La situación de Ingrid es algo que sucede en la mayor parte de los negocios medianos y pequeños que no están familiarizados con el funcionamiento de la criptomoneda. Ingrid no sabía cómo congelar el dinero y por ello, cuando la criptomoneda cayó en su valor, perdió las ganancias que había adquirido en las ventas.

“Uno a veces, lo poco que gana lo quiere incrementar, pero salimos perdiendo. Perdimos lo que teníamos en ‘Chivo’. (…) Nosotros les decimos a los clientes que si andan efectivo les podemos vender y si no es opcional si quieren comprarnos o no”, agregó.

Algunos medianos y pequeños negocios de El Salvador, como este bazar, prefieren aceptar solo dólares, pues la falta de información sobre el bitcóin y también de herramientas les ha generado pérdidas al experimentar con la criptomoneda. Foto Karla Arévalo,
Algunos medianos y pequeños negocios de El Salvador, como este bazar, prefieren aceptar solo dólares, pues la falta de información sobre el bitcóin y también de herramientas les ha generado pérdidas al experimentar con la criptomoneda. Foto Karla Arévalo,

"Chivo" es el nombre de la billetera electrónica gubernamental de bitcóin en El Salvador. La instalación de cajeros y casetas de “Chivo” tuvieron un costo de 23,3 millones de dólares, pero el funcionamiento de la aplicación ha provocado las quejas de algunos usuarios como Ingrid.

“Chivo” empezó a fallar el 7 de septiembre cuando fue lanzada oficialmente: al inicio no aparecía disponible para su descarga; luego, los usuarios denunciaron suplantaciones de identidad por cobrar 30 dólares en bono que el gobierno había ofrecido a quienes se suscribieran a la aplicación. Ahora, las quejas están relacionadas a transacciones desconocidas o fallidas.

Aunque el Gobierno no ha hablado sobre las fallas, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, dijo a mediados de enero que cuatro millones de usuarios utilizan la billetera estatal, y que la adopción de la criptomoneda ha ayudado a atraer inversión extranjera.

Luis Grande es propietario de Jungle, un restaurante en la playa El Tunco, En una entrevista con la VOA explicó que el 25 % de los pagos en el negocio son en bitcóin.

Luis Grande, propietario de restaurante Jungle.
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:56 0:00

“En la playa ha incrementado mucho la afluencia de turistas gracias al bitcóin. En los últimos cinco meses ha crecido más. La mayoría son extranjeros, pero hemos tenido también buena parte de salvadoreños que se están involucrando en esto”, dijo.

Pese a que él es un entusiasta de la criptomoneda, reconoce que no todos los comerciantes a su alrededor lo ven como una ventaja.

A unos metros de Jungle, se encuentra el hotel y restaurante “Mamaguaya”. El comercio prefiere no recibir pagos en bitcóin porque la afluencia de bitcoiners es poca.

“Si acaso vienen dos personas al mes (de un promedio de 600 clientes) diciendo que si se puede pagar con bitcóin. Pero si llegara la casualidad que bastantes personas hicieran esa petición, entonces nosotros vamos a adoptar la criptomoneda. No es rechazo a la criptomoneda, es que los clientes no lo han pedido”, dijo Emerson Adrián, encargado del hotel.

Emerson Adrián, encargado de hotel Mamaguaya.
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:03 0:00

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) publicó en diciembre de 2021 los resultados de una encuesta sobre el uso del bitcóin como medio de pago. El 17 % de los consumidores entrevistados hizo al menos una transacción en bitcóin en octubre. En noviembre fue de 16 %. El resto prefiere pagar en dólares.

Iván Patiño es el dueño de “Surfos”, un bar y agencia de viajes que acepta bitcóin dependiendo de las necesidades del negocio. “De repente sí lo podemos utilizar y de repente no es viable. Nosotros somos empresas pequeñas y muchas veces necesitamos el flujo de cash inmediato. Si la necesidad de efectivo es urgente solo tomamos efectivo (dólares)”, dijo a VOA.

Entre el 85 % y el 90 % de los clientes de Surfos prefiere pagar en dólares o con tarjetas de crédito o débito.

Ivan Patiño, propietario de bar y agencia de viajes Surfos.
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:50 0:00

El gobierno salvadoreño es el más entusiasta

Enero no fue el mejor mes para los inversionistas de bitcóin. En solo dos meses, la criptomoneda perdió la mitad de su valor: de 68.000 dólares por bitcóin pasó a 33.000.

Pero el mandatario salvadoreño vio la caída como una oportunidad para comprar 410 bitcoines más. El gobierno de El Salvador ha comprado en los últimos 1.800 bitcoines por 86 millones de dólares.

Esas decisiones financieras son consideradas riesgosas para calificadoras como Moody’s, que ya advirtió al país centroamericano un mayor riesgo para su deuda pública en caso de seguir comprando bitcóin.

Los cajeros para comprar bitcóin se han vuelto parte de la implementación de la criptomoneda en El Salvador. Foto Karla Arévalo, VOA.
Los cajeros para comprar bitcóin se han vuelto parte de la implementación de la criptomoneda en El Salvador. Foto Karla Arévalo, VOA.

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque reconoció “la fuerte recuperación de la demanda externa" de El Salvador, instó al gobierno a eliminar el bitcóin como moneda de curso legal en medio de una negociación por 1.300 millones de dólares para afrontar el déficit de las finanzas públicas.

“Nosotros hemos tenido conversaciones con el FMI y otros organismos multilaterales para mostrar la metodología bajo la cual funciona el sistema cripto y creo que han quedado totalmente convencidos de que El Salvador estamos siguiendo todos los pasos para realizar la debida diligencia para todas las operaciones con criptomonedas”, dijo el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya a finales de enero.

Problemas con Chivo Wallet

La compañía encargada de desarrollar la Chivo Wallet y de fabricar cajeros automáticos de criptomonedas para El Salvador, Athena Bitcoin, dio aconocer recientement que entabló una demanda contra su exdirector de tecnología, Sean Overton, por supuestamente sabotear las relaciones comerciales que la empresa sostenía con la Administración Bukele.

Athena afirmó que Overton “contrató personal no calificado y violó los acuerdos de confidencialidad” al revelar a El Salvador que la compañía “luchó con problemas de software que ellos podrían ayudar a solucionar si el país aceptaba contratarlos”.

Además, Overton se habría negado a finalizar el software que estaba desarrollando sin firmar un contrato adicional. Athena asegura que la forma en la que actuó Overton le causó daños financieros y de reputación.

El Salvador por su parte emitió un comunicado de prensa en el que revela que la empresa estadounidense Alphapoint proveerá el soporte tecnológico para solucionar diversos problemas con el monedero Chivo Wallet.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG